Ola de Frío

Cambio abrupto sin precedentes: de frío extremo a clima de primavera

Los severos efectos del vórtice polar llegan a su fin a partir de este viernes, pero los números del termómetros no subirán gradualmente. En cuestión de días la diferencia será drástica y esto trae sus propios peligros. Por eso las autoridades advierten que aunque suban las temperaturas, hay que estar preparado para lo que viene: inundaciones repentinas, ruptura de vías y cañerías, entre otros.
1 Feb 2019 – 2:15 PM EST

Luego de una semana en la que las frías temperaturas rompieron récords y en algunos lugares del Medio Oeste del país bajaron tanto como 56 grados Fahrenheit bajo cero, afectando al menos nueve estados y paralizando el transporte aéreo y terrestre, la peor parte de la tormenta invernal provocada por el vórtice polar está llegando a su fin. Pero no acabará de manera gradual.

Durante los últimos dos días los termómetros han batido al menos 160 récords, según el Weather Channel, y se atribuye a esto la muerte de al menos 21 personas en diferentes ciudades. Sin embargo, se pronostica que lo que viene es también inédito: el rápido derretimiento de la nieve podría no tener precedentes y el cambio drástico de pasar de ropa térmica a pantalones cortos podría ocasionar sus propios problemas.

En imágenes: El helado vórtice polar se desplaza hacia la costa este de EEUU

Loading
Cargando galería


"Creo que nunca ha habido un caso en donde hayamos pasado por un cambio (tan grande) en temperaturas" en el invierno, dijo Jeff Masters, director de meteorología de la firma Weather Underground. "Olas de frío récord anteriores no se han disipado tan rápido... Aquí estamos pasando a temperaturas primaverales".

En Illinois, uno de los estados más impactados, las temperaturas podrían subir 80°F en cuestión de días. Este cambio de clima abrupto también aumentará los riesgos de inundaciones, como por ejemplo en Michigan, donde el derretimiento de la nieve, la lluvia y un atasco de hielo de 17 millas de largo en el río Muskegon podrían causarlas.

Alrededor del centro norte del país, el pronóstico de clima más cálido sin duda ocasionará más rupturas en vías y cañerías.

Este jueves el vórtice polar se movió hacia el este, provocando condiciones árticas en una región que abarcaba desde Buffalo hasta Brooklyn. En el occidente de Nueva York, una tormenta que dejó 20 pulgadas de nieve y temperaturas bajo cero.

El sistema avanzará hacia el norte, camino a Canadá, y se espera que regrese probablemente a finales de febrero, pero ya con menor intensidad, de acuerdo a los meteorólogos. Pero los cambios de los próximos días serán muy bruscos.

"Prepárense para serias subidas y bajadas en el mundo de las temperaturas. En las ciudades gemelas (Minneapolis y Saint Paul) irá de los -25 esta mañana a por encima de los 45 el domingo y volverá a los -10 para el próximo miércoles en la noche (o cerca de 125 grados en cambios de temperatura en los próximos 7 días", advirtió el Servicio Nacional del Clima.

No se ha terminado el peligro

El drástico cambio de temperatura será un alivio del gélido frío que obligó la a suspensión de clases, cierre de negocios y paralización de trenes. Sin embargo, aparecerán baches en vías y puentes debilitados por el ciclo de deshielo. El mismo ciclo puede provocar que cañerías y tuberías se rompan. A muchos vehículos se les saldrá el aire de las llantas y se doblarán los rines.

Joe Buck, quien dirige el servicio de grúas Schmit en Minneapolis y pasó unas 20 horas al exterior esta semana atendiendo llamadas de vehículos averiados, dijo a la agencia AP que ya recibe llamadas para recoger el lunes un retraso de cientos de vehículos parados.

"El domingo estaremos a 39 Fahrenheit sobre cero", resaltó Buck, quien ha operado 18 grúas día y noche con sensaciones térmicas que bajaron a -50° F.

Las autoridades también advierten sobre carreteras resbaladizas y demora en los traslados por esta razón, además del tráfico que provocarán las inundaciones en lugares donde el hielo se derrita rápidamente. Otro peligro es la caída de témpanos de hielo que se hayan formado en edificios.

"Las temperaturas van a subir a 70-60 grados en algunos lugares, un cambio drástico en temperaturas. Por eso queremos pedirle a la población que esté preparada y tengan un plan, que no piensen que porque subió la temperatura ya pasó la emergencia o ya están seguros", aseguró Daniel Llargués, portavoz de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), en entrevista con Univision Noticias.

"Lagos y ríos en el Noreste y Medio Oeste del país se congelaron totalmente. Cuando suben las temperaturas ese hielo se tiene que derretir y se tiene que ir a algún lado, entonces puede que se den inundaciones repentinas", agregó.

Publicidad