null: nullpx
Drogas

Decía que llevaba 'piezas de plástico' en su camión, pero transportaba un enorme alijo de droga

El chofer Carlos Gerardo Symonds Saavedra fue detenido bajo sospecha de transportar 5,528 libras de metanfetamina, una de las mayores cantidades que se han decomisado en este país, reportaron las autoridades.
9 Ago 2021 – 02:46 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Agentes federales que inspeccionaron un camión de carga que el jueves pasado ingresó a California por una garita fronteriza detectaron un paquete que contenía metanfetamina. Le metieron un dispositivo de rastreo GPS, lo cerraron y le dijeron al chofer que podía continuar su camino.

Este manejó hasta un estacionamiento comercial privado en Otay Mesa, en el condado de San Diego. Dejó las llaves del vehículo debajo de la tapa del motor y se alejó unos 300 pies, donde fue arrestado por policías que lo habían seguido desde que salió de la zona de inspección de la garita de esa misma localidad.

Al hacer una revisión detallada, las autoridades descubrieron que el camión transportaba uno de los mayores alijos de metanfetamina que se hayan incautado en este país: 5,528 libras de esa droga, que por su apariencia también es llamada ‘hielo’ y ‘cristal’.


Entre los decomisos recientes que han reportado las fuerzas de seguridad en años recientes, sería el más grande. A finales de 2019 se informó que incautaron 5,000 libras del narcótico en Texas y, en octubre pasado, hallaron alrededor de 3,000 libras en un semirremolque que también llegó a la garita de Otay Mesa.

Sobre la confiscación que se realizó la semana pasada, la acusación indica que el chofer, el mexicano Carlos Gerardo Symonds Saavedra, solicitó entrar a Estados Unidos asegurando que llevaba “piezas de plástico” a una bodega en Otay Mesa, cerca del punto de control. Se formó en el carril 9.

Pero los agentes aduanales recibieron una alerta generada por una computadora y enviaron el vehículo a una segunda inspección. Una máquina de rayos X detectó anomalías entre la carga y un perro policía terminó por despejar las sospechas. Cuando encontraron uno de los paquetes con la droga decidieron colocar un aparato de geolocalización para seguir al chofer.


Symonds Saavedra fue arrestado tras dejar la mercancía ilícita alrededor de las 10:11 pm. Además del enorme alijo de ‘cristal’, en el camión había 114 libras de fentanilo (52 kilos).

Durante un interrogatorio el chofer “admitió que se suponía que debía recibir un pago monetario por el contrabando de narcóticos a través de la frontera”, señalan los documentos judiciales.

Esta operación ha sido catalogada por funcionarios federales como un “logro significativo” en un período en el que han aumentado las muertes por consumo excesivo de droga en todo el país.

“Esta incautación es un golpe para los carteles y además una victoria en la lucha contra las muertes por sobredosis de metanfetamina y fentanilo que asolan nuestro condado”, dijo John W. Callery, encargado en San Diego de la Administración para el Control de Drogas (DEA), en un comunicado.

Por su parte, Cardell T. Morant, titular en esa jurisdicción de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), advirtió que los narcos no cesarán por este revés que han recibido. “Si bien esta incautación de drogas es significativa, sabemos que estas organizaciones criminales transnacionales continuarán traficando ilegalmente sus drogas ilícitas a través de nuestra frontera”, señaló.

El acusado, Symonds Saavedra, enfrenta un cargo por importación de una sustancia controlada. Si es declarado culpable recibiría una condena mínima obligatoria a 10 años de prisión y una máxima de cadena perpetua, así como una multa de 10 millones de dólares.

Los carteles mexicanos están moviendo cargas más grandes en camiones que cruzan las garitas, lo cual se confirma en el tamaño de los decomisos, por el cierre parcial de la frontera debido a la pandemia, según la DEA.

Antes de que se incrementaran los contagios del nuevo coronavirus, el método al que más recurrían era ocultar unas cuantas libras de droga en vehículos particulares y bajo las prendas de vestir de personas que entraban a pie al país, lo que se conoce como “operación hormiga”.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés