México se enfrentará a la ronda más “crítica” en la negociación del NAFTA

Canadá y México se habían opuesto a las propuestas de EEUU, pero ante las amenazas de Donald Trump, ambos países podrían ser más flexibles.
23 Ene 2018 – 7:04 PM EST

CIUDAD DE MÉXICO.- Representantes de Canadá, Estados Unidos y México iniciarán este martes la sexta ronda de negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), la cual fue descrita por la delegación mexicana como “crítica” ante la posibilidad de que Washington presente una carta de retiro del acuerdo comercial.

En las anteriores mesas de negociación, Canadá y México formaron un frente y se habían opuesto totalmente a las propuestas de EEUU, tales como la cláusula para revisar el NAFTA cada cinco años y el cambio a las reglas de origen, que permitiría fabricar más automóviles en territorio estadounidense.


Sin embargo, a inicios de enero varias fuentes canadienses informaron a la agencia Reuters que el presidente Donald Trump podría usar una táctica legal: presentar una carta de retiro del NAFTA que no dejaría a EEUU totalmente fuera del acuerdo, pero que colocaría sus aranceles bajo los niveles acordados en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Ante esa amenaza que se asoma en esta nueva ronda, que se realizará del 23 al 29 de enero en Montreal, los negociadores de Canadá y México se mostrarán más flexibles a las propuestas de Trump, quien ha declarado que el NAFTA es extremadamente injusto para Estados Unidos y sus trabajadores.

Las propuestas que se podrían aceptar serían las relacionadas con las reglas de origen y el apartado de resolución de disputas, dijeron fuentes a Reuters.

Las negociaciones de este martes, se darán apenas horas después de que el presidente Donald Trump anunciara aranceles a la importación de lavadoras y de paneles solares para beneficiar a los productores nacionales. Como reacción casi inmediata, la Secretaría de Economía de México criticó la decisión y aseguró que utilizaría "todos los recursos legales para que Estados Unidos cumpla con sus obligaciones internacionales" sobre esta materia contempladas en NAFTA.

México, abierto a aceptar condiciones de EEUU

El secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo este lunes que la ronda será “crítica”, pues algunos capítulos del NAFTA deben ser concretados para poder avanzar.

México había sido cauteloso en sus declaraciones, pero a principios de enero, Guajardo comentó que el país está abierto a aceptar las condiciones de EEUU, haciendo énfasis en las reglas de origen.

“La solución es, sin duda, una regla de origen reforzada en el contenido automotriz regional”, dijo el funcionario mexicano.

Canadá estaría también abierta a las negociaciones, aunque “luchará” por sus intereses.

"Tenemos áreas por las que vamos a luchar, pero eso no significa que no podamos ser creativos, ágiles y listos", dijo una fuente canadiense a Reuters.

La negociación en las reglas de origen es vital, pues Estados Unidos ha insistido en que se produzcan más automóviles en su territorio, y demandó elevar el umbral mínimo del contenido regional en los vehículos de 62.5% a 85%.

El pasado 19 de enero, la agencia Reuters realizó un sondeo entre 45 expertos de los tres países, que en su mayoría opinaron que el NAFTA será renegociado con éxito.

¿Cómo sería el comercio entre México y EEUU sin el NAFTA?

La Secretaría de Economía mexicana informó que de romperse el NAFTA, el comercio con Estados Unidos estaría sujeto a los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y su cláusula arancelaria de la Nación Más Favorecida (NMF), con ello el arancel promedio sería de 2.8%.

El gobierno mexicano ha recalcado que no se trataría de un escenario catastrófico, pues se calcula que 35% de las mercancías que intercambian México y EEUU estarían libres de impuestos.

Por su parte, el canciller mexicano Luis Videgaray reveló que actualmente 40% de exportaciones mexicanas se apegan al NAFTA, mientras que 51% de las exportaciones a Estados Unidos se realizan al amparo de las reglas de la OMC.

El 'plan b' de México

El gobierno mexicano sigue empujando un 'plan b' en caso que la renegociación del NAFTA no sea existosa, fortaleciendo la Alianza del Pacífico, la cual permite el libre comercio con Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur, entre otros.

Con los nuevos objetivos de política exterior, México intentará tener mejor relación con Argentina y Brasil, así como fortalecer su trabajo en el Triangulo Norte de Centroamérica, del que forman parte Guatemala, Honduras y El Salvador. Se prevé además modernizar el Tratado con la Asociación Europea de Libre Comercio y un nuevo acuerdo comercial con Reino Unido, tras el Brexit, la salida de Londres de la Unión Europea.

La Secretaría de Hacienda de México actualmente busca nuevas medidas arancelarias ante una contingencia. Además, este lunes 11 países, entre ellos México, iniciaron las reuniones en Tokio para consolidar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

En fotos: Entre cumbres y protestas, la historia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA)

Loading
Cargando galería
Publicidad