publicidad

Lanzan iniciativa para combatir ausentismo en las escuelas de EEUU

Lanzan iniciativa para combatir ausentismo en las escuelas de EEUU

La administración Obama presenta un plan de acción para atender las ausencias crónicas en las aulas y el impacto negativo que tiene en los niños.

Salón de clases
Por Carmen Graciela Díaz @carmen7graciela


Entre 5 y 7.5 millones de estudiantes se ausentan cada año de sus escuelas en Estados Unidos, según estimaciones del Departamento de Educación. El ausentismo recurrente -o perder al menos 18 días de clases en el año escolar por cualquier motivo, con o sin excusa- es una causa primordial en el bajo rendimiento y un indicio de que los alumnos podrían eventualmente abandonar la escuela.     

Este miércoles, el gobierno de Estados Unidos lanzó la iniciativa “Every Student, Every Day: A National Initiative to Address and Eliminate Chronic Absenteeism” con la meta de reducir el ausentismo crónico en al menos un 10 por ciento cada año a partir del curso escolar actual (2015-2016).


publicidad
“Los estudiantes deben estar en sus salones de clases para aprender pero demasiados niños, y usualmente los más vulnerables, están perdiendo cada año casi un mes o más de escuela”, dijo el secretario de Educación, Arne Duncan. 
El ausentismo escolar tiene claras secuelas en el futuro de los estudiantes. De acuerdo con investigaciones, los niños que se ausentan crónicamente en pre-k, kindergarden y primer grado tienen mayores probabilidades de no poder leer óptimamente cuando cursen su tercer grado y los alumnos que se ausenten recurrentemente entre el octavo y el duodécimo grado son más propensos de abandonar la escuela para siempre.
En este universo, los estudiantes hispanos son más propensos al ausentismo que sus pares blancos. Además los alumnos hispanos que perdieron más días de escuela tuvieron peores puntuaciones al leer, en comparación con otros niños que se ausentaron crónicamente, según revela un estudio reciente de Attendance Works y Healthy Schools Campaign. 
La acción impulsada por la Casa Blanca, el Departamento de Educación, el Departamento de Salud y Servicios Sociales, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos y el Departamento de Justicia agrupa el esfuerzo de estados, comunidades locales, organizaciones sin fines de lucro, de fe y filantrópicas para atajar el ausentismo en Estados Unidos.


publicidad
La iniciativa incluye un componente de acopio de datos por medio del Civil Rights Data Collection de 2013-2014 -que el Departamento de Educación lanzará en la primavera de 2016- que incluirá información de los estudiantes que se ausentaron al menos 15 días a clases para identificar patrones de conductas y actuar en consecuencia.
“A través de los años han tratado tantas cosas para atender el ausentismo. Pero la data está. Podemos generar reportes por estudiantes según su raza, género, estatus económico de su familia. El problema es qué hacemos con esa información”, cuestiona Michelle Bellizzi, maestra de la escuela pública 198 en Manhattan, Nueva York.

En sus 12 años de experiencia, ella ha visto cómo muchos estudiantes se ausentan por condiciones de salud como el asma y el clima, particularmente el invierno.


Las escuelas y las autoridades han intentado varias estrategias. Las más sencillas: las llamadas de parte de los maestros a los padres y convocatorias a reuniones para discutir las ausencias de los niños.


O las más sofisticadas: según Bellizi, hace unos años la ciudad de Nueva York patrocinó un programa donde los niños recibían llamadas del ex pelotero de los Yankees Derek Jeter para que levantaran porque “es hora de ir a la escuela”; y también los padres llegaron a recibir certificados de regalo para incentivar que llevaran sus hijos a clases. 

publicidad
“Pero una vez que una escuela mejora sus números, retiran el programa y se lo llevan a otra escuela que registre mayor ausentismo escolar. Entonces las ausencias regresan una vez más”, explica Bellizzi al reiterar la falta de consistencia en programas o iniciativas de esta naturaleza.
El plan de la administración Obama para atajar el ausentismo tiene otros componentes como el lanzamiento de un “toolkit” diseñado para padres y familiares, superintendentes y personal de escuelas, gobiernos y organizaciones sin fines de lucro, entre otros, con información y recomendaciones para atender el ausentismo. También se lanzará una campaña de medios para educar sobre el impacto del ausentismo crónico en la vida y en el desempeño académico de los estudiantes. 

Asimismo, se anunció que desde enero 2016, el Departamento de Educación proveerá asistencia técnica a estados y distritos escolares que deseen implementar o mejorar un sistema de aviso temprano que use data de ausentismo para coordinar intervenciones y apoyar a estudiantes en riesgo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad