null: nullpx
Estados Unidos

Pence anuncia un cese temporal de la ofensiva de Turquía en Siria que la Casa Blanca permitió con su sorpresivo retiro de la zona

Turquía accedió a un cese de las operaciones contra las milicias kurdas en Siria durante cinco días, según anunció el vicepresidente. Mientras que Trump celebró el anuncio como un "gran día para la civilización", el gobierno turco advierte que la suspensión del fuego está condicionada.
17 Oct 2019 – 1:57 PM EDT

El vicepresidente Mike Pence anunció este jueves que Turquía y Estados Unidos acordaron un cese en la ofensiva de Ankara contra las milicias kurdas en Siria que empezó días despúes de que el presidente Donald Trump anunciara sorpresivamente un retiro de las tropas especiales estadounidenses de la zona, dejando expuestos a grupos aliados que ayudaron a combatir a Estado Islámico.

En una conferencia de prensa en Ankara en la que estuvo acompañado del secretario de Estado, Mike Pompeo, Pence dijo que Turquía dará 120 horas (5 días) para el retiro de las fuerzas kurdas en una zona de seguridad de 20 millas.

Según el vicepresidente, una vez se materialice la retirada de las fuerzas kurdas, el alto el fuego será permanente. La ofensiva turca "se interrumpirá totalmente cuando esa retirada haya acabado" durante el periodo de suspensión, afirmó Pence.


"La cooperación con el presidente (Tayyip) Erdogan y Turquía han hecho esto posible", dijo el vicepresidente tras una reunión de más de cuatro horas con el mandatario turco. Además, informó que, tras el alto al fuego, el presidente Trump levantará las sanciones contra ese país.

El pacto alcanzado contempla que Turquía no emprenda ninguna operación contra la ciudad kurda de Kobani, situada en su frontera con Siria.

Trump dice que es un "gran día" y Turquía recuerda que es un cese al fuego condicionado

Además, ambos países se comprometieron a "colaborar en la lucha contra el (grupo terrorista) Estado Islámico y a favor de los derechos humanos y la protección de grupos religiosos y étnicos", dijo Pence.

Según el secretario de Estado Pompeo, el gobierno de EEUU ayudará a las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG) a retirarse.

El acuerdo se produjo después de la crisis generada por la decisión del presidente Trump de retirar las tropas estadounidenses del norte de Siria a principios de mes, algo que había servido de amortiguador contra la invasión turca de la zona. Ese movimiento generó críticas al mandatario incluso dentro del propio Partido Republicano.

Sin embargo, al presentar el acuerdo ante los medios, el mandatario estadounidense lo vendió como una victoria política. "Es un gran día para EEUU. Es un gran día para Turquía. Es un gran día para nuestros aliados. Es un gran día para los kurdos. Y un gran día para la civilización”, afirmó desde Fort Worth (Texas), a donde viajó para un acto de campaña.

Y en un mensaje en su cuenta de Twitter aprovechó para agradecer a su gobinero por "tomar un camino necesario pero poco convencional": "La gente lleva muchos años tratando alcanzar este 'acuerdo' por años. Millones de vidas serán salvadas. Felicidades a todos", escribió.


Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, advirtió que no se trata de una suspensión definitiva de las operaciones, sino que está condicionada a que los kurdos se replieguen de la zona.

"Suspendemos la operación, no la terminamos", les dijo a los periodistas. "Terminaremos la operación solamente después de que se retiren totalmente de la región".

Además, Cavusoglu aseguró que el acuerdo con EEUU contempla el control de las tropas turcas sobre ese área, algo que no mencionó en su intervención previa Pence. "Estados Unidos aceptó la 'zona de seguridad' y hay pleno acuerdo en que el control de ese área lo ejercerán las fuerzas armadas turcas", dijo el ministro.

La "tercera traición" a los kurdos: la historia detrás de un aliado de EEUU abandonado por decisión de Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés