null: nullpx

El dueño de Amazon, Jeff Bezos, acusa al diario sensacionalista 'National Enquirer' de extorsión y chantaje

Bezos, quien además es propietario del diario 'The Washington Post', recientemente hizo público su divorcio, alegando haber sido amenazado con la publicación de fotos suyas desnudo e imágenes comprometedoras de Lauren Sánchez, la conductora de televisión con la que al parecer tuvo una relación extramarital.
8 Feb 2019 – 07:07 PM EST

Jeff Bezos, presidente ejecutivo del gigante de ventas Amazon, acusó al diario sensacionalista The National Enquirer de tratar de "extorsión y chantaje" si no detiene una investigación sobre cómo mensajes de texto privados así como fotos con su amante llegaron a ese tabloide.

La denuncia la hizo el propio Bezos a travpes de un blog publicado en la plataforma Medium titulado ‘No gracias, Señor Pecker’, para hacer referencia al dueño del medio sensacionalista.

The National Enquirer indicó este viernes que realizará una "profunda investigación" sobre las alegaciones de Bezos.

Bezos, quien además es propietario del diario The Washington Post, recientemente hizo público su divorcio, alegando haber sido amenazado con la publicación de fotos suyas desnudo e imágenes comprometedoras de Lauren Sánchez, la conductora de televisión con la que al parecer tuvo una relación extramarital.

Las amenazas habrían sido hechas con la intención de que Bezos parara la investigación que él había emprendido para saber cómo información privada, textos personales y fotografías con Sánchez se habían colado en el tabloide.


“Claro que no quiero que información personal mía sea publicada, pero tampoco quiero participar en su bien conocida práctica de corrreos oscuros, favores y ataques políticos y corrupción”, escribió Bezos explicando por qué ha decidido hacer público lo sucedido.

La investigión empezó el mes pasado cuando Bezos y su esposa anunciaron su divorcio justamente después de que el tabloide sensacionalista expusiera que el empresario estaba teniendo el presunto romance.

Bezos reconoce en su texto que ser dueño de The Washington Post le trae problemas con aquellos que resienten ciertas coberturas del famoso periódico de la capital estadounidense, entre ellos el presidente Donald Trump. De hecho, en el comunicado señala que el diario es "impopular en ciertos círculos" por las informaciones sobre Jamal Khashoggi, el periodista colaborador del diario descuartizado en la embajada saudió en Turquía.

Su muerte, de la que se cree está detrás la corona de Arabia Saudita, podría estar también detrás del chantaje. Para ello, Bezos hace refencia a dos informaciones. Una, de The New York Times, donde afirma que Pecker, quien estaba intentando hacer negocios con este país, invitó a un representante saudí a una cena con Trump. Otra, hace refencia a la agencia AP, donde se refiere la publicación de una revista de American Media donde se incluyó una imagen edulcorada del régimen que, se cree, ordenó el asesinato de Khashoggi.


De hecho, Trump es muy cercano a David Pecker, jefe ejecutivo de The National Enquirer. Muchas veces el presidente se ha hecho eco de informaciones exageradas o simplemente falsas que han sido publicadas por el tabloide, como la que vinculaba al padre del senador Ted Cruz con el asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy a la que se refirió durante la campaña primaria republicana.


La cercanía a Trump quedó demostrada cuando Pecker subscribió un acuerdo con la fiscalía especial que dirige Robert Mueller luego de que se determinara -en medio del juicio al exabogado de Trump Michael Cohen- que su tabloide había ayudado a comprar y ocultar historias perjudiciales al entonces candidato republicano, como la de la exactriz porno Stormy Daniels o la exmodelo de Playboy Karen McDougal , dos mujeres que aseguran que tuvieron relaciones con el magnate inmobiliario.

La participación de The National Enquirer en la compra del silencio a ambas mujeres equivale a un aporte de campaña que no fue informado a las autoridades electorales, lo que es un delito federal, de allí que Pecker pactara un acuerdo de inmunidad para colaborar con la fiscalía.

Aunque el chantaje es una conducta delictiva, sería solo un tribunal el que podría determinar si en las comunicaciones enviadas por The National Enquirer a Bezos hay una intencionalidad de violar la ley. Algo que, de verificarse, podría anular el acuerdo de Pecker con la fiscalía.

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.