null: nullpx
Enfermedades

Confirman que Cameron Boyce tuvo una muerte repentina por epilepsia: explicamos por qué esas convulsiones pueden ser mortales

El Departamento de Medicina del condado de Los Ángeles confirmó que el actor de 20 años Cameron Boyce, fallecido hace casi un mes, sufrió una "repentina e inesperada muerte por epilepsia", una complicación que cuesta la vida a una de cada mil personas con esta enfermedad.
Publicado 14 Jul 2019 – 5:26 PM EDT | Actualizado 31 Jul 2019 – 1:48 PM EDT

El forense del Departamento de Medicina del Condado de Los Ángeles determinó este martes que la causa del fallecimiento del actor Cameron Boyce, hace casi un mes, fue una muerte repentina e inesperada por epilepsia", según un comunicado reseñado por la revista People.

"El 8 de julio se realizó una autopsia, la causa y la forma de la muerte fueron diferidas. Después de pruebas adicionales, se determinó que la causa del deceso fue muerte súbita inesperada por epilepsia. La muerte de la estrella fue certificada como natural", concluyó el forense en el informe publicado por los medios.


Tras la muerte del actor que se dio a conocer a través de Disney Channel, la familia adelantó en un comunicado que “la trágica muerte de Cameron se debió a una convulsión resultado de un problema médico recurrente, y este problema es epilepsia”.

Respondemos algunas dudas sobre la epilepsia y sobre SUDEP (Sudden Unexpected Death in Epilepsy), el acrónimo en inglés de la muerte súbita e inesperada entre personas con epilepsia que costó la vida a Boyce.

Qué es la epilepsia

El término deriva del griego epilambaneim, que significa “pillar por sorpresa” y se refiere a un conjunto de enfermedades que se manifiestan por crisis epilépticas causadas por un problema en el cerebro. Generalmente, una crisis epiléptica se desencadena por un exceso de actividad eléctrica de un grupo de neuronas (células cerebrales) hiperexcitables y puede afectar a funciones como el movimiento o el comportamiento, o al nivel de conciencia (la noción de lo que sucede alrededor de uno).

Las crisis generalmente duran apenas unos segundos o unos minutos, después de los cuales finaliza y el cerebro vuelve a funcionar con normalidad. El tipo de convulsión depende de la parte del cerebro afectada y la causa de la epilepsia.

La International League Against Epilepsy (ILAE) clasificó recientemente la epilepsia como una enfermedad, en lugar de un trastorno, para transmitir mejor la idea de que es una condición médica seria.

La causa se desconoce en un 50% de los casos, apunta Ramses Ribot, profesor de neurología con especialidad en epilepsia de la Universidad de Miami, pero puede derivar de una lesión en el cerebro como un tumor o un accidente cerebrovascular.

Qué es SUDEP

Estudios sugieren que cada año se registran 1.16 casos de muertes repentinas (SUDEP) por cada 1,000 personas con epilepsia, según los CDC, aunque los estimados exactos varían. Este término excluye las muertes relacionadas con causas externas, como ahogamiento o accidente de auto durante una convulsión.

De acuerdo con los CDC, lo más importante para reducir el riesgo es tomar los medicamentos que les recetaron, así como evitar los disparadores de convulsiones, como el alcohol o la falta de sueño.

Los científicos no están seguros de qué causa SUDEP. La víctima a menudo aparece en la cama, boca abajo, y no se sabe con seguridad si la persona ha tenido una convulsión ya que se estima que solo hay signos o testigos en una tercera parte de los casos.

Los problemas respiratorios o alteraciones del ritmo del corazón que pueden producirse durante una convulsión podrían dar lugar a la muerte súbita. Lo que sí se sabe es que SUDEP es más común en personas que tienen epilepsia no controlada. Las personas que tienen tres o más consulsiones por año son 15 veces más propensos a morir por esta causa.

¿Tiene cura la epilepsia?

El 70% de las personas afectadas pueden controlar los ataques con medicamentos, señala Ribot. Para una tercera parte de los pacientes, apunta este experto, las medicinas no servirán. Algunos de ellos pueden beneficiarse de cirugía, que puede efectuarse de forma tradicional o bien con una nueva técnica que consiste en el uso de láser para "quemar" esa parte del cerebro que causa las crisis, señala Ribot.

Esta operación tiene la ventaja, explica el doctor, de una recuperación mucho más rápida. Por otra parte, los pacientes que no son candidatos a esta cirugía pueden optar por la neuromodulación, que es similar a llevar un marcapasos pero implantado en diferentes áreas del cerebro para controlar las crisis.

"Mi hijo. Justo unas pocas horas antes de que fuera arrebatado de nuestras vidas", escribió el padre de Boyce el miércoles en un post de Instagram en el que compartió la última fotografía que tomó a su hijo . "Le echo de menos terriblemente. Espero que nadie tenga que sentir la agonía que experimento pero nadie es inmune a la tragedia. La cantidad de amor y apoyo que nuestra familia continúa recibiendo es tan bella y apreciada. Gracias por ayudarnos en medio de la peor situación posible".

Qué no es la epilepsia

No es contagiosa (sus causas son variadas, pero nunca por contagio), ni un problema psicológico. Una epilepsia no convertirá a una persona en enfermo mental. Es un problema físico derivado de un exceso esporádico de actividad eléctrica en un grupo neuronas.

¿Puede trabajar una persona con epilepsia?

Las personas con esta condición tienen las mismas habilidades e inteligencia que las demás. Algunos padecen graves crisis que les imposibilitan llevar una vida normal; otros tienen carreras exitosas y productivas, como fue el caso de Boyce.

¿Cambia la apariencia física?

No. En algunas crisis epilépticas se produce una contracción de todos los músculos, que vuelven a su estado normal al terminar el episodio.

¿Es hereditaria?

Es muy difícil heredar la epilepsia. La probabilidad de que un hijo de una persona con epilepsia tenga también epilepsia es muy baja.

Un día en la vida de Alfie Dingley, el niño inglés de siete años que sigue un tratamiento para la epilepsia a base de cannabis medicinal

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:EnfermedadesSalud Mental
Publicidad