Trump indulta a dos rancheros que incendiaron premeditadamente tierras federales

La condena a Dwight y Steve Hammond inspiró a una milicia armada a alzarse contra del gobierno federal en 2016. En protesta, ocuparon un refugio de vida silvestre en Oregon por 40 días en donde resultó muerto uno de los protestantes.

El presidente Donald Trump otorgó este martes el perdón presidencial a dos rancheros de Oregon que fueron condenados en 2012 por provocar incendios en terrenos federales en 2001 y 2006.

"El presidente firmó (...) Perdones Completos para Dwight Lincoln Hammond Jr., y su hijo, Steven Hammond (ellos) son ganaderos de varias generaciones en Oregon encarcelados en relación con un incendio que se filtró en una pequeña porción de tierra pública vecina", indica el comunicado de la Casa Blanca.

Dwight Hammond, que ahora tiene 76 años, y su hijo Steve, de 49, fueron condenados en 2012 y enviados a prisión por cargos de incendio premeditado. Habían generado una serie de incendios en su rancho que se extendieron a tierras federales.

En un principio, Dwight fue condenado a tres meses de prisión y su hijo, a uno. El gobierno de Obama apeló, y la jueza federal Ann Aiken de un tribunal de apelaciones aumentó en octubre de 2015 la sentencia a unos cuatro años más, argumentando que las leyes federales castigan el incendio intencional con cinco años o más de prisión.

Los acusados entonces, se defendieron diciendo que habían prendido fuego en su propiedad para quemar malezas, pero en el juicio la versión del Estado argumentaba que los Hammond se dedicaban a la caza furtiva y otras actividades ilegales y con los incendios buscaban borrar evidencia.


Los Hammond tenían una larga historia de conflicto con el gobierno federal, indicó The Washington Post, periódico que accedió a los documentos probatorios.

Dwight Hammond entró en una feroz lucha con las autoridades del Refugio Nacional Malheur. " En cartas a los directores de refugios en 1986, Hammond llamó a los empleados 'gestapo' y amenazó que si no obtenía acceso sin restricciones a las tierras, 'el problema se amplificaría mucho'". También advirtió que "llevaría una escopeta en su silla de montar 'como una forma de hacer cumplir su posición'".

Aún así, muchos consideraron que sus condenas por los incendios de 2001 y 2006 fueron exageradas.

De acuerdo con el comunicado de la Casa Blanca, "la evidencia en el juicio sobre la responsabilidad de Hammonds fue contradictoria". "En la sentencia original, el juez señaló que (...) imponer la sentencia mínima obligatoria de 5 años de prisión (...) sería 'groseramente desproporcionado con la gravedad' de su conducta".

Milicias armadas

La condena a los Hammond se convirtió en una causa que inspiró a un grupo antigubernamental a alzarse en contra del gobierno federal en 2016 por su control de tierras rurales en Oregon. Este movimiento terminó ocupando el Refugio Nacional de Vida Silvestre Malheur, en Oregon.


Estas milicias armadas, que alegaban defender principios constitucionales estadounidenses frente a "la tiranía" del gobierno federal, ocuparon por 40 días en protesta un edificio federal a principios de 2016, en donde resultó muerto uno de los ocupantes, Robert LaVoy Finicum.

Los Hammond se distanciaron de los ocupantes violentos y no dieron respaldo a estas acciones.

Hammond padre ya ha cumplido aproximadamente tres años de prisión mientras que el hijo ha pasado aproximadamente cuatro años encarcelado. También debieron pagar 400,000 dólares a Estados Unidos para resolver una demanda civil relacionada, según el comunicado de este martes.

"Los Hammond son hombres dedicados a la familia, contribuyentes respetados de su comunidad local y cuentan con un amplio apoyo de sus vecinos, la policía local y los granjeros y rancheros de todo el oeste", indica el gobierno.


Trump ha perdonado y conmutado condenas a varias personas ya. El exgobernador de Illinois, Rod Blagojevich, la empresaria Martha Stewart y Alice Marie Johnson, una mujer de 63 años por cuyo caso abogó frente al presidente la socialité Kim Kardashian.

También perdonó al activista conservador Dinesh D'Souza y el exalguacil de Maricopa, Arizona, Joe Arpaio.