null: nullpx
Nutrición

¿Quiere mejorar su calidad de vida y llevar una vida sexual más placentera? La clave está en las calorías que consume

Desde la calidad del sueño hasta relaciones sexuales más gratificantes, son varios los aspectos de su vida que pueden mejorar al disminuir su consumo calórico, según una investigación reciente.
22 May 2016 – 12:35 PM EDT

Si reduce el porcentaje de calorías de su dieta diaria, su vida puede cambiar para bien. Mejoraría su estado de ánimo, tendría menos estrés, dormiría mejor y hasta aumentaría su deseo sexual, y no hablamos de hacer una dieta estricta: con solo reducir 12% de la ingesta calórica se pueden notar cambios importantes, tenga o no tenga sobrepeso. Así lo sugiere una investigación divulgada recientemente por la revista Jama International Medicine.

Corby Martin, director de ciencias conductuales y epidemiología del Centro de Investigación Biomédica Pennington en Baton Rouge y autor principal del etudio, considera que los resultados que obtuvieron son interesantes y novedosos, por muchas razones. “ Los participantes estaban sanos al comienzo de la investigación, por lo tanto, hemos visto mejoras en personas que ya tenían una buena calidad de vida. Quienes tienen una buena calidad de vida tienen menos posibilidades de mejorarla, pero un montón de posibilidades de que empeore, y solo se observaron efectos positivos”, dijo el académico a Univision Noticias.


Para llegar a estos resultados, trabajaron con dos grupos de adultos (38 años de edad, en promedio) que tenían un ligero sobrepeso; a un grupo se le pidió que redujera el porcentaje de calorías que ingería a diario, al otro no se le exigió ningún cambio en su dieta. El grupo que no disminuyó la ingesta calórica no presentó cambios significativos, mientras que los otros “restringieron su ingesta calórica en un 12%, en promedio, por más de 2 años, bajaron el 10% de su peso y mejoraron su salud y calidad de vida”, explicó Martin. Estos hallazgos contrastan con la creencia de que al bajar el consumo calórico en el menú diario se experimenta irritabilidad o desnutrición.

Los especialistas observaron los cambios biológicos esperados cuando se lleva una dieta baja en calorías, como menos azúcar en la sangre, buen nivel de colesterol y una mejor presión arterial. Y fueron los mismos participantes quienes les hicieron ver que las mejoras iban más allá, al reportar cambios directamente relacionados con su bienestar: su estado de ánimo mejoró (incluso en trastornos como depresión), así como la calidad del sueño.

Una mejor vida sexual fue otra de las novedades que reportaron los participantes del estudio; afirmaron tener mayor deseo sexual y relaciones más placenteras. Para definir y comprobar esas posibles mejoras en la libido y el sexo, los investigadores evaluaron aspectos como sus fantasías sexuales, comportamiento sexual y experiencia, orgasmos y deseo sexual. Al final, cada aspecto logró una valoración positiva.


En busca de la dieta ideal

La muestra del estudio estuvo integrada por 220 personas sanas, con un índice de masa corporal de entre 22 y 28 (a partir de 30 se considera obesidad, según los CDC). Para Martin, esto indica que las personas con sobrepeso también lograrían mejorar su calidad de vida, si llevan una dieta con menos calorías, pero aclara que los cambios en la alimentación no deben hacerse a la ligera.

“Si se quiere hacer dieta, lo ideal es tener el visto bueno de su médico y, de ser posible, buscar orientación de algún dietista. Los profesionales de la salud pueden ayudar a determinar la mejor dieta, según las necesidades individuales y estilo de vida de cada persona”, explicó. Para los investigadores, todos los cambios definidos en su estudio se traducen en una vida más feliz para las personas que reducen las calorías, así estén en buena condición física.

Publicidad