null: nullpx

Pelosi reactiva el problema de los dreamers a la agenda legislativa

En su discurso inaugural como presidenta de la Cámara de Representantes, Pelosi hizo una referencia al problema de DACA y aunque fue breve reanimó a algunos activistas que ven abrirse una oportunidad para solucionar definitivamente su estatus con el nuevo Congreso.
4 Ene 2019 – 2:59 AM EST

En su discurso ante la Cámara de Representantes después de ser elegida como presidenta de ese cuerpo legislativo, Nancy Pelosi volvió a plantear el tema de los dreamers , los jóvenes indocumentados que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños.

“¡Haremos que Estados Unidos sea más estadounidense protegiendo a nuestros soñadores patrióticos y valientes!”, dijo Pelosi retomando un tema que en los últimos meses parecía haber caído en el olvido, en medio de la campaña para las elecciones de mitad de período y otras pugnas entre demócratas y el gobierno de Donald Trump.

Pelosi enfatizó la prioridad legislativa citando un famoso discurso del expresidente republicano Ronald Reagan al decir: "Si alguna vez cerramos la puerta a los nuevos estadounidenses, nuestro liderazgo en el mundo pronto se perderá".

En los comicios de noviembre, los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes tras ocho años en manos republicanas, victoria que se convierte en un duro revés para el gobierno de Trump, quien en la segunda parte su mandato deberá enfrentarse con un Legislativo dividido.

De los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados, unos 800,000 llegaron al país antes de los 16 años y se les conoce como soñadores.


En 2012, el entonces presidente Barack Obama creó el programa de Acción Diferida para los que llegaron en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) para proteger temporalmente a los dreamers de la deportación.

Trump terminó el programa en 2017 pero los tribunales federales han impedido a la Casa Blanca eliminar por completo la protección. A principios de noviembre un panel de tres jueces decidió mantener en vigor el fallo emitido por una corte federal de California en enero, que ordenó al gobierno restituir el programa en los mismos términos en que se encontraba el 5 de septiembre de 2017, cuando fue cancelado. El dictamen del panel concluyó que la decisión del gobierno era "arbitraria, caprichosa y no estaba apegada a la ley".


Sondeos posteriores a las elecciones de medio periodo del pasado 6 de noviembre revelan que la mayoría de los estadounidenses respaldan una iniciativa de ley que incluya disposiciones para proteger a los dreamers. Activistas sobre los derechos de los inmigrantes dicen que ahora es el momento en el Congreso para encontrar una solución permanente para los soñadores.

Nuevo año, nueva oportunidad

“Un nuevo año y una nueva oportunidad para que el Congreso aborde temas importantes. Es clave que Pelosi y otros miembros del Congreso pongan a dreamers e inmigración en la vanguardia de la agenda legislativa”, según Gaby Pacheco, directora de programas de TheDream.US.

“No soy ingenua, he visto rodar esta película durante más de 15 años, pero no podemos dejar que el fuego se apague porque no vemos una oportunidad. Más bien, debemos avanzar porque nunca se sabe cuándo llegará nuestro momento”, añadió.

Algunos demócratas importantes, entre ellos el senador Robert Menéndez (demócrata de Nueva Jersey), han dicho que deberían ofrecer rápidamente un proyecto de ley de inmigración que permita a los demócratas "mostrar lo que representan", como reportó el diario The Washington Post.

No está claro cómo podría darse una solución, ya que algunas voces conservadoras hablan de la necesidad de vincular una solución para el dilema de los dreamers con otras medidas de reforma migratoria, incluida la seguridad fronteriza o el financiamiento del muro de Trump en la frontera con México.


Trump ha vacilado sobre el tema. En un momento parecía favorecer el ‘Dream Act’, una propuesta de legislación bipartidista que incluye las mismas protecciones que DACA y también crea un camino para la ciudadanía o el estado de residente legal permanente si los solicitantes cumplen con ciertos requisitos, como haber vivido en Estados Unidos por un período de tiempo determinado, servicio educativo, laboral o militar. Tomaría por lo menos 13 años para aquellos elegibles para alcanzar la ciudadanía.

Durante las discusiones sobre el presupuesto 2018 Trump propuso legalizar a los dreamers con una multa de 25,000 dólares, para llegar a un acuerdo sobre de un plan migratorio que dejaba fuera de cualquier beneficio a 9.2 millones de indocumentados, entre ellos los padres y familiares de los soñadores. Eso fue considerado inaceptable por los demócratas y los analistas se preguntan si hay aspectos de la aplicación de la ley de inmigración, como mejorar la seguridad en los puertos de entrada fronterizos, que podrían ser aceptados por todos.

Algunos republicanos dicen que la legislación de DACA debería estar vinculada a su propuesta, respaldada por Trump en julio de 2017, que reduciría el nivel de inmigración legal a la mitad.

“Debemos reconocer que la codificación del programa DACA tendrá dos consecuencias negativas: fomentar la futura inmigración ilegal con menores y permitir que esas 800,000 personas obtengan un estatus legal para sus familiares a través de la cadena de migración, que recompensa a las mismas personas que infringieron la ley en la primera y deprime aún más los salarios de la clase trabajadora", según el senador Tom Cotton, republicano de Arkansas.

Historia de la lucha dreamer: estas fotos explican los 5 años de DACA hasta su fin

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés