La nueva batalla a vida o muerte del guerrero John McCain, uno de los republicanos más críticos con Trump

El senador por Arizona, que fue diagnosticado este jueves con un agresivo cáncer cerebral, sobrevivió a un cautiverio en Vietnam de cinco años y a un cáncer de piel. Ahora quienes lo conocen dicen que no se rendirá fácilmente ante la enfermedad.
23 Jul 2017 – 10:17 AM EDT

John McCain no podía votar por Donald Trump, así que escribió en la papeleta de votación el nombre de su mejor amigo para ser presidente. Después de la elección, ha sido el principal crítico republicano en el Senado de la postura del presidente hacia Rusia. Desde su casa de Arizona, donde está luchando contra el cáncer de cerebro, el senador por Arizona de 80 años lanzó el jueves un nuevo ataque en la Casa Blanca sobre su política respecto a Siria.

El grave diagnóstico médico golpeó al hombre que ha sido senador durante 30 años justo cuando estaba adoptando un papel notable en su ya destacada carrera.

Exprisionero de guerra en Vietnam, excandidato presidencial republicano en 2008 y en su momento principal exponente del político que "dice las cosas como son" (en las primarias del 2000 hizo campaña en el bus Straight Talk Express o el Expreso del Hablar Claro) ha emergido como la voz de lo que algunos republicanos sienten que es un partido extraviado en la era de Trump.

McCain ha arremetido contra Trump por sus ataques contra el personal militar (durante la campaña este puso en duda su condición de "héroe" que se ganó en la guerra de Vietnam), se ha espantado por la voluntad del mandatario de hacerse amigo del presidente ruso Vladimir Putin y ha rechazado la bien documentada mala educación de Trump con las mujeres.

El jueves, menos de 24 horas después de anunciar que se sometería a tratamiento para un gliobastoma, McCain prometió –en realidad advirtió– que no tardaría mucho en volver.

"Me está pidiendo a gritos que alegre los ánimos, así que voy a alegrar los ánimos", dijo el senador Lindsey Graham, su mejor amigo en el Senado (el mismo cuyo nombre McCain puso en la papeleta en noviembre).

McCain nació en Panamá, en la base naval estadounidense de Coco Solo, el 29 de agosto de 1936. Hijo de un almirante, McCain se alistó en la Academia Naval y fue enviado a Vietnam. Los viejos colegas dicen que McCain desarrolló su temeridad como aviador de la marina en esa guerra, en la que fue hecho prisionero y estuvo cautivo durante más de cinco años.


El momento de la captura

Fue capturado en 1967, después de que su avión fuera derribado por un misil tierra-aire. McCain salvó la vida al pulsar el botón de propulsión pero en la caída se rompió la pierna derecha y ambos brazos, quedando inconsciente, según relató en un artículo escrito en primera persona y publicado por US News en mayo de 1973.

" Algunos vietnamitas del Norte salieron a nadar y me tiraron al lado del lago e inmediatamente comenzaron a desnudarme, que era el procedimiento estándar. Por supuesto, como estábamos en el centro de la ciudad, una gran multitud de personas se reunieron, y todos estaban gritando y gritando y maldiciendo y escupiendo y pateándome".

" Cuando me quitaron la mayor parte de la ropa, sentí una punzada en la rodilla derecha. Me senté y lo miré, y mi pie derecho descansaba junto a mi rodilla izquierda, justo en una posición de 90 grados. Dije: "¡Dios mío, mi pierna!" Eso parecía enfurecerlos, no sé por qué. Uno de ellos golpeó con la culata de su rifle sobre mi hombro, y lo dejó muy maltrecho. La multitud se estaba poniendo muy nerviosa".

En ese momento, un tipo se acercó y empezó a gritarle a la multitud para que me dejaran en paz. Una mujer se acercó, me incorporó y me llevó una taza de té a los labios, y algunos fotógrafos tomaron algunas fotos. Esto calmó a la multitud un poco. Poco después, me pusieron en una camilla, la subieron a un camión y me llevaron a la cárcel principal de Hanoi. Me llevaron a una celda y me pusieron en el suelo. Yo todavía estaba en la camilla, vestido sólo con mis paños menores, con una manta sobre mí", escribió el hoy senador.

McCain fue puesto en una celda en solitario y sufrió duras torturas antes de ser liberado en 1973.

Su experiencia en Vietnam le marcó el carácter y le ayudó a superar dos campañas presidenciales fallidas. A lo largo de su carrera política se ganó una reputación de maverick (potro salvaje), uno de los miembros del Congreso más genuinos e inconformistas de los últimos tiempos.

McCain obtuvo un puesto de elección popular por primera vez el 2 de noviembre de 1982, ganando fácilmente un escaño en la Cámara de Representantes de EEUU por Arizona, el estado de su segunda esposa, Cincy Hensley.

Su historial de guerra le ayudó a contrarrestar las críticas de ser un candidato de fuera del estado. Fue reelegido en 1984 y en 1986 ganó la carrera para senador por Arizona, después de la retirada del notorio líder republicano Barry Goldwater.

Fue diagnosticado con un cáncer de piel y una cirugía para tratar esa condición le dejó una visible cicatriz en el lado izquierdo de la cara.

Se presentó como candidato a la nominación republicana para la elección presidencial del 2000, desafiando al favorito George W. Bush. Dio una gran sorpresa en Nueva Hampshire y prolongó su batalla ganando más estados del noreste, pero acabó concediendo la derrota frente a Bush en mayo.

En el 2008 volvió a buscar la presidencia y tras hacerse con la nominación republicana, fue derrotado claramente frente a Barack Obama en la elección de noviembre.

Sin miedo

Para algunos, McCain se ha convertido en la voz moral del Partido Republicano, cuyos líderes no siempre han dicho en voz alta lo que realmente piensan de Trump.

"No tiene miedo de nadie o de nada, claramente", dijo el senador de Texas John Cornyn, un republicano con quien McCain tuvo un serio encontronazo en 2007. "Él es único, por decir lo menos".

"Hace todo lo posible para asegurarse de que ha sido escuchado", dijo el senador republicano Chuck Grassley de Iowa, a quien McCain ha insultado.

"Cuando él no está de acuerdo con la gente, va a decirles que no está de acuerdo".

McCain suele disculparse después de algunos de sus estallidos de ira. "Esa irascibilidad ayuda a mantener a todos en movimiento en la dirección correcta", valora el senador republicano Roy Blunt.

La relación de McCain con Trump ha sido durante mucho tiempo conflictiva, remontándose por lo menos a la declaración de Trump hace dos años cuestionadno que McCain sea un héroe de guerra solo por haber sobrevivido a un cautiverio.

McCain dijo que Trump debía a otros veteranos una disculpa. Durante el gobierno de Trump, McCain ha roto con Trump por su prohibición de viaje a los ciudadanos de varios países musulmanes, sus acercamientos a Moscú o cuando solo apoyó tibiamente a Rex Tillerson, el elegido por Trump para la secretaría de Estado.

"Claramente, en el Partido Republicano no ha tenido miedo de decirle a su propio partido cuando piensa que están equivocados", dijo el amigo de McCain, Steve Duprey.

El jueves, McCain advirtió a sus detractores, a sus colegas, y a Trump, que no se sintieran demasiado cómodos en su ausencia. Tuiteó desde lo lejos: "Volveré pronto, así que espérenme!"

En fotos: Adiós a Spicer, el rey de los momentos insólitos de la Casa Blanca

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpJohn McCain

Más contenido de tu interés