null: nullpx

Empezando de cero: cómo los latinos se beneficiarían de reformas a las leyes de marihuana

"Siempre he luchado por la justicia racial, y es por eso que tengo la esperanza de que ambos partidos podrán trabajar juntos en la respuesta del gobierno a nivel federal con respecto a la marihuana y concentrar más energía en crear oportunidades para todos, especialmente las empresas de propietarios minorías y los emprendedores"
Opinión
Senador del Partido Demócrata por el estado de Nueva York
2020-12-11T17:21:42-05:00
Comparte
"En un período de tiempo notablemente corto, las opiniones de los estadounidenses sobre la marihuana han cambiado drásticamente" Crédito: Joe Raedle/Getty Images

Es nuestro deber como legisladores asegurarnos que las leyes del país sean justas y no perjudiquen de manera desproporcionada a ciertos grupos de estadounidenses. Por mucho tiempo, las leyes federales que imponen sanciones severas por la posesión de marihuana han descalificado permanentemente a las comunidades minorías, especialmente a los latinos, de ser miembros productivos de la sociedad.

En anticipación de un nuevo congreso, y una administración entrante demócrata, es hora de corregir este error y enfocarnos en poner fin a la prohibición federal de la marihuana, para que los estados tengan autoridad propia de implementar el mejor sistema que funcione para sus residentes.

Después de las elecciones del 2020, ya 15 estados y el Distrito de Columbia han legalizado la marihuana para el uso recreativo de adultos. Ni siquiera hace una década, una idea así habría sido impensable. En un período de tiempo notablemente corto, las opiniones de los estadounidenses sobre la marihuana han cambiado drásticamente. Cuando yo llegué al Congreso por primera vez en el 1981, solo uno de cada cuatro estadounidenses opinaban que la marihuana debería legalizarse. Hoy, ese número ha aumentado a casi dos tercios de los estadounidenses.

Pero bajo la ley federal actual, la marihuana se trata con la misma severidad que drogas mucho más peligrosas, como la heroína. Y la mayoría de las sentencias relacionadas con marihuana no le caen con el mismo peso a todos: según un informe en el 2018 publicado en The New York Times, los latinos fueron arrestados por cargos de marihuana de bajo nivel cinco veces más que personas blancas. No tiene sentido que miles de estadounidenses sigan viendo su historial personal dañado permanentemente por algo que la mayoría de los estadounidenses no creen que debe ser calificado como un crimen.

Y a pesar de que la marihuana legalizada es una de las industrias con crecimiento más rápidas del país, los latinos y otras comunidades de minorías étnicas y raciales, enfrentan obstáculos que los negocios con propietarios blancos no enfrentan, como por ejemplo el requisito en muchos estados de tener antecedentes penales limpios antes de abrir una tienda. Eso significa que, si bien los negocios blancos pueden hacerse ricos en esta industria, es más probable que a los latinos se les impida acceso a estas oportunidades.

Esto no sólo es un error, es también profundamente injusto. Debilita nuestro sentido básico de igualdad a oportunidades que sirve como pilar del estilo de vida estadounidense.

En el 2018, fue un orgullo ser el demócrata de más alto rango en proponer un proyecto de ley para poner fin a la prohibición federal de la marihuana y permitir que cada estado decida finalmente cómo trataría la marihuana por su propia cuenta. Mi propuesta haría inversiones específicas, que son necesarias para proteger la salud y la seguridad pública y garantizar que los miembros de todas las comunidades puedan participar en la nueva y próspera economía de la marihuana.

La semana pasada, la cámara de representantes, bajo el liderazgo de mis compañeros neoyorquinos, los congresistas Jerry Nadler y Hakeem Jeffries, dio un gran paso similar para arreglar nuestras políticas anticuadas de marihuana al aprobar la Ley MORE, que de manera similar pondría fin a la prohibición de la marihuana a nivel federal e incluye otras disposiciones para nivelar el campo de juego para los negocios de marihuana. Estos proyectos de ley son parte de un movimiento más amplio para corregir las desigualdades en la justicia penal y brindar oportunidades comerciales accesibles para todos.

En la nueva sesión del congreso, debemos seguir avanzando en esta dirección. Siempre he luchado por la justicia racial, y es por eso que tengo la esperanza de que ambos partidos podrán trabajar juntos en la respuesta del gobierno a nivel federal con respecto a la marihuana y concentrar más energía en crear oportunidades para todos, especialmente las empresas de propietarios minorías y los emprendedores. Estos principios básicos de imparcialidad y oportunidad son fundamentales para nuestros valores en este país, y me agrada ver que seguimos progresando hasta pronto lograr este objetivo.

Nota : La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


Comparte

Más contenido de tu interés