null: nullpx

Tillerson: "No creo que haya una amenaza inminente" de Corea del Norte

El secretario de Estado, Rex Tillerson, hizo estos comentarios un día después de un fuerte intercambio de amenazas entre Washington y Pyongyang, ante la posibilidad de que Corea del Norte evalúe un plan de ataque al territorio estadounidense de Guam y la amenaza del presidente Donald Trump de que daría una respuesta que "el mundo jamás ha visto".
9 Ago 2017 – 7:25 AM EDT

El secretario de, Estado Rex Tillerson, consideró este miércoles que no hay una "amenaza inminente" de ataque por parte de Corea del Norte, pese a la tensión generada en las últimas horas luego que la agencia oficial norcoreana indicara que Pyongyang está "examinando cuidadosamente" un plan para atacar el territorio estadounidense de Guam.

"Los estadounidenses deberían dormir tranquilos por la noche", aseguró a medios de comunicación a bordo del avión en el que viajó la isla de Guam, enclave estadounidense en el Pacífico, de vuelta de una gira por el Sudeste Asiático.


Sus declaraciones llegan después de una escalada de amenazas sin precedente entre Corea del Norte y el presidente estadounidense Donald Trump, que advirtió que si Corea del Norte amenaza a Estados Unidos "se encontrará con un fuego y una furia que el mundo jamás ha visto".

La respuesta de Trump sorprendió a la comunidad internacional por la crudeza de sus palabras que, según señaló Tillerson, fue un mensaje fuerte y amenazante "en lenguaje que Kim Jong Un sea capaz de entender".

El responsable de la diplomacia estadounidense aseguró que el intercambio de amenazas con Corea del Norte no significa que Estados Unidos se acerque a la opción militar.


Minutos después de la intervención de Tillerson el presidente Trump -que se encuentra de vacaciones- hacía referencia al "potente" arsenal nuclear estadounidense que ordenó renovar tras su nombramiento, aunque en una actitud algo menos beligerante expresaba su deseo-advertencia de "no tener que utilizarlo".



La tensión de las últimas horas se produjo después de que la inteligencia estadounidense revelara que Corea del Norte desarrolló una ojiva miniatura capaz de albergar carga nuclear dentro de sus misiles balísticos, capaces de llegar a territorio estadounidense.

La mención directa de la isla de Guam aumentó la inquietud de Estados Unidos por el desarrollo armamentístico y nuclear de Corea del Norte, que la semana pasada realizó una prueba de un misil balístico intercontinental que voló durante 45 minutos y llegó a una altura de 2,300 millas antes de caer al agua.

El mayor temor es que esté trabajando en un arsenal de misiles con capacidad para llegar a territorio estadounidense.

Tillerson regresa de una gira por el Sudeste Asiático que acabó centrada en Corea del Norte y las nuevas sanciones aprobadas el sábado pasado por el Consejo de Seguridad de la ONU (incluido con el apoyo de China), tras esa última prueba de misiles balísticos.

La isla de Guam, situada estratégicamente entre la Península de Corea y el sur del Mar de China, es sede de dos grandes bases militares que albergan 6,000 militares. La inquietud suscitada en las últimas horas llevó al gobernador de Guam, Eddie Calvo, a hacer una declaración televisada.

"Quiero reafirmar a la gente de Guam de que en estos momentos no hay una amenaza a nuestra isla ni a las Marianas", dijo Calvo, que recordó que la isla es territorio estadounidense y aseguró que el territorio está "preparado para cualquier eventualidad".

En fotos: Corea del Norte presume de sus armas pesadas durante desfile militar en honor a Kim Il-Sung

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés