null: nullpx

Trump retrasa su próxima reunión con Putin hasta 2019 esperando que acabe la "caza de brujas" del 'Rusiagate'

Apenas días atrás, la Casa Blanca había dicho que esperaba que el próximo encuentro entre el mandatario estadounidense y el ruso sea en otoño, en Washington DC.
25 Jul 2018 – 3:05 PM EDT

La Casa Blanca dice ahora que el presidente Donald Trump pospondrá la reunión con su par ruso, Vladimir Putin, para 2019 citando la investigación que el fiscal especial Robert Mueller lleva a cabo sobre la intervención rusa en las elecciones presidenciales.

"El presidente cree que la próxima reunión bilateral con el presidente Putin debería tener lugar después de la caza de brujas de Rusia, por lo que acordamos que será después del primer día del año", dijo este miércoles el consejero de seguridad nacional de Trump, John Bolton dijo en un comunicado citado por el pool de periodistas de la Casa Blanca.

Esta información supone una marcha atrás a lo que la misma Casa Blanca anunció hace días, cuando dijo que el presidente pidió a Bolton que prepare una visita del presidente ruso a Washington en otoño de este año, informó el jueves la Casa Blanca.

Llama la atención a muchos que Trump ahora esté argumentando la investigación del Rusiagate como motivo para no reunirse con Putin, debido a que la investigación comenzó en 2016 y aún así Trump pujó para llevar a cabo la primera cumbre con Putin el pasado 16 de julio.

Aunque Bolton en su comunicado está dando por supuesto que la investigación terminará antes de 2019, lo cierto es que no hay una fecha límite estricta para Mueller termine su investigación. Bolton, al mejor estilo Trump, también tildó el trabajo de Mueller, que ya ha presentado ante tribunales decenas de acusaciones formales, como una "cacería de brujas".



Trump fue ferozmente criticado, tanto por republicanos como por demócratas, después de la cumbre que sostuvo la semana pasada con Putin en Helsinki, Finlandia.

Allí, el mandatario estadounidense dio crédito a la negativa de Putin de que Moscú no interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 en EEUU.

De este modo, Trump pareció tomar por buena la versión de Putin por sobre la de la propia comunidad de inteligencia de EEUU que concluyó basándose en evidencias recolectadas en los últimos años que efectivamente el Kremlin estuvo detrás de la intromisión en las elecciones de 2016.

Otra conclusión a la que llegaron las agencias de inteligencia estadounidenses es que Moscú intervino para inclinar la votación a favor de Trump, algo a lo que hasta ahora el presidente ha rehuido de mencionar.

La investigación que lleva adelante Robert Mueller, a la que Trump llama 'caza de brujas' intenta determinar entre otras cosas si en esa intervención de los rusos, hubo coordinación entre la campaña republicana y funcionarios del Kremlin.

En fotos: La reunión privada entre Vladimir Putin y Donald Trump en Helsinki

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés