publicidad
Un estudiante jugando en la yarda de una escuela.

Jóvenes inmigrantes demandan a distrito escolar en Pennsylvania por negarles acceso a la secundaria

Jóvenes inmigrantes demandan a distrito escolar en Pennsylvania por negarles acceso a la secundaria

Algunos distritos escolares en EEUU han derivado a niños inmigrantes a escuelas alternativas que no responden a sus necesidades, donde no obtienen créditos académicos o no aprenden inglés. Esta es la tercera demanda de su tipo en menos de un año.

Un estudiante jugando en la yarda de una escuela.
Un estudiante jugando en la yarda de una escuela.

Seis jóvenes refugiados que llegaron a EEUU desde países en guerra demandaron a un distrito escolar en Pennsylvania por negarles ingreso a la secundaria regular y derivarlos a escuelas alternativas para estudiantes con problemas disciplinarios donde ni siquieran están aprendiendo inglés.

Esta demanda es la tercera de su tipo sometida en poco más de un año en EEUU, tras casos similares registrados con jóvenes inmigrantes en Nueva York y Florida.

Los demandantes son tres varones y tres niñas de entre 17 y 21 años de edad procedentes de Sudán, Somalia, República Democrática del Congo y Birmania, quienes intentaron entrar a una escuela en el distrito escolar de Lancaster (80 millas al oeste de Philadelphia) pero les negaron el ingreso, y tras mucho insistir fueron enviados a una institución disciplinaria donde están sometidos a un "ambiente altamente restrictivo y abiertamente agresivo", que no les da el apoyo que necesitan para salir adelante, indica la demanda.

La demandante principal es Khadidja Issa, una joven de 18 años de edad que llegó a EEUU desde Sudán en 2015 buscando protección y una mejor vida, y hoy vive con miedo y "como una prisionera" en la escuela alternativa, Phoenix Academy, donde no entiende qué ocurre porque ni le enseñan inglés ni hay funcionarios que le puedan traducir.

"Nuestros clientes ya experimentaron muchos traumas y pérdidas antes de llegar a este país. En lugar de ayudarlos a hacer el difícil ajuste proveyéndoles los recursos educativos que requiere la ley, el distrito escolar les ha negado por completo una educación o los ha forzado a ir a una escuela alternativa, donde a menudo los acosan o no aprenden", dijo Reggie Shuford, director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles de Pennsylvania, quien representa a los jóvenes.

Unaccompanied minors receive legal support Univision

En la escuela alternativa, alega la demanda, los estudiantes son sometidos a registros, no pueden llevar pertenencias -incluyendo libros, papeles, bolsas, alimentos, teléfonos o más de $10 dólares- utilizan camisetas de colores de acuerdo a su conducta, deben confrontar a otros estudiantes con conducta negativa y documentar las confrontaciones, y pueden ser restringidos físicamente.

Phoenix Academy, que es una institución privada, tampoco tiene profesionales que trabajen con estudiantes que hablen inglés como segundo idioma (ESL) ni traductores.

Las escuelas públicas de Pennsylvania, por el contrario, están obligadas por ley a educar a estudiantes entre 6 y 21 años de edad en el barrio en donde residen, y proveerles apoyo a los estudiantes de ESL, indica la demanda.

publicidad

Además, la escuela a donde los chicos refugiados solicitaron admisión, la Secundaria McCaskey, tiene un programa específico llamado 'Escuela Internacional', diseñado para atender a estudiantes recién llegados a EEUU que no hablan inglés.

De los 11,300 estudiantes del distrito escolar de Lancaster, 1,872 están aprendiendo inglés (16.5%) y 517 son refugiados (4.5%). La mayoría de los estudiantes (60%) son hispanos.

El distrito, por su parte, expresó que la demanda no tiene méritos. En una declaración a la AP indicó que seguirá desarrollando "programas únicos, como nuestro Centro de Bienvenida a los Refugiados, programas extracurriculares y programas especiales de verano para estudiantes refugiados".

Esta demanda, según la ACLU, es la tercera similar en poco más de un año que organizaciones de defensa de los derechos civiles someten contra distritos escolares en EEUU que les han negado instrucción a estudiantes inmigrantes que no hablan inglés.

En mayo pasado familiares de dos chicos guatemaltecos y uno haitiano de 17 años de edad demandaron al distrito escolar del condado de Collier (oeste de Florida) por negarles ingreso a la secundaria a los adolescentes y derivarlos a una escuela técnica para adultos que no ofrece créditos académicos.

Ese mismo mes el distrito escolar de Utica (centro de Nueva York) llegó a un acuerdo con seis adolescentes refugiados de Ruanda, Bután y Birmania a quienes también se les negó matrícula en una escuela secundaria regular y fueron enviados a programas alternativos para estudiantes ESL dónde podían obtener solo un GED (equivalente del diploma de preparatoria).

Sendos informes de la agencia de noticias AP y del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Georgetown publicados este año también confirmaron que distritos escolares en todo EEUU les niegan sistemáticamente el derecho a la educación a niños inmigrantes o a niños que están solos en el país, o los derivan a programas alternativos que no responden a sus necesidades académicas.


Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad