La Cámara de Representantes aprueba fondos para mantener el programa de salud infantil, pero continúan los obstáculos

La medida, que tiene que ser discutida en el Senado, salió adelante con fuertes diferencias entre republicanos y demócratas sobre cómo seguirá financiándose el CHIP, un programa de asociación estatal y federal que funciona en forma conjunta con Medicaid para dar asistencia médica a niños de bajos recursos.
4 Nov 2017 – 7:07 AM EDT

La legislación que proporciona cinco años más de financiamiento para un programa de Programa de seguro de salud para niños (CHIP) caducada fue aprobada en la Cámara de Repreresentantes el viernes, sin embargo, una batalla partidista sobre el pago de la prórroga retrasará previsiblemente el proyecto de ley en el Senado.

Con 242 votos a favor y 174 en contra, la medida fue aprobada, un mes después de que los fondos para financiar el programa expiraran con mayoría de los republicanos y una fuerte oposición demócrata por los recortes que proponen.


En medio de la tormenta política, algunos estados tuvieron que congelar el programa ya al no recibir fondos antes del 1 de octubre, mientras en Arizona, California, Minnesota, Ohio, Oregon y el Distrito de Columbia seguirán empleando los fondos que no habían utilizado pero según sus calculos se agotarán a finales de diciembre o en enero.

El siguiente paso es el Senado. A pesar de la naturaleza bipartidista de este tipo de programas, demócratas y republicanos se acusan mutuamente de poner en riesgo el CHIP, que atiende a cerca de 9 millones de niños de bajos ingresos, y que cada partido quiere finanaciar de forma diferente.

Los republicanos quieren inyectar fondos a este programa, en parte, recortando otros programas creados bajo el programa de salud asequible, aprobado bajo la presidencia de Barack Obama, y elevando las primas de Medicare de las rentas más altas.

Sin embargo, los demócratas se oponen a esta opción, al considerar que recortar en otros programas de salud pública reduciría la finanaciación para vacunas y en los esfuerzos contra la epidemia de los opioides. Además, temen que aumentar las primas a las rentas más altas puede llevarles a dejar los seguros si son demasiado costosos, lo cual podría llevar a reducir la financiación de Medicare.

Tan sólo 15 demócratas se sumaron a los 227 republicanos que votaron a favor del proyecto de ley; frente a los 171 demócratas y 3 republicanos que votaron en contra.


El CHIP es un programa de asociación estatal y federal que funciona en forma conjunta con Medicaid. Este programa de salud otorga cobertura médica a bajo precio para aquellos niños de familias con un promedio de ingresos de 45,000 dólares anuales que no pueden obtener un seguro médico privado.


Tras conocer el resultado la organización Families USA denunció que este proyecto de ley podría afectar a la cobertura y afectar a los beneficiaros con medidas como: acortar los períodos de gracia para el pago de la prima, cancelando el seguro de salud cuando alguien en el mercado se atrasa un mes en pagar sus primas, recortando fondos para servicios vitales de salud pública, retirando fondos significativos de los departamentos estatales de salud pública y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y aumentando las primas de Medicare para los afiliados de mayores ingresos.

"A pesar de meses de negociaciones bipartidistas para garantizar que las familias puedan seguir dependiendo de CHIP, la Cámara de Representantes aprobó hoy un proyecto de ley partidista", señaló en un comunicado el director ejecutivo de Families USA, Frederick Isasi, quien pidió al Senado "regresar a esa tradición bipartidista" y que acuerde "fuentes de financiamiento que paguen la cobertura de los niños sin dañar a otros estadounidenses que trabajan arduamente".

En fotos: el Affordable Care Act (ACA), la ley de salud conocida como Obamacare, desde su aprobación hasta hoy

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:SaludCongreso de EE.UUEEUU