Dan más tiempo a la mujer que acusa a Kavanaugh de asalto sexual para decidir si testifica en el Senado

Chuck Grassley, presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado, decidió a última hora ofrecer 24 horas más a Christine Blasey Ford. Una abogada de la profesora criticó los plazos al considerar que su “único propósito (es) presionar a Ford".
22 Sep 2018 – 8:35 AM EDT

El presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado, Chuck Grassley, decidió a última hora de este viernes a dar más tiempo a Christine Blasey Ford, la mujer que acusa a Brett Kavanaugh de asalto sexual, para que decida si testifica en en Congreso.

"Juez Kavanaugh, acabo de concederle otra extensión a Ford para que decida si quiere proceder con la declaración que hizo la semana pasada para testificar ante el Senado. Ella decidirá para que podamos seguir adelante. Quiero escucharla. Espero que lo entiendas. No es mi forma de actuar el ser indeciso", escribió Grassley en su cuenta de Twitter al filo de la medianoche.

Según fuentes de CNN, el plazo fue fijado a este sábado hasta las 2:30 pm ET.

Minutos antes de las 10 de noche, la hora fijada por Grassley para recibir una respuesta, una abogada de Ford pidió un día más para decidir.

La abogada Debra Katz dijo que la hora límite impuesta por Grassley tenía “ el único propósito de presionar a la profesora Ford y de privarla de la posibilidad de tomar una decisión considerada que tiene implicaciones que pueden alterar su vida y la de su familia”.


Pese a este nuevo plazo, aún existen dudas sobre si Ford, profesora de psicología de California, comparecerá ante la comisión presidida por republicanos y relatará los legisladores y al país sus afirmaciones de que Kavanaugh la asaltó, le tapó la boca y trató de quitarle la ropa cuando ambos eran adolescentes en la década de 1980.

Grassley inicialmente rechazó la petición de que únicamente senadores, y no abogados, pudieran hacer preguntas. Los 11 republicanos de la comisión (todos varones) han estado buscando una abogada externa para interrogar a Ford, conscientes de la impresión que podría tener en un año electoral el hecho de que un grupo de hombres cuestione las acusaciones de una mujer sobre un ataque sexual.

El senador también había rechazado la propuesta de que Ford testifique después de Kavanaugh, una posición que los abogados consideran ventajosa porque les da la oportunidad de refutar acusaciones.

“No estamos dispuestos a cumplir sus irrazonables demandas”, dijo Grassley en un comunicado escrito antes de ampliar el tiempo para que ella decida.

La postura de Grassley subraya el deseo del presidente Donald Trump y de la dirigencia republicana de llevar a Kavanaugh, de 53 años, a la Corte Suprema antes de que comience el nuevo periodo de sesiones el 1 de octubre y antes de las elecciones de noviembre, cuando los demócratas intentarán tomar el control del Congreso.

El mandatario no había realizado hasta el jueves ningún ataque contra Ford hasta el jueves. Hasta entonces, se había limitado a defender a su nominado. Sin embargo, el jueves y el viernes cambió el tono y puso en cuestión la credibilidad de Ford, preguntándole por qué no había habido ninguna denuncia del ataque si fue "tan grave".

Cuatro tensos días de audiencias de Brett Kavanaugh en el Senado en imágenes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés