Los republicanos pasan la aplanadora a los demócratas para confirmar nominados de Trump

La medida de los senadores marca un preocupante aumento de tensiones en el Congreso que podría llevar a una batalla política sin precedentes en la historia reciente de Estados Unidos.

El comité de finanzas del Senado, dominado por republicanos, suspendió sus reglas de funcionamiento y aprobó las nominaciones de Tom Price como secretario de Salud y de Steven Mnuchin como secretario del Tesoro, sin tener que contar con la presencia de demócratas.

Los demócratas intentaron detener estas confirmaciones bajo el argumento de que los nominados debían primero responder preguntas sobre su conducta. El primero es acusado de haberse beneficiado de la compra de acciones favoreciéndose de información privilegiada o insider-trading mientras que Mnuchin es acusado de tratamiento desigual de propietarios de viviendas cuando trabajó para el Banco Southern California.

Las reglas dicen que los comités requieren de la presencia de al menos un miembro de la minoría, pero el senador republicano Johnny Isakson de Georgia, saltó esta regla argumentando que el proceso había sido boicoteado por los demócratas.

"Hoy tomamos algunas medidas sin precedentes debido a la también obstrucción sin precedentes de parte de nuestros colegas", dijo el senador republicano Orrin Hatch, de Utah.

Sin embargo, no es la primera vez que esto ocurre. Apenas el año pasado los mismos republicanos en el Senado bloquearon la nominación de Merrick Garland a la Corte Suprema de Justicia, hecha por el expresidente Obama.

El senador demócrata Ron Wyden, miembro de ese comité, afirmó que la información que manejaban sobre los nominados eran elementos muy serios para ser considerados y que potencialmente ponían en vilo ambas nominaciones.

Aumentan las tensiones

El boicot demócrata y la reacción de los republicanos marca un preocupante aumento de tensiones en el Congreso tras la orden ejecutiva firmada el pasado viernes por el presidente Donald Trump que suspende la entrada al país de ciudadanos de siete países con población de mayoría musulmana, así como de refugiados.

Con la nominación del magistrado Neil Gorsuch, quien cubrirá la vacante en la Corte Suprema, se espera además una nueva batalla política, especialmente porque se produce en un contexto en el cual el puesto le fue negado a Obama cuando anunció que Garland era su candidato.

Incluso el propio presidente Trump dijo este miércoles que apoyaba que los senadores republicanos invoquen la denominada "opción nuclear" que evitaría que los demócratas utilicen el filibusterismo para que el nominado a la Corte Suprema finalmente no pueda ser ratificado por el Senado.

"Hoy por primera vez en la historia el comité de finanzas del Senado rompió las reglas para seguir adelante y aprobar, sobre líneas partidistas, dos nominados que engañaron al comité", dijo en un tuit el senador demócrata por Oregon, Ron Wyden.

El senador argumenta que Mnuchin no publicó totalmente sus datos financieros personales y algunas acciones como banquero. De Price citó la información publicada por The Wall Street Journal sobre cómo compró acciones de una empresa de servicios de salud aprovechándose de información privilegiada.

"Es hora de que entiendan que perdieron las elecciones", dijo a su vez el senador republicano Mitch McConnell por Kentucky, quien agregó que cualquiera sea la estrategia demócrata, los resultados serán los mismos, es decir, la confirmación de los nominados del gabinete de Trump.

"Los demócratas van a seguir reaccionando", dijo la senadora por Washington, Patty Murray. "Estaremos con la gente en cualquier parte de este país y seguiremos presionando a los republicanos para que coloquen al país por encima del partido".

En fotos: así crece el equipo de gobierno de Donald Trump

Lea también: