null: nullpx

Trump pide el voto para Moore, pese al rechazo de muchos republicanos por las acusaciones de comportamiento sexual inadecuado con menores

El presidente mostró su apoyo al candidato al Senado por Alabama afirmando que "la negativa de los demócratas a dar un voto para la masiva reforma fiscal es la razón por la que necesitamos que el republicano Roy Moore gane Alabama. Necesitamos su voto para parar el crimen, la inmigración ilegal, el muro fronterizo (...)".
4 Dic 2017 – 07:24 AM EST

El presidente Donald Trump mostró este lunes su apoyo Roy Moore, candidato al Senado por Alabama y que ha sido acusado de conducta sexual inadecuada y ha sido incluso rechazado por numerosos de sus compañeros de partido.

Varias mujeres han señalado a Moore de que se propasó con ellas. Una de ellas afirma que la persiguió fines sexuales cuando tenía 14 años y él 32, hace casi cuatro décadas.

Sin embargo, esto no ha sido un inconveniente para el presidente, quien lo ha defendido y le ha dado su respaldo, tanto en Twitter como en una conversación personal con él.

En un mensaje en la red social publicado en la mañana, el presidente indicó que "la negativa de los demócratas a dar un voto para la masiva reforma fiscal es la razón por la que necesitamos que el republicano Roy Moore gane Alabama. Necesitamos su voto para parar el crimen, la inmigración ilegal, el muro fronterizo (...) No a Jones (rival de Moore), una marioneta de Pelosi/Schumer", en referencia a los líderes demócratas de las cámaras estadounidenses.



Ya en la tarde, a través de un comunicado de la Casa Blanca, se supo que el mandatario habló vía telefónica con Moore. "El presidente tuvo una llamada positiva con el juez Roy Moore durante la cual discutieron el estado de la campaña por el puesto en el Senado por Alabama y el presidente dio su apoyo a la campaña del juez Roy Moore", afirma la nota.

El propio Moore confirmó la información en su cuenta de Twitter: "Acabo de hablar por teléfono con el presidente Trump, quien me ofreció su total respaldo y dijo que necesitaba un luchador para ayudarle en el Senado de Estados Unidos".

Inicialmente el presidente, por boca de la portavoz de la Casa Blanca, se había alejado de Moore, indicando que "las acusaciones son preocupantes y deben ser tomadas con seriedad", aunque sin llegar a solicitar su retirada, como han hecho otros republicanos. El mandatario se había limitado a sostener que eran los votantes de Alabama quienes debían "tomar la decisión sobre quién debe ser su próximo senador".

La decisión se tomará el próximo 12 de diciembre, en unas elecciones especiales para sustituir a Jeff Sessions, nombrado fiscal general por Trump.

Moore siempre ha negado las acusaciones y se ha defendido afirmando que estas publicaciones son "fake news" generadas por sus rivales, entre los que incluye a miembros de su partido y grupos de la comunidad LGBT. Para contrarrestar las acusaciones, el candidato ha invocado a Dios.

Fue el diario The Washington Post quien publicó los primeros testimonios de mujeres que decían haber sido agredidas por el republicano. Entre ellas, estuvo Beverly Young Nelson, quien contó en una rueda de prensa que sufrió abusos cuando ella tenía 16 años y trabajaba como camarera en un restaurante que Moore visitaba frecuentemente. "Pensé que iba a violarme", afirmó.

Young Nelson dijo que una noche de 1977, el entonces fiscal de distrito ofreció llevarla a su casa y, en lugar de tomar la autopista para encaminarse a la casa, se estacionó en la parte trasera del local y comenzó a manosearla.

El diario publicó nuevas denuncias este miércoles de mujeres que cuentan que el republicano solía ir a un centro comercial en Alabama donde ellas trabajaban y perseguía a las jóvenes para invitarlas a salir. Una de ellas incluso dijo que el ahora candidato a senador le pidió su teléfono y el nombre de la escuela donde ella estudiaba, pero ella se negó a darle la información. Un día, mientras estaba en plena clase de trigonometría le pidieron ir a la dirección del colegio porque tenía una llamada telefónica. Cuando contestó, era Roy Moore invitándola a salir.

Las denuncias han hecho que algunos líderes republicanos le hayan exigido que renuncie a su candidatura. Entre ellos, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, quien aseguró que las "acusaciones son creíbles". "Si le preocupan los valores y las personas que él dice estimar, entonces debería dimitir", afirmó.

El líder de la mayoría en la Cámara Alta, Mitch McConnell, se plantó el lunes con la misma exigencia al señalar que creía la versión de las mujeres que lo señalaban. Sus acusaciones continuaron el martes, pero Moore reaccionó en Twitter al advertirle que sus días como líder de la mayoría en el Senado "están llegando a su fin" y que "la batalla apenas empieza".

El Comité Nacional Republicano también rechazó a Moore y le quitó el apoyo financiero a su campaña. Según Huckabee Sanders, esta decisión fue apoyada por Trump.

Un año después del triunfo de Trump, la diversidad se impuso en los comicios locales (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.