null: nullpx

Trump vs. Koch: se desata una guerra abierta entre el presidente y los principales financistas del Partido Republicano

El mandatario lanzó una serie de tuits en los que afirmó que los poderosos hermanos Koch son "objeto de burla en los círculos republicanos”. Sus palabras llegan luego de que el grupo de estos conservadores criticara la "falta de liderazgo" y la "división" que provoca el gobierno.
31 Jul 2018 – 9:01 AM EDT

Los multimillonarios hermanos Koch, principales donantes de candidatos republicanos, han sido el último objetivo de las críticas del presidente Donald Trump. En una serie de tuits de este martes, el mandatario fustigó a estos promotores de causas conservadoras, pero que han mostrado su disconformidad con algunas de las políticas de la administración, como la imposición de aranceles o las nuevas normas migratorias más estrictas.

Trump sostuvo en una serie de tuits que los hermanos Koch, a los que calificó como "globalistas", son “objeto de burla en los círculos republicanos”.

Los dardos dialécticos de Trump llegan luego de que la red política creada por Charles y David Koch condenara recientemente la "división" que se está promoviendo desde Washington y "la falta de liderazgo" del actual gobierno. Además, anunciaron que van a gastar cerca de 400 millones en las elecciones de 2018, muchas veces apoyando candidatos que no comulgan con las ideas del presidente.

Los hermanos Koch, que no apoyaron a Trump durante las elecciones de 2016, han sido también muy críticos con el Partido Republicano acusándolo de no hacer lo suficiente para reducir el gasto fiscal.


En los tuits de esta mañana, el presidente sostuvo que los poderosos hermanos "se oponen a las fronteras fuertes y al comercio poderoso". Asimismo, explicó que no necesita su apoyo ya que "nunca busqué su apoyo porque no necesito su dinero ni sus malas ideas”.

En todo caso, afirmó que "a ellos les gusta mi reforma de recortes y menos impuestos, mi elección de jueces y más". Y a modo de reproche añadió: "Los he hecho más ricos".

Pero continuó subrayando que su "grupo está sobrevalorado. Los he derrotado en cada elección. Quieren proteger sus compañías fuera de Estados Unidos para no pagar impuestos".


Y acabó su mensaje resaltando que él no es una "marioneta de nadie" y los calificó como "dos buenos tipos con malas ideas".

El presidente viajará este martes en la noche a Tampa, Florida, donde participará en un acto para apoyar a Ron DeSantis en su apuesta por ser el próximo gobernador del estado.

En fotos: La reunión privada entre Vladimir Putin y Donald Trump en Helsinki

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés