null: nullpx
Muertes

Muere el congresista demócrata Elijah Cummings, figura clave en la investigación de juicio político a Trump

El demócrata por Maryland tenía 68 años. Como presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, era uno de los que encabezaba las pesquisas de juicio político sobre el caso de las presiones a Ucrania por parte del presidente Trump.
17 Oct 2019 – 5:35 AM EDT

El congresista de Maryland Elijah Cummings ha fallecido a los 68 años, informaron medios de prensa durante la madrugada de este jueves.

Según la agencia AP, el representante ha muerto de "complicaciones de salud de larga data", de acuerdo a un comunicado emitido por la oficina del congresista.

Conocido por ser un excelente orador que abogó por los pobres del séptimo distrito de Maryland, de mayoría negra, Cummings tuvo una larga carrera en la política, de las filas de la Cámara de delegados del estado de Maryland a un escaño en el Congreso de los Estados Unidos, que ocupaba desde 1996.

"Apenado por las noticias de que el @RepCummings, un dedicado servidor público, ha fallecido. Nuestras oraciones están con su familia y amigos en este momento difícil", escribió en su cuenta de Twitter el secretrio de Estado Mike Pompeo al conocer la noticia.

Elijah Cummings fue uno de los primeros partidarios de la candidatura presidencial de Barack Obama en 2008.

A lo largo de su carrera, se destacó por resaltar las necesidades de los grupos urbanos más desfavorecidos. Él creía firmemente en enfoques muy debatidos para ayudar a los pobres y drogadictos, como los polémicos programas de intercambio de agujas, que buscaban reducir la propagación del SIDA.

La autosuperación, un reto desde su infancia

Cummings nació el 18 de enero de 1951. En la escuela primaria, un consejero le dijo que era demasiado lento para aprender y que hablaba mal, con lo cual nunca cumpliría su sueño de convertirse en abogado.

Ante tan desalentadoras palabras, Cummings confesó a la agencia AP en 1996 que desde entonces su carácter cambió y se volvió una persona muy decidida, con un claro reto en su vida: demostrar que aquel consejero estaba equivocado. Y lo logró.

No solo se hizo abogado, sino que también se convirtió en uno de los oradores más influyentes de la Cámara de delegados de Maryland, la cual llegó a presidir, siendo el primer delegado negro en desempeñar ese rol.

En una elección especial en 1996, Elijah Cummings se ganó su escaño al Congreso de los Estados Unidos, en sustitución del representante Kweisi Mfume, que renunciaba a la silla para ocupar la presidencia de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), con sede en Baltimore.

Cummings presidió el Caucus Negro del Congreso entre 2003 y 2004, empleando un estilo enérgico y explorando todas las opciones que permitieran poner en el foco de la atención nacional la atención las principales problemáticas que enfrentan los afroestadounidenses.


Cummings Vs. Trump

Como presidente del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes, Cummings estaba directamente involucrado en la actual investigación de juicio político a Donald Trump.

Al frente de ese Comité, el congresista también dirigió múltiples investigaciones sobre los tratos gubernamentales de Trump e incluso sobre los miembros de su familia que sirven en la Casa Blanca.

Desde entonces, el presidente ha lanzado fuertes críticas contra el distrito demócrata al que representaba Cummings, que incluye partes de Baltimore, una ciudad a la que el Trump calificó de "desastre infestado de roedores" donde "ningún ser humano querría vivir".

Tales comentarios se produjeron semanas después de que Trump obtuviera una condena bipartidista por sus comentarios contra cuatro congresistas demócratas, a las que 'convidó' a 'volver a sus países rotos e infestados de delitos", aun cuando solo una de ella, la representante Ilhan Omar, nació fuera de los Estados Unidos.

En ese momento, Cummings declaró que los funcionarios del gobierno deben dejar de hacer "comentarios odiosos e incendiarios" que solo sirven para dividir y distraer a la nación de sus problemas reales, incluidos los tiroteos masivos y la supremacía blanca.

"Aquellos en los niveles más altos del gobierno deben dejar de invocar el miedo, usar un lenguaje racista y alentar un comportamiento censurable", dijo Cummings en un discurso en el National Press Club.

"Si alguien intenta atacarnos, nos unimos": la reacción de Baltimore a los insultos de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés