La actriz porno que asegura haber tenido un romance con Trump lo demanda

Stormy Daniels, quien presuntamente tuvo una relación con el mandatario en 2006, sostiene que la "cláusula de confidencialidad" a la que llegaron no es válida porque el presidente no la firmó.

Stormy Daniels, la actriz de cine para adultos que presuntamente tuvo una relación con Donald Trump en 2006, presentó una demanda contra el presidente.

El documento establece que la "claúsula de confidencialidad" que le impedía a ella contar la historia de manera pública no es válida, ya que Trump nunca la firmó.


Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, estampó su nombre en el acuerdo y en un convenio en forma de carta el 28 de octubre de 2016, justo antes de las elecciones presidenciales, de manera que su historia no torpedeara la candidatura de Trump.

Los documentos también contienen la firma de Michael Cohen, abogado de Trump y quien dio a la actriz 130,000 dólares para que no hablara con los medios de comunicación. Sin embargo, la "cláusula de confidencialidad" –tal como aparece en la demanda– se refiere al presidente como David Dennison, mientras que Clifford es identificada como Peggy Peterson, según NBC News. Es el convenio en forma de carta que recoge las verdaderas identidades.

Ambos documentos tienen un espacio vacío con las iniciales DD en donde supuestamente debía firmar Trump.

En enero, el diario The Wall Street Journal publicó que Cohen pagó a una actriz porno para tapar una relación sexual consensuada con el ahora presidente en julio 2006, en un evento de golf. La mujer tenía entonces 27 años y Trump 59.

Según esa información, dicho romance se produjo un año después de que Trump y Melania contrajeran matrimonio en 2005.

La demanda sostiene que las presiones para que Daniels no revelara ningún detalle de los sucedido continuaron incluso después de la elección presidencial.

Después del acuerdo, la actriz se quejó de que el dinero no estaba llegando lo suficientemente rápido y amenazó con cancelar el trato, según el reporte. El pago se hizo a través del abogado de la mujer con fondos enviados a una cuenta de fideicomiso City National Bank, en Los Ángeles.

El supuesto pacto con la actriz se realizó cerca de la fecha en que el diario The Washington Post hizo público el video en el que se escuchaba a Donald Trump jactarse de tocar a las mujeres sin su permiso.

Cohen inicialmente negó la información, pero a mediados de febrero el abogado reconoció al diario The New York Times que había dado el dinero de su propio bolsillo, cuando trabajaba para la Organización Trump, pero ese dinero nunca le fue reembolsado.

"Ni la Organización Trump ni la campaña Trump participaron en la transacción con la Sra. Clifford, ni tampoco me reembolsaron el pago, ni directa ni indirectamente. El pago a la Sra. Clifford fue legal, y no fue una contribución de campaña ni un gasto de campaña de nadie", dijo Cohen en el comunicado.

Daniels había contado su historia a la revista In Touch en 2011, así como al sitio web de chismes TheDirty.com. Además, en otoño de 2016, estuvo en conversaciones con otros medios de comunicación.

En sus declaraciones, la actriz Stormy Daniels, quien presuntamente tuvo una relación con el mandatario en 2006, sostiene que la "cláusula de confidencialidad" a la que llegaron no es válida porque el presidente no la firmó. La actriz no ha negado públicamente una aventura con Trump, aunque en las entrevistas no responde directamente las preguntas al respecto.

RELACIONADOS:Donald TrumpEEUU