null: nullpx
Redadas

Decenas de niños en Mount Pleasant, Iowa, dejan de ir a la escuela por miedo a redadas de ICE

La batida dejó un saldo de 32 inmigrantes indocumentados detenidos y ocurrió tres días antes del décimo aniversario de una de las mayores redadas de este tipo registradas en Estados Unidos.
11 May 2018 – 01:29 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los hijos de los 32 inmigrantes detenidos el 9 de mayo en la cementera Midwest Precast Concrete, ubicada en Mount Pleasant, Iowa, dejaron de ir a la escuela por miedo a nuevas redadas de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

“No van a la escuela, no quieren hablar con nadie, tienen miedo y no saben qué sucederá con ellos”, dice David Suárez, gerente de desarrollo de la Primera Comunidad de Unión de Crédito de Iowa, uno de los grupos que los atiende tras el operativo.

Hasta ahora los activistas que los atienden han contabilizado poco más de 30 niños afectados que no están yendo a estudiar. “Hicimos una encuesta, pero casi la mitad de las familias impactadas no participaron. El miedo es generalizado”, añade Suárez.

“Los agentes federales, apoyados por la policía, llevaban una orden de detención para 22 personas a quienes acusaban de suplantación de identidad. De esos 22, solo encontraron a 18, tal vez menos. Los otros detenidos eran personas que no pudieron demostrar que tenían papeles para trabajar legalmente en Estados Unidos”, agregó.

Entre los 32 arrestados hay 22 guatemaltecos, 7 mexicanos, 2 salvadoreños y 1 hondureño.

“El problema es que varios de ellos estaban en trámite de residencia por matrimonio con ciudadanos estadounidenses. Pero la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) todavía no les había aprobado el trámite y enviado el permiso de trabajo”, agregó el activista.

La batida de Mount Pleasant ocurre tres días antes del décimo aniversario de la redada de Postville, la mayor en su tipo registrada el 12 de mayo de 2008 durante el último año del gobierno del presidente George W. Bush y que dejó un saldo de 389 detenidos.

Cargando Video...
Un pueblo en Iowa en shock tras una redada masiva de ICE con 32 arrestados

Estela de miseria

La totalidad de las familias afectadas por la redada de ICE en Iowa quedaron desamparadas y dependen para su subsistencia de la ayuda de organizaciones y la comunidad de Mount Pleasant.

“Permanecen encerrados en sus casas. Apenas salen a comprar algunos alimentos, porque tampoco tienen dinero. Son familias que viven con el salario de los trabajadores detenidos en la redada. Son familias necesitadas”, señala Suárez.

El día de la redada muchos se enteraron de los arrestos una vez concluido el operativo.

“Estaba en mi clase y una de mis profesoras recibió una llamada sobre algunos de sus estudiantes y se puso a llorar”, cuenta el hijo de uno de los detenidos.

Profesores contaron que luego de recibir las llamadas sobre la redada, muchos estudiantes fueron a la planta para saber del paradero de sus padres. “Hubo mucho llanto”, dijo una maestra. “Ahora hay mucho dolor y miedo”.

Suárez dijo que la comunidad de Mount Pleasant está viviendo una situación “repentina e inesperada para la que nadie estaba preparado”.

Reunión y marcha

El Departamento de Justicia, de donde emanó la orden de captura que ejecutaron los agentes de ICE, dijo que los sospechosos arrestados permanecerán bajo custodia en espera de los procedimientos de deportación de Estados Unidos.

Suárez indicó que a algunos detenidos les fijaron fianzas de $10,000, “y estamos reuniendo fondos para pagarlas y que esperen la resolución de sus casos en libertad”.

El jueves, un día después de la redada, organizaciones, activistas y miembros de la comunidad se congregaron frente al Palacio de Justicia del condado de Henry, para pedir explicaciones a las autoridades sobre la redada y la participación de la policía local.

“El jefe de la policía fue interpelado por el pueblo”, dijo Suárez. “Fue muy valiente en dar la cara. Le preguntaron por qué inmigración llegó a la planta y había intervenido”.

El jefe de la policía de Mount Pleasant explicó que había una orden de detención para 22 personas por suplantación de identidad y por ese motivo tuvieron que actuar.

“Entendemos que la policía tuvo que cumplir con la ley”, dijo Suárez.

El diario Des Moines Register dijo que algunos comerciantes de Mount Pleasant contaron que la ciudad estás “un poco desgarrada” por la redada y anunciaron el lanzamiento de una campaña a favor de los inmigrantes.

El fantasma de Postville

El 12 de mayo de 2008 decenas de agentes federales, estatales y locales irrumpieron en una planta procesadora de carnes de Postville y arrestaron a 389 trabajadores indocumentados bajo cargos, entre otros, de robo de identidad, uso de documentos falsos para trabajar y no tener autorización para permanecer legalmente en Estados Unidos, a pesar de que la permanencia indocumentada es una falta de carácter civil no criminal.

Meses antes de esta batida, el entonces Consejo Nacional de La Raza, hoy en día UnidosUS, había advertido el impacto de las redadas en niños estadounidenses. Reportó que los hijos de lois trabajadores arrestados "padecen trastornos mentales serios, condiciones de pobreza y desarraigo familiar", y culpó al Congreso por estos daños que calificó de "irreparables".

Subrayó además que los niños afectados por las redadas del servicio de inmigración "no son inmigrantes, sino ciudadanos estadounidenses con plenos derechos" y advirtió que otros tres a cinco millones de menores podían correr la misma suerte en corto plazo.

La denuncia fue plasmada en el informe titulado Pagando el Precio: El Impacto de las Redadas de Inmigración Sobre los Niños en Estados Unidos, documento que reveló por primera vez los horrores que viven familias víctimas de leyes antiinmigrantes, donde los grandes damnificados son los más pequeños de la sociedad.

La organización defensora de los derechos de los inmigrantes dijo además que el error cometido por el Congreso, al no aprobar una reforma migratoria, causa daño a los niños y resaltó la incapacidad del organismo legislativo de lograr una solución al problema que plantean 11 millones de inmigrantes sin papeles en el país.

Comparte

Más contenido de tu interés