null: nullpx

En las entrañas de la cuenta de Twitter @realDonaldTrump

El presidente electo Donald Trump dijo que amaba Twitter porque era como tener un periódico sin pérdidas. Su campaña fue transmitida por él a través de esta red social, muchos le han atribuido su triunfo a esta herramienta y, al parecer, su gobierno será más de lo mismo. ¿Qué tanta potencia real tiene?
17 Nov 2016 – 4:14 PM EST

Tomemos el escalpelo. @realDonaldTrump está acostado en el quirófano. Hagamos una incisión y miremos por dentro, sus entrañas, sus órganos vitales, sus Followers. De inmediato, saltan a la vista varios huevos blancos, muchos, muchísimos. Parece un salmón repleto de huevas listo para desovar después de un largo viaje.


The Atlantic ya lo había dicho. Contó la historia de Patrick Ruffini, un "consultor digital político en Alexandria, Virginia, [que] publicó una hoja de cálculo de casi 500 cuentas de Twitter pro-Trump que habían hecho retweeted, al unísono, a un mensaje alentando a los votantes a presentar quejas a la FCC contra los 'robocalls' de la campaña de [Ted] Cruz. Muchas de estas cuentas, señaló Ruffini, previamente habían puesto tweets de '17 consejos de marketing para sitios web B2B'. Eran bots, cuentas automatizadas que existen sólo para ampliar el alcance social de quien los contrata".

Un bot, derivado de la palabra "robot", es una herramienta tecnológica programada para hacer acciones repetitivas. Un ejemplo que calza como anillo al dedo para explicarlo es la cuenta @DeepDrumpf, un bot programado para hacer tweets basados en la manera de hablar de Donald Trump: "Me gustaría vencer a @HillaryClinton. Es un horror. Le dije a Putin que lo dijera. Él ha sido increíble".



Los bots están por todo lado, páginas web y redes sociales, y la cuenta de Donald Trump, al parecer, está repleta de ellos. Al parecer, porque las herramientas que circulan por internet y miden las cuentas de Twitter se ponen de acuerdo de manera parcial.

Según Status People, @realDonaldTrump cuenta con 12 % de cuentas falsas, 63 % inactivas y sólo 25 % activas y reales. Twitter Audit dice que algo más de 2,000,000 de sus seguidores son falsos, mientras el resto son reales. La web FiveThirtyEight afirma que todos los políticos tienen seguidores falsos, pero Trump es el que más tiene. Basados en análisis de Followerwonk, Status People y Twitter Counter, llegan a la conclusión de que Trump tiene 8 % de seguidores falsos, seguido por Hillary Clinton con 7 %, Biden con 6 %, Bloomberg con 5 %, Sanders con 4 %, Cruz con 3 % y Kasich con 2 %.

Trump "ha utilizado su cuenta de Twitter para comunicarse de manera libre y sin filtro con un mayor número de seguidores que cualquier otro candidato, pero si muchos de ellos son falsos, esa plataforma sería menos potente de lo que parece", dice FiveThirtyEight.

Sin embargo, sin importar qué tan falsos sean sus seguidores en Twitter, por su calidad de presidente de Estados Unidos, Trump tendrá todo el eco de los medios de comunicación hablando de sus anuncios vía Twitter, y los medios tendrán que decidir cómo van a manejar la información de un presidente al que no se le pueden hacer contrapreguntas, ya sea porque las ignore o porque bloquee a algunos.

Según el portal Metro.co.uk, Trump ha bloqueado a cuentas de Twitter de gatos, actrices, músicos, escritoras, puertoriqueñas, críticos musicales y personas del común. Y periodistas, como David Roth, de Vice Sports y cofundador de Classical, un sitio de noticias deportivas independiente. "Lamento informar que no puedo ver los tweets de Trump a los que se refieren, porque estoy bloqueado por el maldito Presidente de los Estados Unidos", escribió el 15 de noviembre.



A otros, en cambio, les ha ocurrido lo contrario: "He tenido que bloquear a cientos de cuentas pro-Trump que atacaron con un racismo vil a mi joven hija", dijo David French, escritor, colaborador en National Review, abogado y veterano de la operación Iraqi Freedom.



Sigamos con la disección de @realDonaldTrump. Ahora hagamos una incisión en Following, las cuentas de Twitter que él sigue. Son sólo 41. Sus hijos, su organización, sus hoteles, sus campos de golf, su vicepresidente, algunos periodistas de Fox, uno de NBC, otro de CNN, su esposa y golfistas. Algo parecido ocurre con sus tweets favoritos. Son sólo 45: fotos de sus hijos dando entrevistas sobre él, artículos que escribe Ivanka Trump y cumplidos sobre sus corbatas. Es decir, si Trump quiere mirarse al espejo, basta con que abra su Twitter.

Y sobre sus tweets, bueno, ya queda poco por diseccionar ahí. Alguna vez borró uno por el que lo acusaron de antisemita, pero no es muy amigo de borrar tweets. Ni siquiera ha borrado en los que ha insultado. The New York Times contó 282 personas, sitios y cosas que Trump ha insultado por Twitter. Univision hizo lo propio: un juego interactivo en el escoges si eres gordo, negro, gay o nigeriano y te muestra cómo Trump te ha insultado. "Si alguien no puede manejar una cuenta de Twitter, no puede tener los códigos nucleares", dijo Obama en relación al descubrimiento de The New York Times sobre que el equipo de Trump le había restringido el acceso a Twitter.

¿Trump escribe sus propios tweets o alguien lo hace por él? Todd Vaziri, un artista de San Francisco, California, hizo un hallazgo: los tweets de la cuenta de Trump que suelen ser tranquilos fueron enviados desde un iPhone, mientras que los hiperbólicos son desde un Android.



David Robinson, un científico de datos, comenta que "cuando Trump le desea buena suerte al equipo olímpico, está twitteando desde su iPhone. Cuando está insultando a un rival, suele twittear desde un Android".

¿Y qué teléfono usa Donald Trump? El periodista Michael Barbaro, de The New York Times, estuvo con él 30 minutos, en los que interrumpió la entrevista varias veces por mirar su Samsung Galaxy: "cargando nuevos tweets con su dedo índice y maravillándose de sus menciones sin parar ['¡Mira esto!', imploró)]. El candidato comparó su Twitter con un periódico de una sola y gloriosa voz: la suya propia. 'El Ernest Hemingway de ciento cuarenta caracteres', dijo, citando a un seguidor".

"Cuando estoy trabajando en un libro o una historia, escribo cada mañana tan pronto aparece la primera luz del día", le dijo Hemingway a George Plimpton. Trump, el de Android, solía escribir mucho más temprano. El 30 de septiembre pasado, a las 4:30 am, insultó a Hillary Clinton y recomendó ver el video sexual de Alicia Machado.


Dos horas antes, el mismo día, dijo que estaba cansado de que los artículos sobre él dijeran "dicen las fuentes". "No hay fuentes, son escritos sólo con mentiras", escribió. ¿A qué hora usará su cuenta de Twitter cuando sea presidente? Al menos, para los periodistas será necesario empezar a estar fuera de la cama más temprano.

Jimmy Carter fue el primer presidente de Estados Unidos en nacer en un hospital; Kennedy, en ser católico; Harding, en tener un radio; Harrison, en tener electricidad en la Casa Blanca; Hayes, en tener teléfono; Obama, en usar Twitter, hacer un Live por Facebook, responder preguntas por YouTube, usar un filtro de Snapchat, y Trump, en heredar la cuenta de Twitter del presidente de Estados Unidos.

La cuenta @POTUS ha alcanzado 12,000,000 de seguidores durante sus ocho años de mandato. ¿Trump va a heredar esa cuenta después de su posesión? La respuesta es sí. Sin embargo, todos los tweets de Obama serán eliminados de allí, una copia irá a los National Archives and Records Administration y trasladados a una nueva cuenta, @POTUS44. Lo mismo ocurrirá con @FLOTUS, @PressSec y @VP. Obama, como expresidente, seguirá usando @BarackObama, con 79,5000,000 seguidores. Y Trump quizá siga con su cuenta de Twitter personal y tendrá @POTUS con 12,000,000 de seguidores y sin un sólo tweet en su historial.

Los tweets más exitosos de Donald Trump


Los tweets más exitosos (por retweets) de Donald Trump

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaTrendingTwitterDonald Trump

Más contenido de tu interés