Política de Educación

El ausentismo escolar es un problema nacional: Uno de cada ocho estudiantes falta con regularidad a clases

Un nuevo informe del departamento de Educación asegura que el problema está extendido por todo el país, a todos niveles, y que tiene consecuencias "devastadoras" en el futuro de los estudiantes.
10 Jun 2016 – 11:52 AM EDT

Uno de cada ocho estudiantes estadounidenses falta con regularidad a la escuela, sobre todo en secundaria, y están perdiendo valioso tiempo lectivo con consecuencias "devastadoras" sobre su futuro, según un nuevo estudio del departamento de Educación sobre ausentismo escolar.

Las autoridades calificaron el tema del ausentismo como un "problema nacional" cuya magnitud estuvo oculta hasta esta semana, cuando el departamento de Educación reveló los primeros resultados de una encuesta llevada a cabo en casi todas las escuelas públicas del país -más de 95 mil- y que por primera vez preguntó sobre el asunto.

Según la encuesta, durante el año académico 2013-2014 unos 6.5 millones de estudiantes se ausentaron de la escuela recurrentemente (por 15 días o más), lo que representa el 13% de todos los alumnos del sistema.

El problema es más grave en secundaria, donde dos de cada 10 estudiantes falta a la escuela con regularidad.

Entre los distintos grupos demográficos, el estudio halló que uno de cada 10 estudiantes latinos de primaria e intermedia falta con regularidad a clase, y dos de cada 10 lo hace en secundaria.

Las minorías, las mujeres y los estudiantes con discapacidades se ausentan con más frecuencia que los demás, indican los datos.

Faltar a clase reiteradamente acarrea graves consecuencias, según diversos estudios en torno al tema. El ausentismo es causa primordial de bajo rendimiento académico y es un indicador más importante que las calificaciones de exámenes a la hora de determinar si un alumno abandonará la escuela.

Investigaciones han demostrado que los niños que se ausentan crónicamente en pre-k, kindergarden y primer grado tienen menos destrezas de lectura en tercer grado, y los alumnos que se ausentan recurrentemente entre el octavo y el duodécimo son más propensos de dejar la escuela para siempre.


"El ausentismo es un problema nacional", dijo el secretario de Educación, John B. King Jr., en un comunicado. "Las ausencias frecuentes a la escuela pueden ser devastadoras para la educación de un niño. No ir a la escuela provoca bajo desempeño escolar y motiva la deserción. Millones de jóvenes están perdiendo la oportunidad de una educación post-secundaria, buenas carreras y experimentar el Sueño Americano".

Las causas del ausentismo son varias. Por ejemplo, un estudiante puede no ir a la escuela porque no cuenta con transporte público o no puede pagarlo, tiene problemas de salud o alguien en su familia los tiene y debe cuidarlo, está siendo acosado en el plantel o no es un lugar seguro para estudiar.

El Departamento de Educación lanzó este viernes una página web con más detalles sobre los índices de ausentismo y un mapa que demuestra cómo el problema está extendido por todo el país, aunque no hay un patrón consistente.

Por ejemplo, en Detroit, donde se registró el mayor índice de ausentismo, casi seis de cada 10 estudiantes se ausentó a clases durante 15 días lectivos o más durante el año académico 2013-2014.

En la capital estadounidense, una tercera parte de los estudiantes se ausentó regularmente, y en Florida, solo el 4.5% de los alumnos lo hizo.

Alarmado por estas cifras, el gobierno federal expandió esta semana el programa My Brother's Keeper Success Mentors (MBK), para mentores que darán seguimiento a estudiantes en riesgo de faltar a la escuela, y asegurarse de que no lo hagan. La meta es tener mentores para más de un millón de estudiantes de aquí a cinco años.

Un mentor ofrece apoyo académico, social y emocional a sus pupilos, les da seguimiento y se asegura de que vayan todos los días a la escuela.

Los mentores son personas vinculadas a la escuela, como entrenadores, funcionarios administrativos, maestros, guardias de seguridad, voluntarios, tutores o asistentes .

A cada uno se le asignan de 3 a 5 estudiantes con quienes deben reunirse 3 veces por semana, y están entrenados para apoyar a los jóvenes, comunicarse con los familiares del estudiante e identificar razones que puedan estar manteniendo a los chicos fuera de la escuela.

El programa de mentores MBK fue lanzado a principios de este año en 10 ciudades del país, donde sirvió a más de 8 mil estudiantes con problemas de ausentismo, y ahora servirá a un total de 30 ciudades.

La Casa Blanca reclutó, como parte del esfuerzo, al alero de los Oklahoma Thunder de la NBA, Kevin Durant, y a la empresa que lo representa a él y a otras celebridades como Rihanna o Shakira, para que usen su poder de persuasión como estrellas para motivar a los chicos a asistir al aula todos los días.

Una empresa que fabrica mochilas, STATE Bags, se comprometió a donar 30 mil mochilas en las ciudades servidas por MBK, para que los niños vayan con todo los materiales que necesitan a la escuela.

"A veces las razones para ausentarse (de la escuela) tienen que ver con no tener lo que necesitas para estar ahí presente y listo...como una mochila, útiles escolares o el apoyo de un adulto que se preocupe", dijo Durant.


Lea también:

Publicidad