null: nullpx
Selección México

Rescatan a 338 migrantes centroamericanos que viajaban escondidos en cinco camiones en el sur de México

Los migrantes, 181 adultos y 157 menores, fueron encontrados en cinco autobuses en el sureño estado mexicano de Chiapas. Las autoridades detuvieron a 15 personas que transportaban a los centroamericanos, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de violación a la Ley de Migración.
2 Abr 2019 – 2:53 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.-Las autoridades mexicanas rescataron a 338 migrantes centroamericanos a bordo de cinco autobuses en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, en el estado suroriental de Chiapas, según informó el lunes la Fiscalía General de la República (FGR).

Los migrantes, 181 adultos y 157 menores, entre hondureños, guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses además de un cubano, eran trasladados en cinco autobuses de pasajeros, señaló la FGR.

Durante el rescate la FGR detuvo a 15 personas que transportaban a los centroamericanos, por su probable responsabilidad en el delito de violación a la Ley de Migración.

De acuerdo con la investigación, la Policía Federal Ministerial (PFM) recibió una denuncia en la que les indicaron que "un grupo de hombres trasladaba inmigrantes por caminos de terracería" (sin pavimentar).

En la operación, los policías confiscaron tres radios de comunicación, un ordenador portátil y seis teléfonos móviles, además de cinco autobuses de pasajeros y tres vehículos particulares, que posiblemente eran usados para custodiar el traslado de los migrantes.

Los migrantes recibieron atención integral, médica y psicológica, y fueron enviados al Instituto Nacional de Migración (INAMI) en Chiapas. Por su parte, los detenidos quedaron a disposición del Ministerio Público Federal, que continúa la investigación.

Desde mediados de octubre de 2018, miles de migrantes, en su mayoría hondureños y salvadoreños, iniciaron un éxodo en grupo para sentirse más seguros durante su paso por México, con el objetivo de llegar a Estados Unidos.


El 23 de marzo pasado una caravana formada por más de 1,200 migrantes inició una caminata por el sureste de México tras pasar dos meses varados en el estado de Chiapas a la espera de que les otorgaran una tarjeta de visitante por razones humanitarias.

Y el 28 de marzo se conformó una nueva caravana hacia el norte de México con unos 1,800 migrantes, la gran mayoría cubanos, luego de que el INAMI cerrará temporalmente sus oficinas en Tapachula y Suchiate.

Miles de indocumentados cruzan cada año el territorio mexicano rumbo a Estados Unidos, pero durante la travesía están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas.

Más contenido de tu interés