null: nullpx
Obituario

Muere Rush Limbaugh, pionero de la radio conservadora y la promoción de teorías conspirativas

Limbaugh es considerado uno de los presentadores de radio conservador más incendiarios de EEUU. Se le acredita haber ayudado a empujar al Partido Republicano hacia la derecha en los años 90. Fue generador y caja de resonancia de descabelladas teorías conspirativas.
17 Feb 2021 – 02:29 PM EST
Comparte
La primera dama, Melania Trump, coloca a Rush Limbaugh la medalla presidencial de la Libertad, en el discurso del Mensaje de la Unión de Donald Trump en febrero de 2020. Crédito: Mario Tama/Getty Images

Rush Limbaugh, el conocido conservador periodista estadounidense, falleció a los 70 años por complicaciones de un cáncer en el pulmón, según informó este miércoles su esposa Kathryn Limbaugh, al inicio de la edición del programa diario que él manejó por varias décadas.

Limbaugh se estableció como estrella de la radio conservadora en los tiempos de Ronald Reagan y aunque los cambios en los medios y la manera de consumirse diluyó mucho su penetración frente a personalidades de TV o redes sociales más vinculados con las nuevas generaciones, la presidencia de Donald Trump significó para él un resurgimiento en popularidad e influencia, y hasta le trajo la mayor condecoración civil de EEUU.

Su programa, El Show de Rush Limbaugh, que se emitió durante cuatro décadas, es considerado en parte el responsable de empujar al Partido Republicano hacia la derecha, abriendo la puerta a los fenómenos del Tea Party y, eventualmente, Donald Trump.

Muchos liberales lo despreciaban, especialmente por sus puntos de vista controversiales - y a menudo insultantes - sobre sus posiciones ideológicas, las mujeres, la raza, el medio ambiente o la comunidad LGBTQ.

También fue ampliamente criticado por difundir falsedades, como afirmar que Barack Obama no era un presidente legítimo porque no mostró su certificado de nacimiento o que el covid-19 era un resfriado común.


Fue uno de los críticos más ruidosos - y mejor pagados - del liberalismo del gobierno del presidente Bill Clinton en la década de los 90.

En 1992, Reagan le escribió una carta después de la elección de Clinton, declarándolo "la voz número uno del conservadurismo en nuestro país".

A Limbaugh se le atribuyó el mérito de haber ayudado a que los republicanos obtuvieran la mayoría en la Cámara de Representantes en 1994, después de hacer una vigorosa campaña por varios candidatos.

Su nombre también se asoció con el surgimiento del Tea Party, los defensores conservadores de un gobierno pequeño, que irrumpieron en la escena a fines de la primera década del 2000.

Sus primeros tres matrimonios terminaron en divorcio. Según el Palm Beach Post, dijo que luchó con el amor porque " estoy demasiado enamorado de mí mismo".

Familia de abogados

Rush 'Rusty' Limbaugh III nació el 12 de enero de 1951 en Missouri. Nació en una familia de abogados conservadores. Amaba la radio desde muy joven y abandonó la universidad para conseguir su primer trabajo. Pero luchó por ser aceptado debido a sus opiniones radicales, lo que provocó que lo despidieran varias veces al principio de su carrera.

En el aire, usó diferentes nombres, moviéndose por el país, a veces trabajando como DJ. Fue en California donde su carrera comenzó a despegar en 1988, cuando comenzó el programa 'El Show de Rush Limbaugh'. Su programa de tres horas al mediodía creció rápidamente y fue luego proyectado a nivel nacional.

Su estilo grandilocuente se vio favorecido por la derogación de la 'Doctrina de la Equidad' de 1987, que requería que las estaciones de radio proporcionaran opiniones opuestas. De esta manera, los locutores de radio podían transmitir más o menos las opiniones que quisieran, algo que condujo al ambiente palarizado de los medios contemporaneos de EEUU.

Una peculiaridad es que Limbaugh al principio no llevaba muchos invitados al programa. Él siempre fue la atracción principal. En una entrevista con The New York Times explocó: "Quería ser la razón por la que la gente escuchara... así es como te estableces".

Con este estilo, el programa de radio de Limbaugh siguió creciendo y, en 2001, llegó a distribuirse a casi 600 estaciones.

Los expertos dicen que su marca única comprendía combinar su política conservadora con el estilo relajado de un DJ para abordar temas populares del día, a menudo con un estilo desenfadado, pero agresivo.

Insensibilidad

Los críticos lo acusaron de insensibilidad, así como de un estilo pomposo de expresión, como si su opinión importara más que la de cualquier otra persona.

Su programa fue famoso por las diatribas políticas, así como por el humor malintencionado y el sarcasmo. A veces fingía que lloraba al aire para destacar los "peligros" de ciertas ideas políticas o los "riesgos" que corría la sociedad estadounidense, en su opinión.

En una ocasión, puso un condón en el micrófono, supuestamente como una forma de evitar las malas palabras. Pero también estaba señalando que los condones no pueden detener todas las enfermedades de transmisión sexual.

Atacó a la ex primera dama, exsenadora y exsecretaria de Estado Hillary Clinton diciendo que ella castraba a los hombres y mantenía una " caja de seguridad para los testículos".

En octubre de 2003 renunció a la caena deportiba ESPN debido a los controvertidos comentarios que hizo sobre el jugadaor de los Philadelphia Eagles Donovan McNabb. Dijo que McNabb estaba sobrevalorado y que los medios de comunicación le daban demasiado crédito porque era afroamericano.

Adicción y exageraciones

Aproximadamente una semana después de aquel episodio, Limbaugh ingresó en rehabilitación para lidiar con una adicción a los analgésicos recetados. Incluso, fue acusado de estar involucrado en una red de narcotraficantes después de que su ama de llaves alegara que estaba tomando hasta 30 analgésicos Oxycontin al día.

A pesar de su propia adicción, había hablado en directo sobre la necesidad de castigar a los consumidores de drogas.

El resto de su carrera estuvo plagado de problemas de salud y controversias sobre sus comentarios al aire. Las exageraciones o francas mentiras que emitió al aire están extensamente documentadas y, sin embargo, siempre mantuvo su estilo provocador.

En 2006, Limbaugh dijo que el actor Michael J. Fox estaba exagerando los síntomas de la enfermedad de Parkinson. Luego le pidió disculpas.

Ese año también fue arrestado por de fraude para ocultar información para obtener récipes médicos. La investigación encontró que había logrado obtener alrededor de 2,000 analgésicos de varios médicos en aproximadamente seis meses. Limbaugh se declaró inocente y el cargo fue retirado a cambio de que Limbaugh continuara con su tratamiento de drogas.

A pesar de sus problemas personales, en 2008 se le extendió su contrato en la radio hasta 2016. Pero, después de otra serie de incidentes, los anunciantes comenzaron a evitarlo y lo sacaron de estaciones en algunas ciudades.

En 2012, atacó a una defensora del control de la natalidad, la llamó "puta" y le dijo que ella y otras mujeres deberían grabar un video sexual para él.

En 2015, Limbaugh dijo que el cáncer causado por el humo que respiran los no fumadores era un "mito".

En la era Trump

La elección de Trump le dio a Limbaugh un nuevo estallido de vida, pero también lo atrapó en un dilema, sin saber si apoyarlo o no. A final, no apoyó su campaña presidencial de 2016, pero tampoco lo atacó como hicieron muchos conservadores tradicionales.

El gusto personal de Trump por la televisión y los cambios en la manera de consumir los medios de comunicación por parte de nuevas generaciones hizo que otras voces conservadoras, como Sean Hannity o Tucker Carlson, de Fox News, empujaran un poco a Limbaugh a las sombras.

Pero Limbaugh finalmente se convirtió en un partidario apasionado de Trump. Poco después de anunciar en febrero de 2020 que tenía cáncer de pulmón avanzado, Trump le otorgó a Limbaugh la Medalla de la Libertad, el mayor honor civil en el país.

En una de sus últimas transmisiones en febrero, durante el segundo juicio político de Trump, defendió al ahora expresidente, negando que fuera una amenaza para la constitución.

“Él representa un levantamiento del pueblo de este país contra Washington, contra el establishment, y eso se había estado construyendo durante mucho tiempo”, dijo.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés