null: nullpx
Puerto Rico

Puerto Rico al borde del abismo político: a horas de que Rosselló deje la gobernación no hay sucesor claro

Ricardo Rosselló dejará el cargo este viernes a las 5:00 de la tarde. Pero aún no se sabe si asumirá el secretario de Estado que aún no ha sido confirmado por la Legislatura, Pedro Pierluisi, o la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez.
2 Ago 2019 – 1:57 PM EDT

Al filo de hac erse efectiva este viernes la renuncia de Ricardo Rosselló en Puerto Rico, la Cámara Baja de Puerto Rico está interrogando a Pedro Pierluisi para votar si lo confirma como secretario de Estado y probable sucesor del primer gobernador de la isla que entrega el poder antes de finalizar su cuatrienio.

Pierluisi, un exdelegado de Puerto Rico en Washington que paradójicamente perdió la pasada primaria oficialista frente a Rosselló, llevaba al momento de escribir esta nota más de cuatro horas respondiendo preguntas en una comisión de la Cámara de Representantes.

Allí intentaba calmar el rechazo generado por las asesorías que, como abogado del bufete O’Neill & Borges, dio a la junta que controla las finanzas locales y ha puesto en marcha medidas de austeridad repudiadas casi transversalmente por los puertorriqueños. También trataba de aplacar las preocupaciones a que, dentro de sus labores dentro de ese bufete, realizó labores de cabildeo.

“Quién mejor que yo para abogar por nuestra gente en la junta (...) abogar por Puerto Rico está en mis venas y lo haré frente a la junta”, dijo durante la audiencia, en la que aseguró en varias ocasiones que su trabajo con ese ente se limitó a asesoría legal.

Sin embargo, algunos legisladores parecían poco convencidos. El presidente de la Cámara Baja cuestionó en un momento una visita a su oficina hecha por Pierluisi para dialogar sobre un proyecto de vivienda en la capital. El líder cameral, Carlos Méndez, consideró que Pierluisi acudió para hacer lobby por una empresa privada y tratar de frenar una investigación relacionada con ese proyecto.

“Fue una reunión (...) para presentar el proyecto y dar una cronología de lo que había sucedido en ese proyecto”, dijo al respecto Pierluisi.

Incertidumbre sobre la sucesión

La confirmación del jurista de 60 años se espera que sea votada esta tarde en la Cámara Baja. Si su designación es aprobada, pasa luego a manos del Senado, que celebrará una audiencia pública este lunes y tiene previsto votar dos días después, a pesar de que Rosselló había anunciado que su dimisión entra en vigor este viernes a las 5:00 de la tarde.

En ese escenario, prácticamente todo Puerto Rico se pregunta quién tomará las riendas de la isla una vez Rosselló ceda el poder tras semanas de masivas protestas en su contra avivadas por recientes acusaciones de corrupción al más alto nivel en su administración y la revelación de un chat en el que insultó y se mofó de opositores y aliados oficialistas; y compartió información sensible con un exfuncionario amigo suyo que ahora es cabildero.

El mismo Pierluisi declinó responder durante la audiencia qué sucederá después de que Rosselló deje el cargo.

Según la Constitución, ante la ausencia del gobernador, el primero en la línea de sucesión es el secretario de Estado, seguido del jefe del Departamento de Justicia.

Algunos consideran que Pierluisi debería asumir como gobernador debido a que juramentó como secretario de Estado interino y una enmienda realizada en el 2005 estipula que la persona que ostente esa posición puede asumir la gobernación sin haber obtenido luz verde de la Legislatura. Sin embargo, algunos abogados expertos en derecho constitucional advirtieron que ello no debería ocurrir y que, de suceder, tendría que ser visto por el Tribunal Supremo de Puerto Rico.

Por eso, otros se inclinan porque sea la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, quien suceda al mandatario caído en desgracia, aunque ella ha dicho que prefiere no ejercer esa responsabilidad. Ante esa postura, analistas abrieron la puerta a la posibilidad de que Vázquez juramente este viernes y, si Pierluisi es confirmado finalmente por la Legislatura la próxima semana, renuncie para cederle la gobernación.

El drama vivido en medio de la peor crisis política en la historia reciente de Puerto Rico ha causado una profunda incertidumbre y abierto las puertas a escenarios impensados hace apenas tres semanas, cuando la vorágine estalló con el arresto de la exsecretaria de Educación y la exdirectora de la Administración de Seguros de Salud.

Días después, el Centro de Periodismo Investigativo reveló las 889 páginas del chat en el que el renunciante gobernante llamó “putas” a dos opositoras y se mofó incluso de figuras de peso en su partido, el Nuevo Progresista, detonando que miles de puertorriqueños salieran a las calles para gritar el hastío causado por años de acusaciones de corrupción en los dos gobiernos que históricamente se han alternado el poder, un manejo económico que quebró la isla y la respuesta de la actual administración ante las miles de muertes causadas por el huracán María en septiembre del 2017.


“Tienes que pagar por tu traición”: los carteles de la masiva protesta que pide la renuncia del gobernador de Puerto Rico (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés