La 'opción nuclear' en la votación de Gorsuch para el Supremo divide a los republicanos

El líder de la mayoría republicana, Mitch McConell, ve como una “vuelta a la tradición del Senado” la modificación en la norma de voto para acabar con el filibusterismo demócrata al nombramiento, mientras que el veterano senador John McCain lo considera una amenaza a la tradición bipartisana.
6 Abr 2017 – 4:33 AM EDT

Los republicanos están listos para apretar el botón de la 'opción nuclear', una maniobra que les permitirá cambiar las normas del Senado para evitar el intento de bloqueo de los demócratas a la nominación de Neil Gorsuch como magistrado de la Corte Suprema de Justicia, una decisión un tanto extrema que no convence a todos los republicanos.

Esta acción permitirá que el nombramienteo sea aprobado por mayoría simple, eludiendo el filibusterismo iniciado por los demócratas para impedir que los republicanos alcanzaran los 60 votos de apoyo que necesitan para la confirmación del nominado.

Sus partidarios consideran que favorecerá los procesos de confirmación de otros nominados y sus críticos cuestionan si se acabará terminando con el filibusterismo en el Senado, una práctica más habitual en bloqueos legislativos.

Por un lado, está el líder de la mayoría republicana, Mitch McConell, quien ante el intento de bloqueo del nominado por parte de los demócratas considera que el voto por mayoría simple es una "vuelta a la tradición del Senado", que puede ser beneficioso para futuros nombramientos.

Mientras que el veterano senador John McCain, un defensor de las normas en la Cámara Álta ve este movimiento como una amenaza a la tradición bipartisana del Senado en la discusión para respaldar este tipo de cargos.

De hecho, cuatro demócratas se mostraron dispuestos a sumarse al bloque republicano y votar a favor de Gorsuch, aunque no son suficientes para alcanzar la mayoría de 60 votos necesaria para aprobar el nombramiento.

McCain se desmarcó de quienes creen que después de "por lo menos 100 años de esta tradición, donde el Senado ha funcionado bastante bien, piensan que sería una buena idea dinamitarla", dijo en declaraciones a la prensa.

Los demócratas iniciaron este martes una maniobra de filibusterismo, que es el último recurso que suele tener la minoría en el Senado para impedir que salga adelante una ley o un nominado que necesita confirmación, que consiste en mantener el debate para impedir una votación final mientras no haya una mayoría de 60 votos.

Los demócratas están molestos después de que los republicanos se negaran a someter a votación al juez Merrick Garland -nominado por el expresidente Barack Obama en marzo de 2016 para ocupar la vacante que dejó en el Supremo el juez conservador Antonin Scalia-, alegando que no tenía sentido aprobarlo en año electoral.

La 'opción nuclear' hará más fácil para los republicanos la votación de Gorsuch puesto que cuentan con 52 de los 100 asientos del senado y necesitarían tan solo 51 votos a favor para que el nominado fuera confirmado, en vez de los 60 que requieren ahora las reglas y para la que necesitarían el apoyo de al menos 8 demócratas.

El senador por Arizona consideró que quien haya asegurado que el cambio de normas es algo positivo "quienquiera que lo haya dicho es un estúpido idiota, que no ha visto lo que ha pasado y cómo hemos sido capaces de evitarlo en varias ocasiones", dijo en referencia a otros desencuentros en el pasado entre demócratas y republicanos por confirmaciones judiciales.

En 2013, la mayoría demócrata cambió las reglas para que sólo se necesitara una mayoría simple, de 51 votos, para terminar el debate sobre todos los nombramientos judiciales a excepción de los magistrados del Tribunal Supremo.

McConnell, que entonces era líder de la minoría republicana en el Senado, les dijo a los demócratas: “Van a arrepentirse de esto. Y van a arrepentirse mucho antes de lo que creen”.

Aunque McCain ha dicho que votará con el resto de sus colegas de partido, este cambio en la normativa del Senado para la aprobación del nombramiento de un juez del Supremo afectará también a la abolición del filibustero en todas sus formas, también cuando se utilice para frenar leyes.

En el caso de la legislación, McConnell aseguró que se protegerá la supermayoría (60 votos) en la aprobación de proyectos de ley, según recoge el diario Washington Post.

McConnel dijo en declaraciones a la prensa que aunque las maniobras de filibusterismo aunque se emplean desde larga data, son un recurso que se ha empezado a utilizar recientemente para torpedear audiencias de confirmación de cargos pero lo consideró una pieza clave en la esencia del Senado.

"Todos entendemos que es lo que hace que al Senado el Senado", señaló.

Los rostros y tendencias de los magistrados de la Corte Suprema de Estados Unidos (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:EEUUCorte Suprema
Publicidad