null: nullpx
Reforma Migratoria

La comunidad inmigrante lamenta haberse quedado fuera del primer debate presidencial

Si bien los candidatos no tocaron el tema, Trump aprovechó la ocasión para atacar a los indocumentados y Clinton citó el caso de la ex Miss Universo Alicia Machado quien recibió ataques del magnate en el pasado, se hizo ciudadana y votará en noviembre.
27 Sep 2016 – 2:06 PM EDT

Apenas finalizó la noche del lunes el primer debate presidencial entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, la comunidad latina lamentó que el tema migratorio haya sido excluido de la discusión.

“Es una pena que uno de los temas más importantes para los estadounidenses, la inmigración, no haya sido tratado de una manera más seria”, dijo a Univision Noticias Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA).

Los candidatos no hablaron específicamente del tema migratorio en los 90 minutos del debate realizado en la Universidad Hofstra, en Long Island, Nueva York. “Ambos fallaron en este aspecto”, agregó Cabrera, aunque hizo hincapié en que el magnate, en algunos momentos durante el cara a cara con Clinton, “menospreció a los inmigrantes otra vez”.

Las veces citadas por Cabrera se refieren a un par de momentos cuando el empresario neoyorquino se refirió a los inmigrantes al hablar sobre problemas raciales. "Tenemos pandillas en las calles y en muchos casos son de inmigrantes ilegales que matan gente", dijo Trump.

Casi al final del debate, Trump mencionó datos de un informe de la oficina del auditor interno del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), relacionado con el otorgamiento de más de 800 ciudadanías a extranjeros con orden de deportación. También dijo que al país estaban entrando inmigrantes ilegales de forma masiva.


Las posturas

El pasado 31 de agosto en Phoenix, Arizona, Trump dio a conocer un plan migratorio de 10 puntos con severas medidas para controlar la inmigración ilegal que incluyen redadas y deportaciones masivas, la creación de una fuerza nacional de deportación y otorgar poderes extraordinarios a las policías locales para que sus agentes arresten a extranjeros indocumentados.

También propone la construcción de un muro en la frontera con México que, dice, pagará ese país.

Clinton, por su parte, propone que en los primeros 100 días de su gobierno, si gana la elección de noviembre, enviará al Congreso un plan de reforma migratoria similar al aprobado por el Senado el 27 de junio de 2013, que incluye un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados.

Pero anoche la candidata demócrata no habló de su plan. “Solo realzó el hecho que una inmigrante se hizo ciudadana y votará en noviembre”, dijo Cabrera.

La ciudadana es la exMiss Universo venezolana Alicia Machado, quién según la demócrata Trump llamó "Miss cerdita" y "Miss empleada doméstica" solo por ser latina. "Donald, ella tiene un nombre. Su nombre es Alicia Machado. Y ella se ha convertido en ciudadana de Estados Unidos y puedes apostar que va a votar en noviembre", puntualizó la candidata.


Trump reafirmó su postura

Pero algunos analistas apuntan que la ausencia del tema en el debate reafirma la postura de los candidatos. “El tema fue mencionado por Trump en su primera oración. Eso significa que lo mantiene como el tema central de su mensaje, su estrategia y su campaña”, dice Roberto Izurieta, director del programa sobre América Latina y campañas políticas de la Universidad George Washington.

“Sus tres temas principales son político vs no político, comercio e inmigración”.

Izurieta agrega que Clinton “no tiene por qué repetir” su postura y su propuesta sobre inmigración, porque se trata “de uno de los temas centrales de la campaña”, y que sin duda será “uno de los temas centrales de su gobierno”.

“El punto es si podrá” (llevarlo a cabo), plantea. “Y para eso los demócratas necesitan ganar no solo la Casa Blanca, sino el Senado”.

Por ahora los republicanos controlan ambas cámaras del Congreso y los pronósticos indican que es poco probable que los demócratas arrebaten el control de la Cámara de Representantes. Pero el Senado está en veremos y de ello depende, en caso Clinton llegue a la Casa Blanca, que tenga opciones para discutir una reforma migratoria.


Faltan dos debates

Eliseo Medina, exvicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU) y un destacado activista a favor de una reforma migratoria que saque de las sombras a los más de 11 millones de indocumentados, dijo que “en el primer cara a cara no se tocó el tema pero van a tener que hacerlo” en los debates que siguen, programados para los días 9 y 19 de diciembre.

“De cualquier modo, no hay dudas en qué posición está Trump. No creo que cambie, no puede hacerlo, tiene que repetir lo que ya ha dicho. Si cambia a esta altura, le va a ir peor porque sus seguidores lo están presionando. Si repite su discurso pierde más con los inmigrantes, pero si se retracta pierde con sus seguidores. Trump ha creado la tormenta perfecta”, dice Medina.

Los comentarios de Medina son compartidos por Cristina Jiménez, directora ejecutiva de United We Dream. La activista agrega que “Clinton perdió la oportunidad de explicar su visión distinta a la que tiene Donald Trump sobre el tema migratorio. Debió haberlo hecho porque él lo hizo anoche”.

La campaña de Clinton dijo a Univisión que la decisión sobre las preguntas del primer debate presidencial fue hecha por los moderadores. Los republicanos no respondieron.

“Fue decepcionante que no se hayan formulado preguntas al respecto”, dijo Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice. “Sin embargo quedan por delante dos debates donde, esperamos, se hagan las preguntas correctas”, concluyó.

Lea también:

Más contenido de tu interés