null: nullpx
Cáncer

El cáncer de mama en hombres es una rareza pero ocurre: explicamos los síntomas tras el diagnóstico al papá de Beyoncé

En el mes de concientización de esta enfermedad, el productor musical se atrevió a compartir su diagnóstico con ánimos de inspirar a otros a no sentirse avergonzados y a estar atentos a los síntomas.
16 Oct 2019 – 1:00 PM EDT

Una diminuta mancha de sangre recurrente en sus camisas y sábanas fue la primera señal de alarma de que algo no estaba bien para Mathew, el padre de la cantante Beyoncé Knowles. Luego de que un fluido con sangre saliera de sus pezones al apretarlos supo que debía llamar a su médico, contó en una entrevista con Good Morning America. El diagnóstico llegó después de la mamografía: cáncer de seno, una enfermedad que afecta a unos 2,670 hombres y mata a 500 al año en Estados Unidos.

Que un hombre tenga cáncer de seno es una rareza –representa el 1% de los diagnósticos en total y la probabilidad de tenerlo es de 1 en 833– pero ocurre.

“Muchas personas no caen en cuenta de que los hombres también tienen tejido mamario”, explica la Asociación Estadounidense de Cáncer en su web.

Por eso, la comunidad médica insta a todos los hombres a hacerse un chequeo si llegan a presentar síntomas como los de Knowless u otros como sentir un bulto en el pecho o tener cambios en la piel en esa zona o en el pezón.


El problema es que muchos ni siquiera saben que esto ocurre o simplemente se avergüenzan de ir a hacerse una mamografía por un tema de género: sienten que es algo demasiado femenino. Las campañas de prevención del cáncer de seno tan enfocadas en las mujeres –siempre tan rosadas– tampoco ayudan.

No se trata de una simple creencia. En un estudio realizado por la Universidad de Colorado, 43% de los hombres encuestados dijo que cuestionaría su masculinidad si fuera diagnosticado con cáncer de seno y 80% admitió que ni sabía que era posible desarrollarlo.

Todo esto se convierte en una traba para la detección temprana, que es determinante para el pronóstico. Una investigación reciente publicada en el Journal of the American Medical Association concluyó que la mortalidad del cáncer de seno en hombres, es mayor que para las mujeres.

Una barrera semántica

Para Knowles, el mero nombre de la enfermedad cáncer de seno ya es un obstáculo. “Háganlo más fácil, esa es la barrera para los hombres, no pueden superar esa palabra”, insistió durante la entrevista en la que propuso que se le llame cáncer de pecho y no de seno.

Al igual que muchos otros hombres, tuvo dificultades para asimilar el diagnóstico: “De todas las cosas que podía tener, por qué habría de tener esta”, contó acerca del momento en que recibió la noticia.

También aclaró que la única razón por la que estaba familiarizado con el tema –y que le permitió intuir de antemano que podría necesitar una mastectomía– fue el haber trabajado como vendedor de equipos médicos en los ochenta y el que varias mujeres de su familia hubieran tenido cáncer de seno.

El no demorar la prueba jugó a su favor: el cáncer estaba en etapa 1. Ese mismo mes se hizo una mastectomía.


Se hereda

Pruebas médicas revelaron que Knowles era portador de una mutación del gen BRCA2 que aumenta el riesgo de algunos tipos de cáncer, entre ellos el de seno. Es uno de los factores de riesgo del cáncer de seno en hombres, junto a la presencia de altos niveles de estrógeno y exposición a la radiación.

“La historia familiar es extremadamente importante para el cáncer de seno masculino”, explica la doctora Alice Police en un artículo publicado por el diario The New York Times.

Como existe la posibilidad de que sus dos hijas de Knowles hayan heredado esa mutación, el manager y productor musical de 67 años les ha pedido que se hagan la prueba: “Tienen un riesgo mayor de cáncer de seno y de cáncer de ovario y también mis nietos”.


Aunque la operación fue satisfactoria, Knowles se someterá a una segunda mastectomía preventiva en enero para mitigar el riesgo y se hará mamografías de control cada seis meses.

De ahora en adelante, se ha propuesto crear conciencia sobre el cáncer de seno masculino. “Los hombres quieren mantenerlo escondido porque nos sentimos avergonzados, pero no hay razones para eso”.

Más allá de un asunto personal, el mantenerlo oculto y el que sea tan poco frecuente ha hecho que las opciones de tratamiento sean más escasas para los hombres por falta de evidencia científica. Este año la FDA emitió un llamado a los investigadores para que incluyan a más pacientes masculinos en los ensayos clínicos de nuevos tratamientos para el cáncer de seno.

El diccionario de mujeres con cáncer de mama que celebra la vida

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Cáncer Estados UnidosFDA
Publicidad