Proceso de Paz

El Congreso colombiano aprueba el texto final para blindar los acuerdos de paz con las FARC

El Acto Legislativo para la Paz pasará ahora al control de la Corte Constitucional, la máxima instancia en el país en asuntos de la Carta Magna, para certificar si se ajusta a la Constitución.
15 Jun 2016 – 3:53 AM EDT

El Congreso colombiano aprobó este martes por mayoría el texto final del Acto Legislativo para la Paz, una reforma constitucional que incorporará a la Constitución todo lo que acuerden el Gobierno y las FARC en el marco del proceso de paz para blindar esos pactos.

La decisión se tomó en las plenarias del Senado y la Cámara, en donde el proyecto se aprobó por 52 votos a favor y 16 en contra, con lo que ahora pasará a la Corte Constitucional que lo someterá a control para establecer si se ajusta o no a la Carta Magna.

Desde finales de 2012, el gobierno de Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen en Cuba negociaciones para un proceso de paz que ponga fin a más de medio siglo de hostilidades.

El pasado 11 de mayo, las delegaciones del Gobierno y las FARC que negocian la paz anunciaron en La Habana, sede de los diálogos, un mecanismo para dotar de seguridad y estabilidad jurídica el futuro acuerdo final.

De ese modo se garantiza su cumplimiento conforme al derecho colombiano y también al derecho internacional.


"El Acto Legislativo para la Paz va a permitir el cumplimiento y la implementación de los acuerdos que finalmente se firmen en La Habana y sirve para blindar jurídica y políticamente esos acuerdos", explicó el ministro colombiano del Interior, Juan Fernando Cristo.

El ministro señaló que se espera que el texto sirva para agilizar las reformas constitucionales para que "el Estado colombiano cumpla y cumpla rápido su parte en los acuerdos".

No obstante, subrayó que ninguno de los artículos de este Acto Legislativo podrán aplicarse antes de que los colombianos refrenden el acuerdo final.

Acelerar el proceso legal

Según lo aprobado, se abreviarán los tiempos para tramitar los proyectos de ley de enmienda a la Constitución y que son necesarios para desarrollar lo pactado con las FARC en Cuba.

También se le otorgan facultades extraordinarias al presidente que, sin embargo, no podrá utilizarlas para expedir actos legislativos, leyes estatutarias, leyes orgánicas, ni nuevos impuestos.

Además, el Gobierno, en los próximos 20 años, debe incluir en su Plan Nacional de Desarrollo un "Plan plurianual de inversiones para la paz" dándole prioridad a las zonas más afectadas por el conflicto interno.

Desarme y desmovilización

Tras tres años y medio de negociaciones, a las partes solo les queda acordar el último de los cinco puntos de la agenda para firmar la paz, que incluye el desarme y la desmovilización de guerrilleros.

Hasta ahora las delegaciones han llegado a acuerdos en temas como una reforma agraria en el país, la participación en política de los guerrilleros, la lucha frontal contra el narcotráfico, el resarcimiento a las víctimas y la justicia transicional, como se conoce la forma en que los autores del conflicto armado en Colombia pagarán por sus crímenes.

Publicidad