null: nullpx

Los ataques cibernéticos de agentes rusos tienen en la mira plantas de energía y de agua en EEUU

El mismo día que el gobierno de Donald Trump adopta sus primeras sanciones contra Rusia por su interferencia en las elecciones de 2016, se dio a conocer el plan para afectar plantas energéticas.
15 Mar 2018 – 07:59 PM EDT
Comparte
En marzo, la administración Trump acusó a Rusia de un ataque cibernético contra la red energética y otras partes clave de la infraestructura de Estados Unidos. Crédito: Spencer Platt / Getty Images

El gobierno de EEUU dijo este jueves que los ciberataques de los rusos comprenden un diseño para llevar a cabo una serie de ataques a plantas de energía nuclear, sistemas eléctricos y de agua de Estados Unidos y Europa.

Las autoridades informaron que un trabajo conjunto del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) consiguió información "sobre las acciones del gobierno ruso dirigidas a entidades del gobierno de EEUU así como a organizaciones en los sectores de energía, nuclear, instalaciones comerciales, agua, aviación y fabricación crítica"

"DHS y el FBI caracterizan esta actividad como una campaña de intrusión de múltiples etapas por parte de los actores cibernéticos del gobierno ruso que se enfocaban en redes de pequeñas instalaciones comerciales donde escenificaban malware, realizaban spear phishing (fraude electrónico) y obtenían acceso remoto a las redes del sector energético", informaron.

Esta información llega el mismo día en que el Departamento del Tesoro de EEUU anunció sanciones contra 19 rusos y cinco entidades de ese país por la intrusión en las elecciones presidenciales del 2016. Es la primera reacción oficial estadounidense contra Rusia por esa injerencia desde las que impuso al final de su mandato el expresidente Barack Obama


Los funcionarios informaron que los ataques se incrementaron a fines de 2015, al mismo tiempo que la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses estaba en marcha. Los hackers, sin embargo, no llegaron a sabotear o apagar los sistemas informáticos que guían las operaciones de las plantas.

Dichos ataques, detallaron, comprometieron con éxito la energía de ciertas locaciones de EEUU y Europa durante 2017, después de que el presidente Donald Trump llegara a la Casa Blanca. En los meses siguientes los piratas informáticos rusos atacaron el acceso a los sistemas de control crítico en las centrales eléctricas que no fueron identificadas.

Esta información es conocida por las agencias de inteligencia de EEUU desde hace más o menos un año y medio. Ya DHS y FBI había emitido advertencias urgentes a las empresas de servicios públicos en junio de 2017.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:PolíticaRusiagateDonald Trump

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés