null: nullpx

Trump confirma que las dos Coreas negocian un acuerdo de paz definitivo

El mandatario se reunió este martes con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en Florida. Allí dijo que las Coreas están negociando el fin de años de hostilidades y aseguró que se analizan al menos cinco lugares para su cumbre con Kim Jong Un a mediados de año.
17 Abr 2018 – 06:06 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El presidente Donald Trump confirmó este martes que las negociaciones entre Corea del Norte y Corea del Sur para poner fin a años de hostilidades en la Península "están en proceso".

"La gente no se da cuenta de que la guerra entre las Coreas no ha terminado. (...) Están discutiendo cómo ponerle fin", dijo el presidente durante una reunión con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en su residencia vacacional en Mar-a-Lago, en Florida. "Corea del Sur se está reuniendo y tienen planes de encontrarse para ver si pueden acabar la guerra y tienen mi bendición para eso", agregó en el encuentro en el que discutían asuntos comerciales, militares y de seguridad.

Los presidentes de las dos Coreas, Kim Jong Un y Moon Jae In tienen previsto reunirse el próximo 27 de abril.

Trump indicó que tienen "su bendición", lo que significaría un paso adelante en los esfuerzos bilaterales para poner fin a las hostilidades en la Península pese al fin de la guerra en las dos Coreas en 1953.

Tras ese conflicto el territorio quedó dividido como se conoce en la actualidad, con una frontera fuertemente militarizada para evitar la salida de civiles desde el régimen comunista. Nunca se firmó un tratado de paz sino un armisticio.


Donald Trump y Kim Jong Un también tienen prevista una reunión cumbre para comienzos de junio –o antes– lo que viene a ser la primera señal de distensión luego de meses de crisis por la serie de pruebas con misiles balísticos y bombas nucleares llevadas a cabo en territorio norcoreano, que elevaron los temores sobre un enfrentamiento bélico que nadie desea.

Sin embargo, ni siquiera el mismo presidente Trump garantiza que ese encuentro se concrete, a pesar de que confirmó este martes que hay reuniones de alto nivel.

El presidente indicó que sigue existiendo la posibilidad de que no se reúnan y pone sobre la mesa que pueda darse "asumiendo que las cosas marchen bien", que se mantenga la suspensión de pruebas misilísticas y se cumpla la promesa de Pyongyang de un desarme nuclear.

También dijo que las conversaciones para ponerle fecha y lugar se están dando al "más alto nivel" y que hay "grandes posibilidades" de resolver la crisis entre ambos países. Incluso aseguró que están considerando cinco lugares en los que podría darse el cara a cara sin dar más detalles.

Según el diario The Washington Post, los consejeros del presidente consideran que entre las opciones están algún punto de Asia, fuera de la Península, de Europa, e incluso Estados Unidos.

La distensión en las relaciones entre Corea del Norte y del Sur comenzaron con el inicio de las Olimpiadas de Invierno en la ciudad de PyeongChang, cuando ambas delegaciones desfilaron en conjunto e incluso la hermana de Kim Jong un, Kim Yo Jong, asistió al evento deportivo en una visita sin precedentes. Poco después anunciaron que abrirían una línea directa de comunicación entre ambas naciones.

Y con Estados Unidos la relación pasó de las amenazas a la distensión cuando Corea del Norte informó al gobierno de Trump que estaría dispuesto a negociar su posible desarme nuclear. Esta fue la primera señal clara de que el régimen de Pyongyang estaba deseoso de sentarse en la misma mesa con su contraparte estadounidense. Ocurrió en momentos en que recibía "el mayor paquete de sanciones" económicas y comerciales tras las pruebas con misiles balísticos que podían alcanzar a casi cualquier punto del planeta.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés