Danilo Medina asume su segundo mandato en República Dominicana y promete sacar a más de 800,000 personas de la pobreza

En una ceremonia de investidura a la que asistieron presidentes y jefes de estado de una decena de países, Medina prometió que el eje de esta nueva etapa de gobierno será la creación de nuevos empleos, que cifró en 400,000.
16 Ago 2016 – 1:16 PM EDT

Con información de la agencia Efe

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, y su vicepresidenta, Margarita Cedeño, juraron este martes su cargo y asumieron su segundo mandato consecutivo con la promesa de crear 400,000 nuevos empleos y sacar a 830,000 personas de la pobreza.

"El empleo será nuevamente un eje fundamental. En los próximos cuatro años crearemos, mínimo, otros 400.000", aseguró Medina durante el discurso de toma de posesión al que asistieron los presidentes de la vecina Haití, Jocelerme Privert ;Panamá, Juan Carlos Varela; Honduras, Juan Orlando Hernández; Guatemala, Jimmy Morales; Venezuela, Nicolás Maduro; Ecuador, Rafael Correa, Bolivia, Evo Morales, así como el rey emérito de España, Juan Carlos.

En su discurso de investidura, Medina dijo llegar con un "compromiso renovado" con los dominicanos para "servir la patria, cuidar su tierra y hacer crecer cada día su grandeza".

El presidente dijo que durante su gestión 900,000 personas salieron de la pobreza y prometió seguir trabajando con ese compromiso y para reducir la pobreza y la pobreza extrema e impulsar a la clase media con salarios dignos.


El gobernante coronó este martes el recorrido de un camino difícil en su primer trecho, debido a la oposición a su reelección en su propia parcela política, que dominara para modificar la Constitución para volver a presentarse como el candidato del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Promete cambios en el gabinete

Medina, además, asume de nuevo la Presidencia cuando su Gobierno alcanza acuerdos con varios sindicatos de enfermeras y otro con personal del sector salud, aunque enfrenta una eventual huelga del Colegio Médico Dominicano, que le acusa de ganar tiempo para intentar dividir al gremio.



Además, Medina asumió su mandato con las expectativas generadas por la promesa de que introduzca cambios en el tren gubernamental, donde hay ministros y funcionarios de menor rango con 12 años consecutivos en sus cargos.

La expectación en torno a este mandato también gira en la cuota de poder que cederá el jefe de Estado al antiguo antagónico y hoy aliado Partido Revolucionario Dominicano (PRD), cuyo último período de Gobierno lo encabezó el entonces presidente Hipólito Mejía (2000-2004), uno de los principales líderes del PRM.

Medina, un economista curtido en las lides políticas, ha prometido continuar su apoyo a sectores claves de la economía como el turismo y las zonas francas, mantener financiación a pequeños productores agrícolas, completar la modernización de la educación preuniversitaria, combatir el desempleo y mejorar los niveles de inseguridad.

Con un Congreso Nacional a su favor, la mayoría de las alcaldías en poder del PLD y convertido en el más importante líder de su partido, Medina asegura que lo mejor de su gestión se producirá en los cuatro años venideros, en los que promete no fallarle a la economía de mayor crecimiento de Latinoamérica.


Más contenido de tu interés