null: nullpx
Reforma Migratoria

Senadores reviven proyecto de ley Dream Act que incluye la ciudadanía para los dreamers

Dos exintegrantes del denominado 'Grupo de los Ocho' que en el 2013 redactó y aprobó un plan de reforma migratoria, revivieron este jueves un viejo proyecto que, de ser aprobado por el Congreso, legalizaría a por lo menos dos millones de dreamers.
4 Feb 2021 – 08:04 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Dos exintegrantes del denominado Grupo de los Ocho que en 2013 redactó y aprobó un plan de reforma migratoria, revivieron este jueves un viejo proyecto que, de ser aprobado por el Congreso, permitiría legalizar a por lo menos dos millones de dreamers.

Los senadores Dick Durbin (demócrata por Illinois) y Lindsey Graham (republicano por Carlina del Sur), revivieron una iniciativa que fue presentada por primera vez en el Congreso en 2001, pero el debate se detuvo por falta de apoyo en ambas bancadas.

La nueva versión, Ley del Dream Act 2021 asoma dos semanas después de la toma de posesión de Joe Biden, quien entre sus planes incluyó una reforma migratoria y un trato preferencial para los dreamers, beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) y trabajadores indocumentados esenciales.

“A todos los #Soñadores, déjenme decirles que pasar el #DreamAct sigue siendo mi máxima prioridad. Este es el año. Ahora es el momento”, escribió Durbin en su cuenta de la red social Twitter.

Por su parte, Graham dijo en un comunicado que le gustaría aprobar el Dream Act no como un proyecto de ley independiente, sino como parte de un paquete integral de inmigración.

"Creo que será un punto de partida para que encontremos avances bipartidistas que brinden alivio a los dreamers y también reparen un sistema de inmigración que no funciona", indicó.

De qué se trata

La iniciativa bipartidista incluye un camino para legalizar a jóvenes que ingresaron al país antes de cumplir los 16 años, llevan tiempo en Estados Unidos y carecen de antecedentes criminales, entre otros requisitos.

Una vez obtenida la residencia legal permanente (Green Card), los beneficiarios de la iniciativa podrán pedir la ciudadanía cuando cumplan con los requisitos establecidos por la ley de inmigración.

El paquete integral mencionado por Graham se refiere a una reforma migratoria que incluye a la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

El 20 de enero, cuando Biden asumió el Control de la Casa Blanca, dio a conocer los principios migratorios de su gobierno, entre los que se incluye un plan de reforma similar al aprobado por el Senado en el 2013, pero que fue detenido por el entonces liderazgo republicano de la Cámara de Representantes.

El plan de Biden incluye una residencia provisional por cinco años al término de los cuales los beneficiarios calificarán para la residencia permanente (Green Card). Tres años después los inmigrantes podrán solicitar la ciudadanía por naturalización.

Los dreamers, titulares de TPS y trabajadores esenciales obtendrían de inmediato la Green Card, señala el plan.

Aplauden la iniciativa

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) dio la bienvenida a la presentación del proyecto de ley de los senadores Durbin y Graham.

"Encuesta tras encuesta ha demostrado un tremendo apoyo bipartidista para los dreamers y las reformas que los pondrán en el camino hacia el estatus permanente y, en última instancia, la ciudadanía en el único país al que llaman hogar”, dijo Jennifer Minear, presidenta de AILA.

“La Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) ha dado a muchos miembros jóvenes, talentosos y contribuyentes de nuestras comunidades un respiro temporal de la deportación, pero la seguridad limitada que ofrece no puede conferir la estabilidad que brinda el estatus legal permanente”, indicó.

El programa DACA citado por Minear fue creado por el expresidente Barack Obama en 2012 por medio de una orden ejecutiva. El beneficio otorga un amparo temporal de deportación y una autorización de empleo.

En 2017 el entonces presidente Donald Trump lo canceló, pero tras una larga batalla judicial la Corte Suprema en junio del año pasado lo mantuvo vivo.

“Paso prometedor”

Como un “paso prometedor” calificó Tom Jawetz, vicepresidente de Política de Inmigración del Center for American Progress (CAP), la presentación del proyecto de ley para los dreamers.

“Celebramos la reintroducción del Dream Act para asegurar protecciones permanentes y un camino hacia la ciudadanía para las personas indocumentadas y los beneficiarios de DACA”, agregó. Jawetz dijo que la aprobación del Dream Act agregaría aproximadamente $22,700 millones de dólares anuales al Producto Interno Bruto de Estados Unidos” y que después de dos décadas de largas batallas “ya es hora de que este proyecto de ley se convierta sea aprobado” en ambas cámaras del Congreso.

La organización FWD.us, creada por los líderes de la industria de alta tecnología, le dio la bienvenida al proyecto y pidió al Congreso debatirlo y aprobarlo cuanto antes.

“La introducción del proyecto de ley es una buena noticia y, si se convierte en ley, proporcionaría un camino bien merecido hacia la ciudadanía para los dreamers que llaman su hogar a Estados Unidos”, dijo Todd Schulte, presidente de FWD.us.

“Es urgente aprobar este proyecto de ley en las próximas semanas, dado que el programa DACA sigue bajo una amenaza legal inminente y millones de dreamers corren el riesgo de ser deportados”, apuntó.


A su vez, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) dijo que el proyecto de ley era “un importante paso hacia la ciudadanía para los 11 millones de personas indocumentadas en los Estados Unidos”.

“La reintroducción del Dream Act es un reconocimiento importante de que millones de personas indocumentadas en nuestro país deberían poder vivir sus vidas libremente y con un camino hacia la ciudadanía sin temor a ser deportadas lejos de sus seres queridos”, dijo Naureen Shah, asesora principal de defensa y políticas de ACLU.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés