null: nullpx
11 Septiembre

El Senado aprueba fondo de ayuda permanente para rescatistas y víctimas del 9/11

El proyecto de ley permitirá extender hasta el año de 2092 un fondo creado para apoyar a las víctimas, los rescatistas y sus familias después de los ataques terroristas de 2001. El proyecto ahora deberá ser firmado por el presidente Trump.
24 Jul 2019 – 10:07 PM EDT

El Senado dio este martes su aprobación legislativa final a un proyecto de ley que garantiza que el Fondo de Compensación a las Víctimas relacionadas con los ataques del 11 de septiembre de 2001 nunca se quede sin dinero.

El fondo de ayuda, aprobado por la Cámara de Representantes el pasado 12 de junio, recibió el respaldo de 97 senadores y dos votos en contra de los republicanos Mike Lee de Utah y Rand Paul de Kentucky. Ambos se opusieron a la iniciativa después de que dos de las enmiendas que proponían fueran rechazadas del proyecto final.

Con el resultado de la votación de este martes, los rescatistas y sus familias se unieron en celebración. Por su parte John Feal, uno de los primeros rescatistas en apoyar el proceso de promulgación de la ley dijo: "Nosotros no ganamos nada hoy. Muchas personas están enfermas y muriendo. No ganamos nada. Ganamos nuestro respeto y nuestra dignidad, salió como queríamos. Con eso creo que está bien".

El Fondo de Compensación para las Víctimas tiene el objetivo de proporcionar apoyo financiero necesario para todas aquellas personas que sufren algún problema de salud derivado de los atentados del 11 de septiembre de 2001.


"Suficientes juegos políticos"

Kirsten Gillibrand, senadora demócrata de Nueva York dijo que los socorristas del 11 de septiembre y sus familias han tenido "suficientes juegos políticos" que durante meses retrasaron la aprobación del proyecto de ley. "Nuestros héroes del 11 de septiembre merecen este programa como está escrito", dijo Gillibrand. "Dejemos que nuestros héroes se vayan a casa y vivan finalmente en paz".

El proyecto de ley permitiría ahora extender hasta el año de 2092 un fondo creado después de los ataques terroristas de 2001, esencialmente haciéndolo permanente.

Chuck Schumer, el líder demócrata en el Senado de Nueva York, dijo que el proyecto de ley garantiza "de una vez por todas que los héroes que acudieron a las torres hace 18 años ya no tendrán que preocuparse por la compensación para sus familias cuando se vayan".

Aquellos que respondieron primero ante la emergencia, "ya no tendrán que regresar al Congreso para luchar por la compensación que siempre deberían haber recibido", dijo Schumer. “Podrán ir a su casa, atender sus enfermedades, a los miembros de su familia y a sus amigos. Eso es lo que siempre quisieron hacer, solo poder cuidarse a sí mismos y a sus familias".

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, quien fue objeto de ataques por parte del comediante Jon Stewart y otros activistas, también elogió la aprobación del proyecto de ley.

La legislación hace "compromisos solemnes" a los bomberos, policías y otros socorristas que "se lanzaron de manera desinteresada hacia el World Trade Center" momentos después de que comenzaron los ataques terroristas de 2001, dijo McConnell.

“El Congreso nunca podrá pagar a estos hombres, mujeres y familias por sus sacrificios. Pero podemos hacer nuestra pequeña parte para tratar de hacer que nuestros héroes estén completos", dijo McConnell en el Senado. "Es por eso que el Senado nunca ha dejado de asistir al fondo (de las víctimas). Y no lo dejaremos de hacer".


La petición de un bombero

El Congreso había aprobado la Ley James Zadroga de Salud y Compensación, por encima de algunos republicanos que se oponían a su costo de más de 7,400 millones de dólares.

La ley fue reautorizada en 2015 por 90 años pero el Fondo de Compensación a las Víctimas, que forma parte de la ley, solo había sido aprobado para otorgar financiamiento hasta 2020, los recursos se estaban agotando y los administradores redujeron los pagos de beneficio hasta en un 70%.

Fue a medidado del mes de junio, en una serie de audiencias que buscaban ampliar los fondos, cuando el bombero Luis Álvarez de 53 años de edad, ex-detective de la policía de Nueva York y socorrista de primera línea en los sucesos del 11 de septiembre, en un estado de salud deteriorado acudió al Congreso a solicitar que fueran renovados los fondos de compensación.

Álvarez pasó semanas rescatando a las víctimas del atentado exponiéndose a una cantidad de asbesto y otras sustancias químicas que perjudicaron su salud. Días después de su petición ante los integrantes del Congreso falleció tras una lucha contra el cáncer de colon.

Mira también:


Las cifras detrás del 11 de septiembre

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés