null: nullpx
Francia

Corte ordena reanudar tratamientos para un hombre en estado vegetal tras una batalla legal entre sus familiares y el gobierno francés

Lambert, un francés de 42 años sufrió en 2008 un accidente automovilístico que lo dejó cuadraplégico. Su caso ha sido centro de debate en Francia y ha llevado a la división de su propia familia.
20 May 2019 – 4:28 PM EDT

El Tribunal de Apelación de París ordenó reanudar los cuidados de alimentación e hidratación que deben mantener con vida a Vincent Lambert, un ciuddano de origen francés que se encuentra en estado vegetativo y que durante la mañana de este lunes fueron interrumpidos, hasta que un comité de las Naciones Unidas se pronuncie sobre el caso.

En el texto difundo por los medios de comunicación franceses dice: "El tribunal ordena al Estado francés [...] adoptar todas las medidas para que se respeten las medidas provisionales solicitadas por el Comité Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad el 3 de mayo de 2019 que tienden a un mantenimiento de la alimentación y la hidratación" de Vincent Lambert. El caso del hombre en estado cuadraplégico ha dividido a su familia y a la sociedad francesa.

La historia de Vincent Lambert

Vincent Lambert, un francés de 42 años ha pasado más de una década en estado cuadraplégico. Durante las primeras horas del lunes 20 de mayo y tras una batalla legal los cuidados médicos del paciente le fueron retirados.

Fue a través de un correo electrónico que el doctor Vincent Sánchez, jefe de la unidad en donde está hospitalizado Lambert, anunció a los familiares el inicio del protocolo de fin de vida.

El francés sufrió en 2008 un accidente automovilístico que lo dejó con daños cerebrales irreversibles y tras una última decisión del Consejo de Estado francés los médicos decidieron suspender los cuidados que recibe desde hace más de diez años.

El caso fue objeto de fallos judiciales que llegaron hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos quien confirmó la decisión de un tribunal francés de permitir que el señor Lambert pierda el soporte que lo mantiene con vida. Sin embargo, los médicos en ese momento no llevaron a cabo la acción.

Una tragedia que divide a la familia

Lambert se ha convertido en un símbolo en el debate sobre la eutanasia y la muerte digna en Francia que ha dividido a su propia familia.

Los padres de Vincent Lambert, son católicos fervientes, y se han opuesto firmemente a poner fin a la vida de su hijo y han recurrido sistemáticamente las decisiones judiciales de cesar los cuidados médicos.

El sábado, enviaron una carta al presidente francés Emmanuel Macron solicitándole que interviniera para mantener a su hijo con vida.

Este lunes el mandatario francés escribió un mensaje en Facebook en donde comentó que "no le corresponde a él suspender la decisión que fue tomada entre sus médicos y su esposa, que es su tutora legal".


El papa Francisco también pidió este lunes 'proteger la vida' a través de un mensaje en un tuit que hace referencia al caso de Lambert:

"Roguemos por cuantos viven en estado de grave enfermedad. Custodiemos siempre la vida, don de Dios, desde el inicio hasta su fin natural. No cedamos a la cultura del descarte", escribió el papa argentino en sus cuentas de Twitter en seis idiomas.



Rachel, esposa de Lambert y cinco de sus hermanos y un sobrino han comentado a los medios franceses que Vincent no hubiera querido ser mantenido con vida a través de máquinas por lo que han luchado desde hace varios años para desconectarlo tras haber denunciando la utilización de terapias que no curan al paciente y que solo prolongan su vida. Sin embargo Lambert no dejó algún tipo de escrito.


¡Son unos monstruos!

En declaraciones a la agencia AFP tras anunciarse la interrupción de los cuidados médicos, Jean Paillot, el abogado de los padres de Vincent Lambert dijo: "Es una vergüenza, un escándalo absoluto, ni siquiera los padres pudieron besar a su hijo".

La madre de Vincent, Viviane de 74 años, gritó " ¡Son unos monstruos!" cuando se encontraba frente al hospital de Reims donde esta internado su hijo.

"Quiero ver a mi hijo antes de que se vaya a dormir"dijo Viviane en declaraciones a los medios.


Durante el mes de abril fue validada la interrupción de los cuidados médicos por el Consejo de Estado que prevé que se apagarán las máquinas que hidratan y alimentan a Vincent Lambert quien también será sedado "de forma profunda y continua hasta su muerte" y le administrarán analgésicos como medida de precaución. Según los médicos, ante estas condiciones Vincent Lambert fallecería en unos días o una semana.

La ley francesa permite la llamada "eutanasia pasiva" para pacientes gravemente enfermos o lesionados que no tienen posibilidad de recuperación, en la que se cortan los medios para mantener a alguien con vida.

Manifestaciones frente al Ministerio de Salud

La noche de este lunes, cientos de personas marcharon en París desde el Ministerio de Salud al Elíseo para reclamar un "indulto presidencial" para Vincent Lambert, cuyo cese de atención para mantenerlo vivo comenzó en contra de la petición de sus padres.

Los manifestantes se lanzaron poco antes de las 9 de la noche y sostuvieron algunas pancartas que decían: "El valor de una civilización se mide por el respeto que le da a los más débiles". Algunos coreaban frases como: "Vida para Vincent", "Vincent está vivo", "Sánchez asesino", apellido del médico del hospital de Reims que en abril de 2018 firmó la solicitud de interrupción de los tratamientos.

La decisión de la Corte de Apelaciones de París ha dado un nuevo giro al caso de Vincent Lamber. La noche de este lunes, Viviane, la madre de Vincent, aclamó y llamo "una gran victoria". Por su parte el abogado de la familia Jean Paillot describió la decisión como una "victoria extraordinaria, ganamos", en una entrevista concedida a la televisora francesa BFMTV.


La fiesta del último adiós de una enferma terminal que optó por la muerte asistida

Loading
Cargando galería


Publicidad