Proceso de Paz

Jefes de las FARC tramitan documentos de identidad oficiales luego de décadas de clandestinidad

En la embajada colombiana en La Habana les tomaron fotos, huellas dactilares y respondieron un cuestionario escrito. En el documento provisional, junto al nombre legal, se encuentra el alias.
10 Sep 2016 – 7:22 AM EDT

Rodrigo Londoño seguirá conservando su alias 'Timochenko'. Luciano Marín, lo mismo; en su documento de identidad aparecerá también como 'Iván Márquez'. En todo caso, que quienes han permanecido por décadas en el campo de batalla peleando contra el Estado colombiano tengan un documento oficial de identidad con sus nombres reales (y ficticios), indica cómo los acuerdos de paz en Colombia van tomando cuerpo.

Este viernes en La Habana, los líderes de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia acudieron a la embajada colombiana en La Habana para tramitar sus documentos de identidad, un primer paso hacia la legalidad después de varios años de vida clandestina usando pseudónimos, narró este viernes uno de ellos.

"Sonaba algo extraño. Durante décadas jamás requerí documento que me identificara. Me bastaba con revelar en cualquier escenario que era 'Gabriel Ángel', guerrillero de las FARC", dijo este viernes ese insurgente en una crónica sobre el suceso, firmada el martes

La legalización de los documentos de los miembros de las FARC forma parte del acuerdo de paz alcanzado en La Habana el 28 de agosto con el gobierno de Juan Manuel Santos.

Los primeros en entrar ante el equipo de la Registraduría que viajó a La Habana para esos trámites fueron los principales jefes: Rodrigo Londoño (alias 'Timoleón Jiménez', ' Timochenko') y Luciano Marín (alias 'Iván Márquez').

Les tomaron fotos, reseñaron sus huellas dactilares y respondieron un cuestionario escrito. Les entregaron documentos provisionales hasta que lleguen las cédulas oficiales fabricadas en Colombia.

En el documento provisional, junto al nombre legal, se encuentra el alias.

" Al parecer ya no inspiramos miedo, sino afán (de los funcionarios) por una foto con nosotros. Algo está cambiando, hay que reconocerlo", añade 'Gabriel Ángel'.

Después de casi cuatro años de negociaciones en La Habana, el gobierno y las FARC alcanzaron el histórico acuerdo de paz para terminar el conflicto armado de medio siglo, que dejó un saldo de al menos 260,000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

El pacto de La Habana, que será suscrito oficialmente el 26 de septiembre en la ciudad colombiana caribeña de Cartagena, deberá ser ratificado el 2 de octubre en un plebiscito para hacerse efectivo.

Lea también:


Publicidad