null: nullpx
Alemania

"Tendré que vivir con esto durante un tiempo": la canciller alemana decide sentarse en eventos públicos para evitar nuevos espasmos

En el último mes Angela Merkel ha presentado tres incidentes de espasmos en actos oficiales. Sin embargo la diplomática señaló que se encuentra bien de salud.
11 Jul 2019 – 3:25 PM EDT

Luego de sufrir un nuevo episodio de espasmos durante un evento diplomático esta semana, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo estar bien de salud, pero señaló "tendrá que vivir con eso por un tiempo”.

Este jueves, Merkel participó sentada en el recibimiento con honores militares de la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, en una ceremonia celebrada en Berlín, un día después de que la canciller sufriera un nuevo episodio en un evento similar.

Fue la tercera ocasión en menos de un mes que Angela Merkel presenta este tipo de padecimiento, lo que ha generado preocupación por su salud.

En una rueda de prensa, la jefa del gobierno alemán explicó que el primer incidente del 18 de junio pasado durante el recibimiento con honores militares al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, pudo haber sido causado por deshidratación y los otros son resultado de un impacto psicológico del mismo. Sin embargo, comentó “no hay nada de que preocuparse”.

Después del evento, Merkel esquivó la pregunta de un periodista alemán sobre si había consultado a sus médicos y, de ser así, cuáles fueron los resultados.

"Se puede asumir que, en primer lugar, soy consciente de la responsabilidad de mi oficina y actúo en consecuencia, también en lo que respecta a mi salud. Y, en segundo lugar, puedes asumir que también tengo un gran interés personal en estar saludable y cuidar mi salud", afirmó la canciller.

Merkel, quien cumplirá 65 años la próxima semana, también ha mantenido un calendario completo últimamente, asistiendo a una cumbre del Grupo de los 20 en Japón y una cumbre maratónica de la Unión Europea. Además se tiene previsto que este domingo asista al desfile militar de Francia.

Los tres incidentes en los que todo el cuerpo de Merkel se sacudió en público tuvieron lugar cuando se quedó quieta sin hablar, y terminó inmediatamente una vez que comenzó a caminar.


El entorno político de Merkel se ha alejado en gran medida del asunto o, si lo ha abordado, ha expresado su apoyo a la forma en que la canciller lo ha manejado.

En Alemania la salud de las figuras públicas se considera generalmente como un asunto privado y las leyes del país son muy estrictas con respecto a dicha información personal.

Mira también:

En fotos: El primer encuentro entre Ángela Merkel y Donald Trump

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AlemaniaAngela MerkelPolíticaSalud
Publicidad