null: nullpx
Mara Salvatrucha

Liberan por error a un pandillero de la MS-13 acusado de matar a machetazos a un joven

Ever Morales López estuvo en la calle cinco días, después de que le concedieran la libertad condicional. El FBI logró recapturarlo el 8 de septiembre y ahora está bajo custodia federal.
16 Sep 2020 – 08:17 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un peligroso pandillero de la Mara Salvatrucha (MS-13) fue liberado por error de una cárcel estatal de Nueva York hace unos días, a pesar de tener una acusación pendiente por una supuesta conspiración para asesinar a machetazos a un joven en 2016 entre otros crímenes, reveló el diario New York Post.

Según este medio, Ever Morales López, conocido por los alias ‘Inke’ y ‘White Boy’, un miembro de la clica Hollywood Locos Salvatruchas que opera en la zona de Long Island, salió el 3 de septiembre de una prisión en Comstock, después de que le concedieran la libertad condicional. Sin embargo, las autoridades estatales ignoraron un pedido federal para mantenerlo tras las rejas en espera de otro proceso penal en su contra.

Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) lo ubicaron y arrestaron la semana pasada, doce horas después de que se enteraron del error que cometieron en la cárcel estatal, según el diario.

Morales López estaba en la prisión Washington Correctional Facility cumpliendo una sentencia de más de tres años de cárcel. Se declaró culpable en 2018 por cargos de asesinato, conspiración para cometer asesinato y tráfico de drogas. Por ese caso fue arrestado con otros 16 miembros y asociados de la Mara.

Funcionarios del Departamento de Correcciones y Supervisión Comunitaria de Nueva York no estuvieron disponibles para comentar sobre dicha liberación equivocada, pero un vocero de la dependencia le dijo al New York Post que la confusión se debió a que jamás recibieron una orden física para retener al pandillero por el caso federal.

López ahora se encuentra bajo custodia federal y el jueves pasado el juez Josehp F. Bianco le negó el derecho a salir libre pagando una fianza, argumentando que existe el riesgo de fuga y “dañe a la comunidad”, de acuerdo con documentos judiciales obtenidos por Univision Noticias.

Morales López, un ciudadano estadounidense de 26 años, es mencionado en una acusación federal contra ocho miembros de la Mara Salvatrucha que en julio fue presentada en el Distrito Este de Nueva York del Departamento de Justicia (DOJ). Los señalan de matar a seis personas, dos intentos de asesinato, conspiración para cometer un secuestro, narcotráfico y uso de armas de fuego.


Los fiscales federales alegan que este pandillero participó directamente en el asesinato de Kevin Pineda, un joven de 20 años y quien la clica creía era un miembro de la banda rival Barrio 18. El 21 de mayo de 2016, Morales López y otros mareros llevaron a su víctima a una zona boscosa aislada cerca de la frontera entre Merrick y Freeport, en el condado Nassau. Allí lo mataron a machetazos.

“Cuando Pineda llegó al bosque, fue rodeado y atacado violentamente por los miembros de la MS-13, incluidos dos menores acusados por separado, quienes se turnaron para atacarlo con machetes”, señala una acusación que un gran jurado federal envió al DOJ el pasado 9 de julio.

“El cuerpo de Pineda fue luego enterrado en un hoyo que se había cavado el día anterior, en previsión del asesinato”, agrega el documento.


Según el Departamento de Justicia, estos pandilleros también asesinaron a Oscar Acosta, Josué Amaya Leonor, Javier Castillo, Carlos Ventura Zelaya y Ángel Soler entre abril de 2016 y julio de 2017.

Las autoridades alegan que los líderes de la clica Hollywood Locos Salvatruchas, citados en este caso, tenían comunicación directa con jefes de alto nivel de la MS-13 en El Salvador.

Entre la evidencia colectada hay conversaciones que fueron registrando agentes de la Admnistración para el Control de Drogas (DEA), así como fotografías de un rifle de asalto, pistolas, cargadores y dos machetes que les decomisaron.


Este medio llamó al abogado de Morales López, Peter Quijano, pero no respondió hasta la publicación de esta nota.

Si se confirma que cometió estos crímenes, Morales López, el único de los acusados que está legalmente en EEUU, enfrenta una condena mínima a cadena perpetua y una máxima a la pena de muerte.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés