Proceso de Paz

Frente de las FARC dice que no entregará las armas y se apartará del acuerdo de paz en Colombia

A dos semanas de la firma del cese del fuego bilateral entre el gobierno de este país y el grupo insurgente para dar fin al conflicto armado, se conoce la oposición de esta célula guerrillera.
7 Jul 2016 – 10:38 PM EDT

Uno de los frentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunció que no entregará las armas y se separará del acuerdo de paz que el grupo guerrillero firmó con el Gobierno para acabar el conflicto armado más antiguo de América Latina, en la primera disidencia que se conoce al interior de esa guerrilla.

"Hemos decidido no desmovilizarnos, continuaremos la lucha por la toma del poder por el pueblo y para el pueblo; independientemente de la decisión que tomen el resto de integrantes de la organización guerrillera", señala el Frente Primero Armando Ríos -desde las montañas de la Amazonía colombiana- en un comunicado del que se han hecho eco medios locales este miércoles y del cual no se ha confirmado la fecha exacta de publicación.

En el documento aseguran que en las negociaciones de paz que mantienen el gobierno colombiano y las FARC desde finales del 2012, "pretenden hacer una reforma agraria de mentira" y que no comparten "los castigos para los revolucionarios".

Esta decisión de los insurgentes se conoció casi dos semanas después de que se f irmó en Cuba un cese del fuego bilateral, un histórico pacto que marca el fin de la confrontación armada y los deja a un paso de un acuerdo final.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos hizo referencia al tema este miércoles durante un evento en el departamento del Guaviare -donde opera principalmente este frente-."Alguien me decía que el Frente Primero de las FARC tenía dudas o algunas personas tienen dudas de si acogerse a este proceso de paz o no. Que de pronto algunos iban a continuar y no se iban a acoger al proceso de paz", señaló el mandatario.

Santos dijo que aprovechaba para enviarles un mensaje y advirtió que "cualquiera que tenga alguna duda, que mejor la deje a un lado y se acojan, porque es la última oportunidad que tienen para cambiar de vida. Porque de otra forma terminarán –se los aseguro– en una tumba o en una cárcel".

Los rebeldes enfatizan en su comunicado: "Morir Sí. Traición, No. Vamos todos contra la Oligarquía. Luchamos Para Vencer No para ser vencidos (sic)".

El mandatario colombiano alertó que de ser esta la posición, serán duramente combatidos por el Ejército, por lo que recalcó: "El poder de nuestras fuerzas (armadas) se concentrará en quienes se queden por fuera de este proceso".

Esta célula, que estaría integrada por no más de 100 guerrilleros, es conocida por ser la que mantuvo secuestrados a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, a tres contratistas estadounidenses y a varios efectivos de las fuerzas militares que fueron rescatados por el Ejército en un operativo sin disparos en julio del 2008.

Los insurgentes agregaron en su mensaje escrito que respetarán "la decisión de quienes desistan de la lucha armada, dejen las armas y se reincorporen a la vida civil" y que no los considerarán enemigos. Además, invitan a todos los que tampoco estén de acuerdo con la desmovilización que unan esfuerzos para continuar unidos como organización.

RELACIONADOS:Proceso de PazColombiaAcuerdosFARCGuerras
Publicidad