null: nullpx
Frontera EEUU México

¿Por qué la Patrulla Fronteriza prefiere que sus futuros agentes no hayan salido de EEUU?

Entre los múltiples requisitos de esta agencia para que sus aspirantes entren a un proceso de selección acelerado está tener “limitados viajes al extranjero”. Quienes han estado en otros países se someten a una investigación más estricta que se puede extender incluso por meses.
Read this story in English
4 Abr 2019 – 11:51 AM EDT

Cada solicitante de empleo en la Patrulla Fronteriza recibe un grueso cuestionario en el que debe poner su información personal, como el lugar de nacimiento, historial laboral, escolaridad y domicilios en los que ha vivido en años recientes, pero también le piden que acepte si ha tenido problemas financieros, consume drogas o tiene parientes criminales.

Al llegar a la página 84 el aplicante debe responder esta pregunta: “¿Ha viajado fuera de Estados Unidos en los últimos siete años?” Si marca la casilla “sí”, entonces no podrá entrar tan rápido a la Patrulla Fronteriza, a pesar de que la agencia continúa sin llenar las 5,000 vacantes que pidió el presidente Donald Trump.

Ese déficit se ha llenado con efectivos de Guardia Nacional y efectivos militares enviados a la frontera sur para responder a la oleada de familias y menores no acompañados de Centroamérica que cruzan la zona limítrofe entre México y EEUU para pedir asilo.

A pesar de esa crisis, la Patrulla Fronteriza sigue considerando en el mismo nivel de importancia que un interesado reporte “limitados viajes al extranjero”, como que no tenga antecedentes penales, deudas, que jamás halla consumido narcóticos y que pase la prueba del polígrafo (también conocida como ‘detector de mentiras’).

No cumplir con cualquiera de estos requisitos deja al aspirante fuera del proceso de contratación acelerado o Fast Track Hiring Process. Se trata de un programa piloto que recién estableció la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) para reducir el tiempo en que sus nuevos reclutas se suman a las labores de vigilancia en la frontera y expandir el tamaño de su nómina.

Pero ¿por qué el gobierno federal da preferencia a los que jamás han salido del país?

“Fast Track no es para todos los solicitantes. Con este programa piloto, la CBP está apuntando a los solicitantes que poseen ciertas características que hacen que sea más probable que puedan pasar por el proceso de solicitud con poco tiempo de procesamiento adicional”, respondió un vocero de la agencia.

“Por ejemplo, aquellos con pocos o ningún problema médico o alguien que pueda ajustar su horario para asistir a un examen de polígrafo con poca antelación, son los candidatos que deben solicitar los puestos de Fast Track”, agregó el portavoz.

Aunque esta respuesta y otras obtenidas por Univision Noticias no logran aclarar la duda sobre los viajes internacionales que han hecho los interesados en ser oficiales fronterizos, se sabe que es parte de la investigación para quienes desean ser parte de una agencia federal del orden o trabajar en la Casa Blanca.

Un funcionario federal que pidió no ser identificado explicó que si un solicitante reconoce que ha paseado fuera del país esto no lo descalifica automáticamente del proceso de selección. Sin embargo, debe someterse a una revisión regular que se extiende incluso por meses.

El cuestionario que entrega la Patrulla Fronteriza trata de indagar hasta por cuatro salidas al extranjero que se realizaron “por otras razones ajenas a los negocios del gobierno de Estados Unidos”.

En dicha sección no solo se hacen las típicas preguntas aduanales sobre el país visitado y el tiempo de estancia, sino que trata de saber si la persona tuvo contacto con espías, criminales o terroristas.

Una de las preguntas que se desglosan en ese segmento es: “¿Fuiste contactado o estuviste en contacto con algún sospechoso de estar involucrado o asociado con organizaciones extranjeras de inteligencia, terrorismo, seguridad o militares?” Otra pide explicar si alguien trató de obtener a través del aspirante información clasificada o desclasificada del gobierno estadounidense.


Pedro Ríos, director del grupo American Friends Service Committe, con sede en California, cree que este cuestionamiento engloba la razón por la cual se investiga a los que con frecuencia han salido de EEUU. El activista duda que el objetivo de la CBP sea contratar ultranacionalistas o intolerantes a otras culturas.

“Es para revisar si la persona puede estar expuesta a corrupción, ver qué tipo de contactos ha tenido con familiares en el extranjero y si tiene negocios en el extranjero. Es parte de una evaluación de 360 grados (completa) para conocer sus intereses en ser parte de una fuerza policiaca federal”, dijo Ríos.

Los desafíos contratando agentes fronterizos

Entre los cambios que recientemente ha hecho la CBP tratando de tener más personal, no se considera eliminar sus averiguaciones sobre los viajes a otros países. Ahora, el tiempo promedio de contratación de dicha dependencia es de 300 días. Su programa piloto Fast Track, anunciado a finales de febrero, trata de reducirlo a un máximo de 120 días.

Varios reportes han señalado los retos que sigue enfrentando la CBP para contratar y retener a sus 19,555 oficiales. Aunque una orden ejecutiva firmada por Trump poco después de su llegada a la Casa Blanca exige agregar 5,000 nuevos efectivos, ese número no se ha alcanzado elevando el presupuesto.

“La CBP sigue por debajo de sus metas de contratación”, reconoció Rebecca Gambler, directora del equipo de Justicia y Seguridad Nacional de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO), en una comparecencia en un comité del Congreso el mes pasado.

Según Gambler, la dependencia cerró el año fiscal 2017 con casi 2,000 agentes por debajo de su nivel mínimo y con 7,000 menos para alcanzar el pedido del presidente Trump. La funcionaria señaló que, en particular, la agencia tiene un déficit de personal en zonas remotas de la frontera.

Esto ocurre a pesar de que cada vez más personas piden empleo a la Patrulla Fronteriza. En 2013, la agencia recibió 27,000 solicitudes y cuatro años después, más de 91,000, según cifras de GAO.

Fotos: ¿Superarías este entrenamiento para ser agente de Patrulla Fronteriza?

Loading
Cargando galería


Al anunciar la aceleración de su proceso de selección, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza celebró que el pasado 30 de septiembre cerró el ciclo fiscal 2018 recibiendo por primera vez en seis años más elementos de los que se fueron por jubilación o buscando una mejor agencia policiaca.

“Históricamente, la CBP se ha enfrentado a varios retos para contratar y retener candidatos adecuados. Algunos de estos factores son únicos, como nuestra responsabilidad de vigilar zonas remotas (…) Nuestro trabajo no es para todos”, expresó Benjamine Huffman, comisionado ejecutivo interino de la CBP al comparecer en un comité del Congreso hace un mes.

Extensas jornadas de trabajo, patrullar solos lugares solitarios y vivir en áreas rurales son algunos de los motivos que desalientan a los agentes, según un reporte de la GAO. El ejemplo perfecto es la estación de la CBP ubicada en Lukeville, una comunidad de Arizona con apenas 50 habitantes, una estación de gasolina y una tienda. Para ir a la escuela y clínica médica más cercanas hay que manejar 39 millas.

“Los oficiales nos dijeron que los agentes tal vez no quieran vivir con sus familias en un área sin un hospital, con escuelas de bajo rendimiento o con traslados relativamente largos desde sus hogares hasta sus estaciones”, cita el informe de la GAO. “Otras agencias del orden a menudo ofrecen lugares de trabajo más deseables, como ciudades grandes, y en algunos casos una compensación más alta”.

En fotos: La vida entre dos muros, la franja que solo habita la Patrulla Fronteriza en California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés