null: nullpx
Inmigración

Viñedo de Trump en EEUU también contrata indocumentados

No solo en los campos de golf sino también en los viñedos de Donald Trump, en Charlottesville, Virginia, se recluta a inmigrantes indocumentados, según relataron varios de ellos en exclusiva a Univision Noticias.
Read this story in English
2 May 2019 – 7:14 PM EDT

La cuenta de inmigrantes hispanos que aseguran haber trabajado sin documentos legales para la Organización Trump, sigue creciendo.

Univision Noticias logró entrevistar en exclusiva a siete de ellos que afirman haber contribuido con su arduo trabajo a producir el vino Trump en el estado de Virginia, de sol a sol y sin el pago de horas extras.

“Yo llevo aquí seis o cinco años’’, dijo uno de los trabajadores que asegura que fue contratado tras presentar documentos falsos que no fueron verificados.

El inmigrante, que pidió no ser identificado para evitar represalias, nos hizo un recorrido por el viñedo, y con orgullo mostró el campo donde trabaja todos los días.

Con su trabajo y el de otros inmigrantes se hace posible la elaboración de más de 40,000 cajas al año del vino marca Trump.

El trabajador dijo que al iniciar sus labores presentó una tarjeta de Social Security “chueca’’. Según él, durante todos sus años en el viñedo la empresa no confirmó la autenticidad de estos documentos.

“Nunca me han pedido nada, si no ya no estuviese aquí’’, agregó.

Otro trabajador del mismo viñedo, que también pidió mantenerse en el anonimato para evitar represalias, piensa que la empresa se hace la desentendida.

“Sí, saben que uno es indocumentado, porque pues si usted ve los papeles que uno entrega del Social Security, es algo falso’’, dijo. “El proceso es simple. Te dan tu aplicación, te buscan la manera de cómo llenarla’’, agregó.


El viñedo de Trump es el más grande en Virginia y en sus campos se cultivan cepas que elaboran vinos espumosos, rosados, blancos y tintos. Los vinos Trump han recibido varias medallas y premios. Los vinos espumosos Trump ganaron la Copa Monticello al mejor vino de la zona de Charlottesville en 2014 y 2015, y el Sauvignon Blanc de 2016 ganó una doble medalla de oro en el Concurso Internacional de Vinos de San Francisco.

En los terrenos del viñedo funciona un lujoso hotel en el que parte del trabajo también depende de indocumentados, según lo afirman dos exempleadas hondureñas que trabajaron en el lugar.

Marlly Peña recuerda que en el 2015, cuando era madre soltera, la necesidad la obligó a comprar documentos falsos y a buscar trabajo en la propiedad del entonces magnate y candidato presidencial Donald Trump.


“Quiero que empiece tal día”, le dijeron cuando la entrevistaron para el puesto, sin solicitarle sus documentos, dijo.

Marlly llevaba más de cinco años trabajando en un hospital limpiando las oficinas de doctores, y ganaba 13 dólares la hora. Cuando escuchó que en la propiedad del magnate necesitaban mano de obra, no dudo ni un segundo en buscar empleo allí y renunció.

El encargado de contratarla le dijo que la necesitaba de emergencia, pero cuando se enteró del sueldo se decepcionó.

“Yo fui con la esperanza de que iba a ganar bien’’, indicó. Al ser un hotel lujoso pensó que mejorarían sus ingresos. Sin embargo, solo le pagarían 10 dólares la hora, cuando estaba acostumbrada a ganar 12 dólares en empleos anteriores.

Además de la decepción económica, explicó, hubo una pérdida de ilusiones, porque ella esperaba conocer de cerca a Donald Trump.

Cuando tuvo la oportunidad de hacerlo, una de sus supervisoras le prohibió acercarse al multimillonario. Sólo pudo fotografiarlo en la distancia. Marlly afirma que desconociendo las restricciones, se le acercó a Trump pero el empresario no le prestó atención.

Martha Peña, prima de Marlly, dice que ella entraba a las siete de la mañana y que no tenía un horario de salida.

“En el hotel el trabajo era arriesgado... no teníamos un carrito para transportar las sábanas ni los químicos a las habitaciones. Teníamos que cargarlo todo en brazos. El ascensor no funcionaba’’, afirmó quien en el pasado había trabajado en el campo recolectando fresas.

Su prima Marlly dice que cada vez tenían más quehaceres.

”Mi supervisora quería que yo le limpiara el cuarto personal de ella, la cocina, que le lavara su ropa y que también limpiara el gimnasio. Ya no tenía fuerzas’’, dijo Marlly.

Son cosas que no se saben, según Martha, porque no se denuncian por temor a perder el trabajo o a la deportación.

“Yo pienso que la gente está cansada de ver tanto maltrato y tanto abuso, se tiene que decir lo que está pasando porque él puede ser reelegido’’, agregó.

Entre los abusos, sostuvo Martha, está la falta de beneficios como vacaciones y seguro médico.

"Horas extras no había, al menos cuando yo trabajé, beneficios tampoco... si te enfermabas no te pagaban".

Sobre el tema de los beneficios hay distintas versiones. Sólo dos de los cuatro inmigrantes que entrevistamos que aún trabajan allí, indicaron que en la actualidad reciben beneficios como vacaciones y seguro médico. Los otros dos dijeron que no recibían.

Como premio consuelo últimamente en el viñedo Trump se distribuyen vales como con una leyenda que dice: “Te apreciamos’’. Es una invitación gratuita para almorzar con la foto de Erick Trump, presidente del viñedo.

A los trabajadores les quedó un sabor amargo del viñedo. Todos los exempleados entrevistados por Univision han renunciado no por problemas relacionados con su estatus migratorio, sino porque dicen que no soportaron más las condiciones de trabajo.

“Que Dios me ayude’’, dijo Marlly. “Yo no sé cómo lo voy a hacer, pero allí no vuelvo’’.

Nota: La Organización Trump no ha respondido un cuestionario sobre los casos del viñedo en Virginia. En una respuesta al diario The Washington Post a una solicitud de reacción a la nota para televisión de Univision, que salió al aire el jueves, la Organización dijo que el reporte “está desinformado’’ y que su viñedo está inscrito en E-Verify, un programa federal que averigua si las nuevas contrataciones tienen permiso o no para trabajar legalmente en el país.


Mira también:


En fotos: Mar-A-Lago, la "Casa Blanca" de fin de semana de Trump

Loading
Cargando galería
Publicidad