Sin hablar de 'emergencia nacional', Trump recicla inexactitudes para pedir dinero para una "barrera metálica" con México

El presidente no declaró la 'emergencia fronteriza' para defender su iniciativa de construir una separación en la frontera, la polémica que mantiene parcialmente cerrado desde hace 17 días al gobierno federal.
9 Ene 2019 – 9:13 PM EST

La expectativa por lo que iba a decir el presidente Donald Trump en su primer mensaje a la nación desde la Oficina Oval de la Casa Blanca la noche del martes se resolvió sin novedades. El mandatario repitió los argumentos que ha venido presentando desde hace varios días sobre la necesidad de construir un muro con México, el asunto que impide acuerdos en el Congreso para aprobar los fondos que permitan reabrir el gobierno federal, cerrado parcialmente.

Trump habló a los ciudadanos por cerca de nueve minutos, durante los cuales destacó lo que llamó una “crisis de seguridad” en la frontera sur, haciendo referencia al tráfico de drogas y de personas.

Solo hizo una sola referencia a la suerte de cerca de un millón de empleados públicos que están sin sueldos desde el 21 de diciembre: "El gobierno federal permanece cerrado por una razón y solo una: porque los demócratas no financiarán la seguridad fronteriza. Mi gobierno está haciendo todo lo que está a nuestro alcance para ayudar a quienes se ven afectados por la situación, pero la única solución es que los demócratas aprueben un proyecto de ley de gastos que defienda nuestras fronteras y reabra el gobierno", dijo Trump.

El presidente empezó diciendo que el país padece una crisis por la "inmigración ilegal incontrolada (...) Esta es una crisis humanitaria. Una crisis del corazón y una crisis del espítitu".

Trump repitió los acostumbrados paralelos entre inmigración, documentada o no, y la crisis de drogas que padece la sociedad estadounidense, así como los niveles de criminalidad, que todos los estudios indican que no tienen vínculo con la llegada de migrantes al país.

"¿Cuánta sangre estadounidense más debemos derramar antes de que el Congreso haga su trabajo", dijo luego de presentar casos de ciudadanos que han muerto a manos de criminales que estaban indocumentados en el país, algo que estadísticamente es una porción mínima de los crímenes que se cometen en suelo nacional.

El polémico muro con México lo dejó el presidente para la porción final de su discurso, que leyó de manera pausada y aparentemente sin salirse de lo que indicaba el teleprompter, algo que Trump no acostumbra respetar.

“Esta barrera es absolutamente crítica para nuestra seguridad fronteriza. Es simplemente sentido común (…) La barrera rápidamente se pagará a sí misma”, dijo el presidente en referencia al polémico muro con México, cuya insistencia mantiene cerrado parcialmente al gobierno federal por falta de acuerdo para aprobar los presupuestos.

El presidente no decretó la emergencia nacional en la frontera en el primer mensaje a la nación que ofrece desde la Oficina Oval, como algunos temían que hiciera, pero si presentó un cuadro catastrófico que muchos expertos indican que no se verifica en la realidad ni en las propias cifras oficiales.

La respuesta demócrata

Del lado demócrata, la respuesta tampoco presentó nuevos argumentos o ideas para superar la crisis nacional generada por el cierre del gobierno.

La líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, aseguró en su respuesta al discurso del presidente que el mandatario republicano sigue apelando al miedo para defender la barrera fronteriza sin usar hechos irrefutables y dar razones valederas.

"El presidente está rechazando estos proyectos de ley bipartidistas que reabrirían el gobierno sobre su obsesión de obligar a los contribuyentes estadounidenses a gastar miles de millones de dólares en un muro costoso e ineficaz: ¡un muro que él siempre prometió que México pagaría!", aseveró Pelosi.

"Todos estamos de acuerdo en que necesitamos asegurar nuestras fronteras mientras respetamos nuestros valores: podemos construir la infraestructura y las carreteras en nuestros puertos de entrada; podemos instalar nueva tecnología para escanear automóviles y camiones en busca de drogas que ingresan a nuestra nación; podemos contratar el personal que necesitamos para facilitar el comercio y la inmigración en la frontera y podemos financiar más innovación para detectar cruces no autorizados", insistió la líder demócrata en la Cámara Baja al razonar que no es necesario un muro.

Por su parte, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo tras la intervención de su colega que el presidente "al no haber logrado que México pague por su ineficaz e innecesario muro fronterizo" y sin convencer al Congreso y a los estadounidenses, no ha tenido otro recurso que cerrar parcialmente el gobierno.

"Hay una solución obvia: separar el cierre (parcial del gobierno) de los argumentos sobre la seguridad en la frontera. Existe una legislación bipartidista, apoyada por demócratas y republicanos, para reabrir el gobierno y permitir que continúe el debate sobre la seguridad fronteriza", indicó Schumer.

Por su parte, la presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC), Ronna McDaniel, alabó el mensaje presidencial y pidió a la oposición demócrata trabajar para reforzar la seguridad fronteriza.

"Esta noche, los estadounidenses vieron a su presidente luchando por una solución para financiar a nuestro gobierno mientras protegía a los ciudadanos estadounidenses, en comparación con el enfoque de Nancy Pelosi y Chuck Schumer, que es resistirse a toda costa," dijo McDaniel.

"No siempre fue así. El presidente Trump simplemente le está pidiendo a los demócratas que apoyen las políticas de seguridad fronteriza que todos apoyaron hace pocos años atrás. Es hora de que los demócratas bajen sus espadas y trabajen con el presidente Trump."

Reunión en la Casa Blanca

Pocas horas antes de que Trump hablara a la nación, trascendió que se había convocado para el miércoles un tercer encuentro en la Casa Blanca entre el presidente y los líderes del Congreso de ambos partidos.

De acuerdo con fuentes demócratas, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría, Chuck Schumer, asistirán al encuentro, en el que deberán encontrarse con sus colegas republicanos.

Fuentes legislativas habían indicado a Univision Noticias que la iniciativa del mandatario era indicación de que no estaba en los planes del gobierno decretar una emergencia en la frontera, pese a que muchos lo pronosticaban a partir de recientes declaraciones de Trump y otros funcionarios.

Será la tercera cita en la residencia presidencial en menos de un mes, aunque hasta ahora no han logrado acercar posiciones entre el presidente, que aspira $5,000 millones para construir un muro con México y los demócratas, que lo consideran un gasto innecesario que no reforzará la seguridad fronteriza.

Museos cerrados y parques repletos de basura: las consecuencias del cierre parcial del gobierno en imágenes

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaCasa BlancaDonald Trump

Más contenido de tu interés