24 horas para decir "no": lo que tardó Trump en negar que haya trabajado para Rusia

En menos de dos días surgieron dos reportes explosivos sobre Trump y Rusia: uno dice que el FBI investigó al presidente porque creyó que podría estar trabajando secretamente para el Kremlin, y el otro dice que ha ocultado los detalles de sus reuniones con Putin.
14 Ene 2019 – 5:36 PM EST

El presidente Donald Trump negó este lunes que trabajara para Rusia, luego de que un reporte de The New York Times revelara dos días atrás que el FBI investigó al presidente porque creyó que podría estar trabajando secretamente para Moscú.

“Nunca trabajé para Rusia”, Trump dijo a los periodistas en la Casa Blanca cuando este lunes cuando partía hacia Nueva Orleans. “No solo no trabajo para Rusia, sino que creo que es una vergüenza incluso esa pregunta porque es una grosera descarada farsa. Es solo un engaño".

Frente a la Casa Blanca, Trump también insultó a exfuncionarios del FBI entre ellos, el ex subdirector del bureau, Andrew McCabe, y el investiador Peter Strzok y la abogada Lisa Page. "Entonces las personas que hicieron esa investigación (...) con conocidos como sinvergüenzas. Supongo que se podría decir que son policías sucios".

El reporte del diario neoyorquino fue solo uno de los últimos respecto al llamado ' Rusiagate'. Otro reporte de The Washington Post, señala que Trump había tratado de ocultar los detalles de sus conversaciones con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Un reporte explosivo...

The New York Times informó este viernes que los días posteriores a que Trump despidiera abruptamente al director del FBI James Comey, en mayo de 2017, oficiales del buró de investigación comenzaron a investigar si el presidente estaba trabajando en contra de los intereses estadounidenses.

Citando a exfuncionarios que permanecieron anónimos, el informe indica que investigadores de la contrainteligencia preocupados por comportamientos del presidente, iniciaron pesquisas para ver si Trump estaba operando secretamente con el Kremlin y si sus acciones eran una amenaza a la seguridad nacional.

Que el FBI investigue a un mandatario en funciones por tamañas sospechas, supone algo completamente inusual. Los investigadores también estaban considerando si en el despido de Comey hubo intento de impedir el avance de una investigación federal.


Tras la salida de Comey, el vicefiscal general, Rod Rosenstein, encargó al fiscal especial Robert Mueller que investigue la trama rusa. Mueller, que investiga la intervención rusa en las elecciones de 2016 y posible colusión entre emisarios rusos y la campaña republicana, también investiga si Trump intentó obstruir a la justicia con sus acciones (en especial con el despido de Comey) aunque no se sabe si sus pesquisas han ido en la misma dirección que estas reveladas por el periódico.

...seguido de otro reporte explosivo

Por otra parte, The Washington Post reveló que Trump hizo todo lo posible por ocultar los detalles de sus conversaciones con Putin. En ese trabajo, el periodista Greg Miller analizó como Trump había manejado sus reuniones cara a cara con Putin y el informe detalla que el presidente quería mantener los detalles en secreto.

"No hay un registro detallado, ni siquiera en archivos clasificados, de las interacciones cara a cara de Trump con el líder ruso en cinco lugares en los últimos dos años", dice el diario.

Por ejemplo, Trump se reunió con Putin en Hamburgo, Alemania, en julio de 2017. En aquella ocasión estaba acompañado por el entonces exsecretario de Estado Rex Tillerson y un traductor. El reporte señala que el presidente se quedó con las notas de su traductor y le dijo que no podría hablar de lo ocurrido con otros funcionarios de la administración.

Luego, en esa misma ocasión, Trump y Putin volvieron a hablar largo rato con la sola presencia del intérprete de Putin. La charla se dio justo cuando The New York Times estaba cerca de publicar la historia sobre la famosa reunión en la Torre Trump entre el hijo del presidente, Donald Trump Jr. y presuntos emisarios del Kremlin en 2016. El diario neoyorquino había pedido declaraciones sobre tal reunión a la Casa Blanca.

El reporte también hace referencia a la polémica conferencia de prensa que Trump dio junto a Putin en julio de 2018, en Helsinki, Finlandia.

The Washington Post señala que ambos mandatarios estuvieron acompañados por funcionarios estadounidenses pero que luego Trump y Putin tuvieron otra reunión de dos horas en privado, solo con intérpretes.

Que un presidente estadounidense se reuna en privado con el mandatario de un país históricamente considerado hostil. Que lo haga sin sus principales asesores y que precticamente no haya registro de lo que se habló allí es completamente inusual.

"No"

Trump habló telefónicamente sobre el tema con su cadena de noticias favorita: Fox. El sábado en una entrevista con el canal, la presentadora Jeanine Pirro, una amiga y admiradora de Trump, hizo la pregunta sobre si el presidente había trabajado para Rusia.

"Creo que es la cosa más insultante que me han preguntado (...) Creo que es el artículo más insultante (...) y si lees el artículo verás que no encontraron absolutamente nada", dijo Trump sin decir directamente 'no'.

Este lunes, cuando Trump se dirigía a Nueva Orleans, 24 horas después de que saliera el último reporte, el presidente dijo que "no", que no trabajaba para Rusia.

En este contexto se conocieron las palabras que leerá William Barr, el nominado de Trump para fiscal general, ante el Senado cuando este martes comience su audiencia de confirmación.

Barr, quien de ser confirmado será quien supervise la investigación de Mueller, dice en ese texto que permitirá que el fiscal especial concluya sus pesquisas sobre el 'Rusiagate'.

El nominado ha criticado anteriormente la investigación de Mueller. Pero en esta declaración dice que no intentará controlar a Mueller. "Creo que es de vital importancia que se le permita al Fiscal Especial completar su investigación", dice en el texto. También señala que buscaría hacer públicos algunos de los informes de Mueller.

Si bien la declaración de Barr podría llevar algo de tranquilidad a quienes quieren que se proteja al fiscal especial, estos dos informes explosivos en apenas dos días generan más preguntas sobre qué sucede en el vínculo entre Trump y Putin.

Y por eso, para saber qué se han dicho en esas reuniones de las que parece no haber un registro disponible es que los demócratas quieren usar su recién ganada mayoría en la Cámara de Representantes para intentar que sean los propios traductores (si no lo hace la Casa Blanca) quien les explique lo que conversaron ambos líderes.


Los rostros del ‘Rusiagate’, la investigación que incomoda al presidente Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés