Una tensa llamada telefónica con Trump hizo que Peña Nieto suspendiera un viaje a la Casa Blanca

Según el Washington Post, el presidente mexicano mantuvo una "irascible" conversación de 50 minutos con Trump. Este se niega a aceptar públicamente que México rechaza pagar la construcción de un muro fronterizo.

Los planes del presidente mexicano de hacer su primer visita oficial a la Casa Blanca se postergaron tras una tensa llamada de 50 minutos que mantuvo el pasado martes 20 de febrero con su homólogo Donald Trump, según un reporte que publicó esta tarde el Washington Post.

Fuentes confidenciales describieron al diario la conversación como "irascible" e "incómoda", y en la que Trump se mostró impaciente.

Ambos mandatarios no llegaron a un acuerdo sobre el controversial muro fronterizo que Trump quiere construir para impedir el paso de indocumentados a EEUU. Aparentemente, Trump rechaza aceptar públicamente que México se niega a pagar esa muralla, un desacuerdo que han tenido antes.

Peña Nieto planeaba un viaje oficial a EEUU para febrero o inicios de marzo, pero suspendió los planes luego del desencuentro, según fuentes que el diario se reservó.

Un oficial mexicano habría dicho al Post que Trump "perdió su temperamento". Sin embargo, funcionarios de gobierno lo catalogaron como frustrado y exasperado. El presidente de EEUU consideró que Peña Nieto fue poco razonable, al pretender que renunciara a su promesa de construir el muro, según la información.

Funcionarios de ambos gobiernos confirmaron al Post que el deseo de Peña Nieto de evitar una vergüenza pública se trajo abajo alguna posibilidad de llegar a un trato. México se enfila a elecciones presidenciales en julio, por lo que el mandatario de esa nación está especialmente obligado a cuidar su imagen y la de su partido.

Esta no es la primera vez que ambos presidentes tienen una conversación telefónica tensa. En enero del 2017 hubo otra discusión, también sobre el muro fronterizo.

"No le puedes decir (que México no va a pagar el muro) a la prensa. Los medios se van a agarrar de ello y yo no puedo vivir con eso", dijo Trump a Peña Nieto el 27 de enero del 2017, según una transcripción que filtraron al Washington Post.

Desde que estaba en campaña electoral, Donald Trump exige que México pague por el muro, pero Peña Nieto se niega a hacerlo. Este debate afectó su relaciones personales. Sin embargo, ambos países dicen al público que tienen una buena relación gubernamental y comercial.

Usualmente, los presidentes de EEUU dan prioridad a la visita oficial de los funcionarios mexicanos. Sin embargo, a la fecha los planes de ver a Peña Nieto estrechando la mano de Trump en la Casa Blanca no se han concretado.