El abogado de Trump obtuvo secretamente una orden para que Stormy Daniels no hable de su "affaire" con el presidente

Una corte de arbitraje aprobó el 27 de febrero un amparo judicial temporal, a petición de Michael Cohen, que impide que la actriz porno cuente detalles del supuesto encuentro que tuvo con el presidente en 2006.

Michael D. Cohen, abogado de Donald Trump, consiguió en un procedimiento secreto una orden la pasada semana que impide que Stormy Daniels cuente la supuesta relación que tuvo con el presidente en 2006, un año después de que se casara con Melania Trump.

El documento, al que tuvo acceso el diario The New York Times, establece de manera temporal que la intérprete no puede "develar o inducir, promover o animar de manera activa a alguien para que revele Información Confidencial", haciendo referencia al contrato que Daniels firmó poco antes de las elecciones y por el que se comprometió a no informar sobre la relación con el mandatario.

En enero, el diario The Wall Street Journal publicó que Cohen pagó a una actriz porno en octubre de 2016 -poco antes de las elecciones presidenciales- para tapar una relación sexual consensuada con el ahora presidente en julio 2006, en un evento de golf. Ella tenía entonces 27 años y Trump 59. Según esa información, dicho romance se produjo un año después de que Trump y Melania contrajeran matrimonio en 2005.

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, presentó el martes una demanda contra Trump alegando que él no había firmado la cláusula de confidencialidad, por lo que está liberada de la misma. Desde que el propio Cohen reconoció que él había pagado los 130,000 dólares de su bolsillo, ella afirmó que era libre de dar detalles de la supuesta relación, alegando que él había roto dicha cláusula.

Este miércoles, la Casa Blanca reaccionó a la demanda de Daniels negando nuevamente que el presidente tuviera alguna relación con ella y, por tanto, que tuviera que pagar para silenciarla. .

"El presidente ha negado las acusaciones en su contra", afirmó la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

"Se ha referido directamente (a estas afirmaciones) y dejó muy claro que ninguna de estas alegaciones es cierta", añadió.


El abogado de la actriz, Michael Avenatti, apareció en la mañana en varios medios de comunicación, afirmando que ella Daniels quiere "contar la verdad" sobre lo ocurrido. Alegó que puede hacerlo sin ninguna restricción legal porque, como dice la demanda, el acuerdo no es válido porque el presidente nunca estampó su firma en el documento.

"Ella cree que es importante que el público sepa la verdad de lo que pasó", dijo el abogado. "Creo que es el momento de que ella cuente su historia y de que el público decida quien dice la verdad", añadió.

RELACIONADOS:Donald Trump