publicidad
La ensalada, el lugar perfecto para mezclarlo todo, pero ten cuidado con los ingredientes que seleccionas.

Estas ensaladas tienen más calorías que la pizza

Estas ensaladas tienen más calorías que la pizza

Suelen ser el comodín de quienes quieren adelgazar ahora en el mes de enero, pero pueden ser engañosas. ¿La razón? A veces los aliños y aderezos pueden aumentar sustancialmente su contenido calórico.

La ensalada, el lugar perfecto para mezclarlo todo, pero ten cuidado con...
La ensalada, el lugar perfecto para mezclarlo todo, pero ten cuidado con los ingredientes que seleccionas.

Hubo un tiempo en que creímos que la ensalada era un valor seguro. Una alternativa sana y ligera a la comida basura, la mejor opción en el mostrador de la cafetería del trabajo. Ya no, o no siempre. Ahora sabemos que hay ensaladas que engordan tanto o más que una porción de pizza, que suele tener unas 250 calorías.

La culpa de que las ensaladas engorden la tienen los aliños y esos añadidos alegres como los croutons de pan, el crispy chicken, las virutas de parmesano, sobre todo cuando son industriales. He aquí el drama de las ensaladas empaquetadas, que nada de lo que ves ahí dentro es sano, ni siquiera la lechuga. Además pueden llevar grasas trans, aceites vegetales, altísimas cantidades de sodio, azúcar y conservantes.

Una César con pollo.
Una César con pollo.
  • Ensalada César

La receta original se prepara con lechuga, pan frito, queso parmesano, y un aliño de ajo, yemas de huevo, salsa Worcestershire y aceite. La versión popular usa un aliño de mayonesa y pollo o tocineta, algunas añaden anchoa.

publicidad

Un plato de ensalada César ronda las 500 calorías, el doble que una porción de pizza. Y puede tener más, como esta del Wendy’s, que llega a las 720 calorías.

Huevo picado, mayonesa y perejil.
Huevo picado, mayonesa y perejil.
  • Ensalada de huevo

Huevos cocidos y mayonesa, un poco de vinagre o limón, sal y pimienta. Nada sospechoso en esa mezcla, aunque sí calórico, pues un plato puede tener más de 400 calorías y aún más si es comercial.

A favor de esta ensalada hay que decir que suele ser solo un acompañamiento, por lo que las calorías se reducen. Además, la batalla del huevo y el colesterol parece que está superada, así que lo único que puede hacer de esta ensalada algo más que un plato delicioso y calórico es que la compres preparada y aparezcan misteriosamente unos gramos de azúcar y unos conservantes en la mezcla.

Manzana, apio, mayonesa y una cama de lechugas.
Manzana, apio, mayonesa y una cama de lechugas.
  • Ensalada Waldorf

Manzana, apio, uvas, nueces, mayonesa y unas hojas de lechuga. Fruta, verdura y algo de grasa, un mix perfecto, aunque calórico. 100 gr de esta ensalada tienen unas 120 calorías, así que una ración completa supera las 350.

Pero tiene manzana y también uvas. Y nueces, fuente de grasas beneficiosas para la salud, y apio, que es dirético y aporta fibra.

En la ensalada de pasta cabe todo.
En la ensalada de pasta cabe todo.
  • Ensalada de pasta

Depende mucho de los ingredientes, pero una ensalada de pasta de cereales refinados, maíz, tomate, aceitunas, atún y aliño de aceite y vinagreta italiana (aceite, vinagre de módena y hierbas aromáticas) ronda las 450 calorías.

Los carbohidratos refinados no son el mejor de los combustibles, pero siempre se puede sustituir la pasta blanca por pasta completa. El resto de los ingredientes son sanos y no excesivamente calóricos. Siempre que el aliño no sea de bote, lo que le añade aceites vegetales y sodio y azúcar.

Ensalada de McDonalds.
Ensalada de McDonalds.
  • Ensalada de kale de McDonalds

Escribir McDonalds al lado de ensalada ya predispone para lo peor. El recorrido por las ensaladas de cadenas de comida rápida que son más un pozo negro que una fuente de nutrientes es extenso, pero el colmo llegó con la ensalada de kale de McDonalds.

Esa hoja verde de la familia de la col es el alimento milagro del momento. Abunda en dietas de adelgazamiento, dietas para mejorar la salud, dietas para rendir mejor en el deporte. Y de pronto McDonalds se hace eco de la tendencia pervirtiéndola hasta que aporte más calorías que una hamburguesa Big Mac.

Esta es la paradoja de la ensalada, ese supuesto alimento comodín para estar sano que puede ser, en realidad, una bomba calórica y un plato donde se entremezclen nutrientes naturales con azúcares y frituras. Pero hay remedio: cocinar más.

Un poco de movimiento para combatir el sedentarismo
publicidad