Capturan a sospechoso del ataque a la sede diplomática de EEUU en Bengasi

El caso del ataque en el que murió el embajador de EEUU en Libia y otros tres funcionarios fue utilizado por el presidente Trump como una de sus armas más poderosas de campaña para criticar a su entonces contrincante demócrata Hillary Clinton.

El presidente Donald Trump anunció mediante un comunicado este lunes que un equipo comando de EEUU capturó en Libia a un sospechoso de haber participado en el ataque al consulado de EEUU en Bengasi en el que murieron el embajador Christopher Stevens y otros tres funcionarios.

En un comunicado oficial de la Casa Blanca, el presidente identificó al hombre como Mustafa al Imam y dijo que enfrentará a la justicia en EEUU.

"Por orden mía, las fuerzas de EEUU capturaron a Mustafa al Imam en Libia. Debido a esta exitosa operación, al Imam enfrentará a la justicia en Estados Unidos por su presunta participación en los ataques del 11 de septiembre de 2012 en Bengasi", dice el comunicado.

Los detalles sobre la operación son limitados, pero funcionarios citados por el diario The New York Times dijeron que la operación para capturarlo se había planificado desde hace meses y que solo se esperaba la autorización de la Casa Blanca. El Comando Conjunto de Operaciones Especiales del Ejército estuvo siguiendo a al Iman durante varios meses en lo que fue una misión secreta.

El gobierno de Estados Unidos tiene un video de Al Imam presente en uno de los dos sitios del ataque, según dijo un funcionario a CNN.

Las autoridades libias fueron informadas de antemano sobre la operación armada. Todos los efectivos estadounidenses involucrados en la captura resultaron ilesos. La condición de Al Imam no se conoce en este momento.

La captura de Al Imam se produce mientras el presunto autor intelectual del ataque, Ahmed Abu Khatallah, es enjuiciado en Washington por 18 cargos relacionados con el ataque del 11 de septiembre de 2012.

El caso del ataque al consulado de Bengasi fue una de las armas de los republicanos y del propio presidente Donald Trump durante la campaña para atacar a su contrincante demócrata Hillary Clinton ya que cuando ocurrió se desempeñaba como secretaria de Estado del gobierno de Barack Obama.

El arresto del hombre es mostrado como una victoria para Trump, quien durante la campaña prometió llevar a Guantánamo a culpables de ataques semejantes.

Luego de su captura, Al Imam fue trasladado en avión a un barco de la Armada de EEUU.